2.444 explotaciones gallegas y solo 72 asturianas tuvieron que cumplir con la diversificación de cultivos en 2015

Se refleja en el informe del FEGA sobre el primer año de aplicación del greening. La Xunta optó por realizar el control entre mayo y septiembre, mientras que Asturias decidió hacerlo en período invernal

Publicidade
2.444 explotaciones gallegas y solo 72 asturianas tuvieron que cumplir con la diversificación de cultivos en 2015

En Galicia se redujo el cultivo de maíz forrajero a consecuencia del greening

Un total de 2.444 explotaciones ganaderas gallegas tuvieron que cumplir en el 2015 con la diversificación de cultivos del llamado pago verde o greening, una cifra cifra contrasta con las 72 explotaciones asturianas que tuvieron que hacerlo.

Así se pone de manifiesto en el informe que acaba de publicar el FEGA sobre el primer año de aplicación en España del greening, una exigencia de la PAC que obliga a que los produtores con más de 10 hectáreas siembren al menos dos cultivos -3 si el productor tiene más de 30 hectáreas-, sin que ninguno de ellos supere el 75% de la superficie.

Sin embargo, la distinta aplicación del greening en Asturias y en Galicia por sus respectivos gobiernos autonómicos lleva a que los resultados sean bastante dispares.

En concreto, la Xunta de Galicia interpretó el pasado año que esa diversificación de cultivos se tendrá que aplicar entre mayo y septiembre, lo que en la práctica limitó el cultivo del maíz forrajero en 2.444 explotaciones al 75% de superficie de cultivo. Sin embargo, el Gobierno del Principado de Asturias interpretó que las disposiciones de la UE permiten que sea válido el cumplimiento de los requisitos del ‘greening’ en el periodo invernal, cuando muchas explotaciones ya suelen sembrar praderas temporales tras la cosecha de maíz. El resultado es que solamente 75 explotaciones asturianas tuvieron que cumplir el requisito de diversificación de cultivos (45 a dos cultivos y 28 a tres).

En concreto, en Galicia el pasado año un total de 1.893 explotaciones fueron obligadas a diversificar dos cultivos sobre 32.946 hectáreas, y 551 explotaciones tuvieron que realizar diversificación de tres cultivos sobre 25.840 hectáreas.

Quedaron exentos de cumplir con las obligaciones del pago verde un total de 17.807 explotaciones -con 47.811 hectáreas de tierras de cultivo- por tener menos de 10 hectáreas de superficie. Por otros motivos quedaron exentas 1.995 explotaciones, prácticamente el mismo número que en Asturias (1.921), a pesar de que Galicia casi triplica en número de explotaciones al Principado.

El Ministerio considera que el primer año de aplicación del pago verde fue “satisfactorio”

RESULTADOS_PAGO_VERDE_GREENING_2015

Por otra parte, el MAGRAMA considera que primer año de aplicación en España del pago verde “ha de considerarse satisfactorio” en términos medioambientales. “Si bien no se ha producido un incremento relevante de las superficies de los grandes cultivos, existe un aumento de la superficie cultivada de determinadas proteaginosas y leguminosas, así como de las tierras dedicadas al barbecho”, valora el Ministerio.

En lo que se refiere a los cultivos fijadores de nitrógeno, un total de 711.241 Ha se han
utilizado para el cómputo de SIE en 2015, algo que también se valora como positivo. Ha aumentado fundamentalmente el cultivo de veza, guisantes y habas.

Por otra parte, cabe señalar la contabilización como SIE de 975.494 Ha de barbecho sin
producción, cuyas implicaciones medioambientales son, asimismo, en materia de
biodiversidad, relevantes.

 

Descarga aquí el informe completo del FEGA sobre el primer año de aplicación del pago verde en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información