10 deberes para asegurar el futuro del sector lácteo gallego

Expertos relacionados con el sector lácteo se reunieron este viernes en la Fundación Juana de Vega convocados por la asociación Terra e Leite para realizar propuestas de futuro. He aquí las principales conclusiones

10 deberes para asegurar el futuro del sector lácteo gallego

Participantes en la jornada de Terra e Leite

El sector lácteo gallego representa un 2% del Producto Interior Bruto (PIB) de Galicia, similar al sector pesquero o al conjunto de la cadena de la madera, y es el pilar de la economía en numerosos ayuntamientos, principalmente en las provincias de A Coruña y Lugo.

Conscientes de la importancia estratégica de este sector para Galicia, la asociación Terra e Leite reunió este viernes en la Fundación Juana de Vega a un grupo de expertos para acordar unas “Propuestas para el sector lácteo gallego del futuro”. La representación en esta jornada de trabajo era muy amplia, desde responsables de la industria láctea (Nestlé, Feiraco, Larsa o Goodleit), a ganaderos y representantes del sindicato Unións Agrarias o del ámbito de la investigación (Universidade de Santiago de Compostela, Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo), así como del Ministerio de Agricultura.

La alta especialización de Galicia en el sector lácteo -produce el 38% del total español- la convierte en una excepción en España, y la aproxima más a otros países europeos como Holanda o Irlanda. Y es que mientras que en el resto de España ganaderos e industrias están volcados principalmente en abastecer el mercado interno de su región, especialmente tras la desaparición de las cuotas, la comunidad gallega, claramente excedentaria, debe tener una vocación también exportadora a los mercados internacionales.

En este sentido, las propuestas de los expertos que participaron en la jornada de Terra e Leite para que el sector lácteo sea competitivo en los próximos años se pueden resumir en las siguientes:

1) Ampliar la base territorial: imprescindible para las ayudas de la PAC y para resistir las oscilaciones del precio del pienso y de la leche.

A pesar de ser el principal motor del agro gallego, las algo más de 8.000 ganaderías de vacuno de leche solamente utilizan unas 250.000 hectáreas, lo que representa ni siquiera el 9% del territorio gallego, una base territorial claramente insuficiente para ser competitivas en el futuro que se avecina.

En este sentido, todos los expertos coincidieron en que es imprescindible aumentar la base territorial de las explotaciones lácteas gallegas. Y esto por dos motivos: porque las futuras ayudas de la PAC a partir de 2020 van estar cada vez más ligadas a prácticas medioambientales y a una reducción de la carga ganadera -algo que cada vez demanda más el contribuyente europeo-, penalizando por tanto a las ganaderías más intensivas. Y también porque cuanto más alimentos propios produzca una explotación, y menos dependiente sea de los forrajes y los piensos comprados, más rentable será a medio-largo plazo.

A este respecto, el papel de la Xunta de Galicia es clave para lograr que las ganaderías de vacuno tengan más superficie, ordenando los usos de las tierras, ejerciendo un papel realmente activo para poner las tierras abandonadas a disposición de quienes las necesitan y sancionando a quienes las forestan ilegalmente. Se considera, por tanto, urgente un pacto por el territorio en Galicia.

2) Se prevé que los precios de la leche y de los concentrados seguirán estables en la próxima década.

Las perspectivas de la Comisión Europea de los precios de la leche para el período 2016-2026 son de una horquilla de entre 32 y 34 céntimos el litro, pero sujetos a una gran variabilidad según la evolución del mercado internacional.

En cuanto al precio del concentrado las previsiones son que se mantenga estable en entre los 260 y los 280 euros la tonelada.

Las previsiones de la Bolsa de Chicago, donde se negocian los precios de la leche a futuros, son también de estabilidad: 329 euros la tonelada para septiembre de 2019, frente a los 339 euros actuales.

previsons_leite_sineiro leche_chicago

3) Es necesario fomentar la instalación de industrias lácteas en Galicia porque el 44% de la leche gallega sale de la comunidad sin transformar

Galicia produce el 38% de la leche de España pero solamente representa el 16% de las ventas del sector lácteo español y el 10% del empleo. La razón: la gran mayoría de los 2,6 millones de toneladas de leche que se producen en Galicia son destinadas a envasar como leche líquida, un producto de bajo valor añadido y cuyo consumo está en retroceso, sin visos de que se vuelva a recuperar.

Pero además, en 2016 el 44% de la leche gallega se envió directamente en cisternas para transformar en otras Comunidades, un porcentaje en aumento y mayor de lo que se creía. En este sentido, se considera imprescindible que la Xunta trabaje por la instalación en Galicia de industrias lácteas de capital propio o foráneo. “Hay que industrializar en Galicia ese millón de toneladas que sale para fuera en cisternas, y a poder ser con industrias que apuesten por la exportación”, subrayó uno de los ponentes.

 A quien le va mejor es a las industrias lácteas que trabajan varios derivados lácteos y que se dirigen a los mercados internacionales

Ante esta situación se destacó la necesidad de seguir apostando por estrategias de revalorización de la leche líquida, de potenciar los quesos con DO y de poner en marcha proyectos industriales para exportar leche en polvo, quesos y otros derivados lácteos, ya que fuera de la UE es donde está el mayor potencial de crecimiento del mercado.

