88 cámaras para vigilar más de la mitad del territorio gallego y prevenir incendios forestales

La Consellería de Medio Rural, en colaboración con la AMTEGA, ya tiene instaladas y en funcionamiento 88 cámaras de videovigilancia que permiten monitorizar en tiempo real más de 1,5 millones de hectáreas, el 54% del territorio de Galicia. El objetivo: mejorar la lucha y la prevención de los incendios forestales

Publicidade
88 cámaras para vigilar más de la mitad del territorio gallego y prevenir incendios forestales

Toda la red de 88 cámaras está controlada las 24 horas del día desde lo Centro de Coordinación de Incendios Forestales de Galicia,

La Consellería de Medio Rural, en colaboración con la AMTEGA, ya tiene instaladas y en funcionamiento 88 cámaras de videovigilancia que permiten monitorizar en tiempo real más de 1,5 millones de hectáreas, el 54% del territorio de Galicia. El objetivo: mejorar la lucha y la prevención de los incendios forestales mediante el uso de las nuevas tecnologías, pero también actuar como elemento disuasorio para los incendiarios.

Estas cámaras detectan cambios de temperatura, sonidos o movimientos enviando toda la información a los profesionales de la lucha contra el fuego. Así, no sólo detectan de forma temprana los fuegos forestales sino que también aportan valiosa información sobre los posibles incendiarios.

Todas ellas conforman la Red de Vigilancia de los Espacios Forestales de Galicia y los aparatos se localizan especialmente en parroquias de alta actividad incendiaria, un total de 77, tal y como se señala en el Plan de Prevención y Defensa Contra los Incendios Forestales de Galicia ( PLADIGA) para este 2018. Su ubicación exacta es secreta para evitar sabotajes.

Por tanto, las cámaras, tanto de imagen fija como de vídeo, están localizadas en zonas estratégicas del territorio y avisan automáticamente en caso de detectar un fuego. A la hora de establecer su colocación, se tuvo en consideración el hecho de que proporcionen cobertura visual de las zonas en las que se registra una mayor actividad incendiaria.

Con estas cámaras los agentes del servicio de extinción disponen de información previa antes de atacar el fuego

Los objetivos principales de la red son la vigilancia remota y servir de apoyo en la extinción de incendios. Así, en caso de detectarse un fuego, el sistema aportación al personal del Servicio de Lucha contra los Incendios información visual en directo sobre el avance y las condiciones del incendio y permite geoposicionar el punto que se está visualizando en cada momento. De este modo, la red de cámaras de videovigilancia ofrece un mecanismo de apoyo a la toma de decisiones por las autoridades y personal técnico competentes para movilizar y gestionar medios y recursos para las labores de extinción.

Toda la red de 88 cámaras está controlada las 24 horas del día desde el Centro de Coordinación de Incendios Forestales de Galicia, situado en Santiago de Compostela, y que controla en tiempo real la evolución de los fuegos y los medios de lucha antiincendios en la Comunidad. Gracias a las cámaras, los agentes y técnicos forestales acceden en tiempo real a las imágenes de los montes, incluso a través de teléfonos y tablets, lo que mejora considerablemente las labores de control de los incendios.

 La Xunta no descarta ampliar en una segunda fase a cobertura de esta red de cámaras

En el desarrollo de esta red colaboran la Consellería de Medio Rural, la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia ( Amtega) y Retegal, que articula la puesta en marcha y mantenimiento de esta Red de Vigilancia de los espacios forestales hasta el año 2022 con una inversión de 2.026.000 euros.

En una segunda fase, y en base a las necesidades detectadas por los equipos forestales, se definirá la ampliación de la cobertura de la red. Además, la medida que la evolución tecnológica ofrezca nuevas soluciones, se analizará la posibilidad de incorporar innovaciones en este campo que mejoren la eficacia del dispositivo o permitan avanzar en la detección temprana de fuegos.

Características técnicas: Cámaras resistentes a temperaturas extremas y con visión nocturna

Se trata de cámaras de vigilancia PTZ, con seguimiento automático, en las que el sonido, el movimiento, los cambios de temperatura –o una combinación de estos factores– activa la cámara, el enfoque y cambios en el campo de visión.

Entre las características técnicas de las cámaras de imagen fija se encuentran la existencia de sensores, barrido progresivo, un determinado campo de visión horizontal y vertical, enfoque e iris automáticos, modo día/noche o filtro de infrarrojo removible automáticamente en modo nocturno. También se valoraron, en la contratación del servicio, otras condiciones, como la capacidad de zoom, la iluminación mínima o la velocidad de obturación.

En cuanto a las cámaras de vídeo, se establecieron características mínimas respecto de su resolución, velocidad de imagen, transmisión de vídeo, la existencia de múltiples secuencias configurables individualmente, así como parámetros de imagen tales como compresión, color, brillo, nitidez, contraste, compensación de contraluz automática, etc.

Otras funcionalidades tienen que ver con la detección de movimiento por vídeo, detector de impactos, grabación en red, carga de archivos a través de diversos sistemas y correo electrónico y temperatura de funcionamiento (de entre -40º C y 50º C). Además, se determinaron características como la existencia de un sistema de eliminación de gotas de agua y limpieza de visores o el peso máximo (sin herrajes), que no puede exceder de 15 kilos.

Un helicóptero de coordinación que ofrece imágenes en tiempo real y georreferenciadas

Helicóptero de coordinación da loita contra os lumes forestais

Helicóptero de coordinación da loita contra os lumes forestais

Otro importante avance tecnológico que incorpora la Consellería de Medio Rural este año para luchar contra los incendios forestales es un helicóptero de coordinación, que ofrece imágenes en tiempo real y georreferenciadas.

El aparato, con base en Silleda, permite comprobar la situación de un determinado fuego sobre el plano y su evolución, lo que supone una importante ayuda para la toma de decisiones en el momento de la extinción.

De esta forma, este helicóptero ofrece datos clave para orientar las labores del dispositivo y la gestión de los incendios, en particular en el caso de los grandes fuegos, que resultan más complicados de atajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información