La revisión catastral deja sin becas de estudios a los hijos de ganaderos

La convocatoria del Ministerio de Educación marca un límite para el valor de las fincas rústicas que excederán la mayoría de las explotaciones tras incluirse en el Catastro las granjas y naves. Unións Agrarias pide que el Ministerio modifique ese criterio

Publicidade
La revisión catastral deja sin becas de estudios a los hijos de ganaderos

Unións pide un cambio en los criterios de concesión de becas.

Cuando se finalice en Galicia la actualización del Catastro de Rústica, ahora en revisión, el valor catastral de las granjas, naves agrarias e invernaderos pasará a incorporarse de manera formal al patrimonio de agricultores y ganaderos, tanto a lo que estén en activo como a los jubilados. Esa inclusión en el patrimonio de las granjas, que antes no se venían considerando a efectos de Catastro, tendrá consecuencias directas para los hijos e hijas de los profesionales del campo, pues les impedirá el acceso a las becas de estudio del Ministerio de Educación. Unións Agrarias demanda la inmediata modificación de la norma.

«Es falso que tener una nave ganadera, muchas veces con deudas, suponga un privilegio que haga innecesarias las becas»

La convocatoria 2015 de becas de estudios establece que, para optar a una bolsa, la suma de los valores catastrales de las fincas rústicas de la unidad familiar, dividida entre el número de miembros de la familia, no puede superar los 13.130 euros por cada miembro computable. Es decir, por ejemplo, una unidad familiar de cuatro miembros que tenga instalaciones ganaderas valoradas en 100.000 euros tocaría a 25.000 euros por persona, con lo que superaría ampliamente el límite marcado por Educación.

La revisión catastral se está acometiendo en Galicia desde hace un par de años. Ya hay concellos en los que concluyó y otros en los que está en marcha. Desde Unións Agrarias señalan que en los concellos donde finalizó la revisión, se dieron ya casos de hijos de ganaderos que perdieron la beca en el curso 2015-2016, un problema que se podría extender para los próximos cursos.

Valoracións
«El límite establecido por Educación es un absurdo» -valora el secretario de Desarrollo Rural de Unións, Jacobo Feijoo-. «Es falso que el hecho de contar con una nave en el patrimonio de la explotación, muchas veces en situación de grave endeudamiento o de falta de rentabilidad de la actividad agroganadera, suponga ninguna situación de privilegio económico que haga innecesaria la beca», critica. «Al contrario, la situación de crisis por la que pasa el sector agrario hace precisas las becas para que los hijos de los ganaderos puedan tener acceso a la Educación en condiciones de igualdad con cualquier ciudadano del ámbito urbano”.

Unións Agrarias pide una urgente corrección de los criterios del Ministerio para evitar que la discriminación en la concesión de becas se repita en la convocatoria 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información