Acuerdo histórico para revalorizar la carne de Ternera Gallega del campo al supermercado

Industrias cárnicas, supermercados y ganaderos, con el aval de Medio Rural, firman un protocolo para que cada parte de la cadena perciba precios que estén por encima de los costes de producción, de forma que queden márgenes de beneficio para granjas, mataderos y distribución

Acuerdo histórico para revalorizar la carne de Ternera Gallega del campo al supermercado

Firmantes iniciales del acuerdo, esta tarde en Santiago.

El sector gallego de vacuno de carne ha culminado esta tarde un acuerdo que se llevaba forjando con discreción desde hace más de tres meses. Industrias cárnicas, cadenas de distribución y Unións Agrarias firmaron un protocolo que se presenta como histórico. Todas las partes se comprometen a una revalorización en cadena de la carne de la IGP Ternera Gallega, desde el campo hasta el supermercado.

El acuerdo cuenta con el aval de la Consellería de Medio Rural, que acogió esta tarde la firma del pacto, y con el apoyo de la propia Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega. En el trasfondo del acuerdo están los últimos dos años de dura crisis que arrastra el vacuno de carne, con bajos precios derivados de la Covid y con un importante aumento de los costos de producción en los últimos meses.

Implicación de industrias y supermercados
La falta de rentabilidad de las granjas constituía un riesgo a medio plazo para el conjunto del sector, por lo que se tomó conciencia de la necesidad de revalorizar los precios que se pagan en el campo. El director de Novafrigsa, Secundino Grobas, que habló en el acto de hoy en representación de las industrias, destacó que estamos ante “el comienzo de una nueva etapa en la que se tiene que valorizar el producto como lo que es, un producto gallego de calidad”. “Siempre dijimos que vivimos de los clientes (los supermercados), pero sin los productores que hay en Galicia no seríamos nada”, reconoció Grobas.

Por parte de las cadenas de supermercados, habló Santiago Codesido, director comercial de Gadis, quien destacó que el acuerdo busca acabar “con la destrucción de valor de la carne a lo largo de la cadena, de forma que cada parte cobre como mínimo sus costos de producción”.

Junto con Gadis y Novafrigsa, también firmaron hoy el acuerdo otras cadenas de la distribución, como Vegalsa-Eroski, Froiz, Carrrefour o Alcampo; así como industrias cárnicas como Frilea o Baixo Miño, entre otras. A partir del lunes, se espera que el resto de industrias y cadenas de la distribución completen la firma del compromiso.

Márgenes de beneficio y promoción de la Suprema
En representación de las granjas de vacuno de carne firmó hoy el acuerdo Unións Agrarias. Su secretario general, Roberto García, destacó que “tras más de tres meses de conversaciones discretas con las industrias y con la distribución, aplazando las protestas que teníamos planificadas, llegamos a un acuerdo que garantizará que las granjas cobran por encima de los costos de producción y que tendrán un margen de beneficio”, destacó.

García incidió en que el acuerdo llegará acompañado de una campaña de promoción “en la que se hará partícipe al consumidor” de la diferencia entre las dos gamas de carne de la IXP, Ternera Gallega Suprema, la producida por las granjas con vacas nodrizas, y Ternera Gallega, producida en cebaderos.

Campaña de promoción
Esa campaña de promoción fue confirmada por el conselleiro de Medio Rural, José González, que anunció una partida para este año de 1,4 millones de euros para la promoción de la carne de Ternera Gallega en toda España. González destacó que Galicia es la primera comunidad en firmar un acuerdo de este tipo y recordó que Ternera Gallega es el buque insignia de la carne de vacuno en España, pues representa más del 50% de la carne de vacuno con IGP que se vende en el país.

El conselleiro incidió en la legalidad del protocolo que firman todas las partes y subrayó que, «para tranquilidad de todos», se remitirá el protocolo firmado a la Comisión Gallega de la Competencia, con la petición de que se pronuncie sobre el mismo. Tras la firma de hoy, el conselleiro destacó que a partir del lunes se convocaría al resto de agentes del sector, de cara a que no queden partes descolgadas del acuerdo.

En el medio plazo, Medio Rural se propone también elaborar un estudio de costes del vacuno de carne que pueda servir de referencia para toda la cadena. Lo hará por medio del Observatorio Gallego de Calidad Alimentaria, en proceso de creación.

Valoración de la IGP
El protocolo firmado hoy supone un espaldarazo para la potenciación de la Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega, que si bien mantiene cifras anuales de crecimiento en ventas, con más de 100.000 canales selladas cada año, venía atravesando un par de años con dificultades de precios para las granjas.