A este respecto, se destacó que las industrias lácteas que más crecieron en los últimos años son aquellas que trabajan con una amplia gama de derivados lácteos, no solo leche en brick, y que son capaces de exportarlos a otros países.

Galicia debe apostar por la exportación de derivados lácteos y por productos de más valor añadido

El consumo interno de leche líquida en España está estancado y solo se prevé que crezca en quesos y en yogures.

En cuanto al mercado internacional, en la próxima década el consumo de productos lácteos seguirá aumentando, pero menos, y se concentrará especialmente en África, India y Asia. Las previsiones también apuntan a que se estancará el consumo de leche líquida y aumentará el de quesos, postres lácteos y mantequilla.

Además, el consumo de productos lácteos de valor añadido ligados a la producción ecológica o a la diferenciación (por ejemplo, vacas alimentadas en base a pastos) se prevé que seguirá aumentando en los próximos años.

En este sentido, los expertos reunidos por Terra e Leite defendieron que sin renunciar a seguir aumentando la presencia en el mercado español, tanto a través de derivados lácteos como de leche líquida, Galicia debe orientarse también a competir en los mercados exteriores con estrategias bien planificadas y apostando por una estrategia multiproducto.

4) Los explotaciones ganaderas se deben dotar de un colchón para la época de vacas flacas.

A medio plazo es imprescindible que las ganaderías de vacuno de leche creen una reserva de dinero de las épocas de precios buenos de la leche para hacer frente a las épocas de crisis y poder acometer inversiones (estudiando en estas últimas si son realmente necesarias y su viabilidad).

También ese colchón les debe servir para substituir la mano de obra familiar por trabajadores asalariados, y para tener condiciones económicas y de calidad de vida atractivas que faciliten el relevo generacional.

5) Es necesario aprender a convivir con fuertes oscilaciones en los precios de la leche y de las materias primas.

En un mercado desregulado es previsible que las crisis de precios de la leche de 2014 y 2015 se vuelva a producir debido a desajustes entre producción y consumo. Así, factores como un descenso de la demanda de China, que compra 1/3 de las exportaciones de productos lácteos del mundo, o un aumento de la oferta de leche en Australia o Nueva Zelanda, debido a una buena temporada de pastos pueden volver a hacer bajar notablemente los precios de la leche.

6) El ganadero se debe implicar más allá del tanque

Los ganaderos deben implicarse en los proyectos industriales de transformación de la leche, ya que eso les permitirá obtener mejores retribuciones en épocas de buenos precios y resistir mejor los períodos de crisis.

7) Industrias lácteas y ganaderos deben ponerse de acuerdo de hacia donde quieren ir en Galicia

Los ponentes coincidieron en que, además de la estrategia particular de cada industria, el propio sector (industrias y ganaderos) debería ponerse de acuerdo sobre la estrategia que debe tener Galicia para competir en el mercado global. Es una iniciativa que debe partir del propio sector y en la que la Xunta debe asumir un papel de liderazgo. “Industrias lácteas y ganaderos deben ponerse de acuerdo de hacia donde quieren ir, y la administración debe facilitar y apoyar esos objetivos del sector”, destacó Josefa Lueso Sordo, subdirectora general de Productos Ganaderos del Ministerio de Agricultura.

Se pusieron los ejemplos de Irlanda (volcada en la mantequilla y la leche de pastoreo), Reino Unido (con una estrategia centrada en la revalorización de la leche pasteurizada), Italia (fomento de sus quesos con Denominación de Origen) o Francia (centrada en una estrategia de productos lácteos de valor añadido).

8)Relevo generacional en las explotaciones lácteas.

Son numerosas las ganaderías que, a pesar de ser rentables y de tener mucho capital invertido, cierran por falta de relevo generacional, muchas veces porque los propios ganaderos educan a sus hijos para que no sigan en el negocio.

En este sentido, se deberá trabajar a nivel social para prestigiar el trabajo de ganadero y de agricultor. También se deben cometer importantes mejoras en la formación, con una orientación más práctica y ligada a estancias en ganadería. Es decir, formar más para ser gerentes de explotaciones, y no tanto para trabajar de comerciales o asesores. Y por último innovar para que aquellas personas ajenas al sector, pero con formación y motivación, se puedan tomar el relevo en las explotaciones que no tienen continuidad en la propia familia.

Para ello es imprescindible crear condiciones atrayentes (tanto económicas como de días libres) para que haya relevo generacional, así como mantener y dotar de servicios públicos al medio rural.

9) Los índices cada vez estarán más presentes en las ganaderías.

No solamente los índices de reproducción y de producción de leche, sino sobre todo aquellos que cada vez demanda más el consumidor para adquirir el producto y el contribuyente para apoyar que se destinen ayudas a los ganaderos.

Algunos de estos índices que se implantarán en los próximos años son de autosuficiencia alimentaria, de uso de antibióticos, de eficiencia en la utilización de agua o de huella de carbono y que cada vez estarán más presentes en la información del brik de leche o del queso.

10) Los asesores ganaderos independientes cobrarán cada vez más importancia.

En las últimas décadas en España el asesoramiento público -y por tanto, independiente- de los antiguos agentes de extensión agraria ha sido reemplazado por el asesoramiento comercial. En este sentido, los participantes en la jornada de Terra e Leite coincidieron en la importancia que tendrán los asesores independientes, que acuerden y comportan con el ganadero o grupo de ganaderos que los contraten, un plan estratégico integral para sus explotaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información