Desde la IGP, su presidente, Jesús González, agradeció la voluntad de todas las partes en llegar a un acuerdo, así como la «voluntad de consenso» en un momento que es «difícil para todos» por circunstancias como la Covid, el aumento de costos o la guerra de Ucrania.

Queda por ver ahora como este acuerdo se traslada a la práctica en una progresiva revalorización de los becerros en el campo, si bien desde el sector productor se pronostican importantes aumentos en los próximos meses, a medida que se pongan en marcha las campañas de promoción anunciadas.

Ayudas directas
En el acto, el conselleiro recordó asísmismo que Europa viene de concederle a España una partida de 63,5 millones para compensar al campo por el aumento de costos de producción. «Desde la Xunta ya le trasladamos al Ministerio que el vacuno de leche y el vacuno de carne tienen que ser sectores prioritarios en estas ayudas. También nos ofrecimos a complementar la financiación europea y la estatal con fondos propios», subrayó González.


Pisarse las mangueras

La firma del acuerdo para revalorizar la carne de Ternera Gallega llega justo un día después de que los ganaderos de la asociación Gandeiros galegos de Suprema desconvocaran el bloqueo que tenían ante los mataderos. Esa coincidencia levantó suspicacias en el sector, pues hay quien entiende que el acuerdo es fruto de la protesta liderada por la asociación de ganaderos.

Lo cierto es que, tal y como se explicó en el acto, el acuerdo es consecuencia de una negociación de más de tres meses entre industrias cárnicas, cadenas de distribución y Unións Agrarias, con la participación de la Xunta, que actúa como garante del cumplimiento del protocolo. El compromiso se podía haber firmado hace 15 días, pero el cierre de los últimos adherentes retrasó la firma. Entonces arrancó la huelga de transportes, que unida al bloqueo de los mataderos, obligó en las últimas semanas a posponer el acto hasta hoy.

Durante ese tiempo, los productores de Gandeiros galegos de Suprema protagonizaron una movilización que también merece el reconocimiento de histórica. Con una situación complicada en las granjas de bajos precios y aumentos de costos, los productores se unieron para bloquear los mataderos durante diez días, con presencia día y noche en algunos de ellos, caso del de Nova Frigsa. Fue una presión que no tiene precedente en el sector de vacuno de carne.. Con esa acción, la asociación demostró su fuerza y su capacidad como instrumento útil para sus granjas socias, que se unieron para buscar una solución que ahora parece llegar con el acuerdo firmado hoy.

Más allá de la ridícula pelea por ver quién es el bombero que apaga el fuego, lo verdaderamente importante es que el fuego se apague. Para eso, sería conveniente que los bomberos no se vuelvan a pisar las mangueras entre sí, ya que si uno deshace lo que el otro quiere hacer y viceversa, el fuego será complicado de controlar.

¿Y cómo evitan los bomberos pisarse las mangueras?. Pues normalmente hablan y se comunican. Igual es una solución un poco loca para el campo, donde con frecuencia las nuevas asociaciones de ganaderos, surgidas en los últimos años, no quieren saber nada de los ‘sindicatos’ agrarios. Los critican, con mayor o menor justicia, por los muchos errores que perciben que cometieron, y los acusan de estar politizados, subvencionados o directamente vendidos, entre otras lindezas.

En los ‘sindicatos’ u organizaciones agrarias, tampoco despiertan excesivas simpatías las asociaciones de productores, pues sienten que estas asociaciones los desprecian y que no les reconocen su papel de representación ante las Administraciones ni los logros y aciertos que también tuvieron y tienen. El presente acuerdo parece en principio uno de ellos, a la espera de ver cómo se concreta.

Así las cosas, los problemas de fondo siguen ahí. ¿Cómo mejorar precios?, ¿cómo bajar costos de producción, cómo ser más eficientes?. Esas son las cuestiones que preocupan a las granjas y a las que organizaciones agrarias, asociaciones, cooperativas y Administraciones tienen que dar respuesta.

El camino para todo eso parece pasar por una mayor profesionalización de las granjas y de las propias asociaciones, organizaciones agrarias y cooperativas. De cara al futuro, el reto para todas ellas es mejorar los servicios que le dan a los productores.

Entre esos servicios, estará previsiblemente la negociación en conjunto de precios y de volúmenes de producción con las industrias cárnicas. Para esa función, están creándose las organizaciones de productores de vacuno de carne, tanto por parte de organizaciones agrarias, caso de la que prepara Unións, como previsiblemente por parte de distintas asociaciones de productores.

Cada granja es libre de estar en una asociación, en una organización agraria o de simultanear ambas, de estar también en una cooperativa o no, de participar de una organización de productores o no, o de, directamente, no estar en ningún lado e ir absolutamente por libre. Es lo bueno que tienen las democracias.


Nota: Información actualizada a las 23.45 h.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información