Advirten de una “tormenta perfecta” para los productores de carne de pollo y de pavo por la subida del pienso y de la electricidad

La Asociación Interprofesional Española de Carne Avícola (AVIANZA) advirte de la “tormenta perfecta” para las granjas avícolas españolas debido al fuerte encarecimiento del pienso, la subida del coste de la electricidad y la bajada de un 16% en los precios de la carne de pollo y de pavo. La organización calcula que los productores podrían perder máis de 300 millones de euros este año.

En concreto, y como muestra de la situación crítica, por la que pasan los productores, recuerdan que “desde enero de 2020 a agosto de 2021, el coste de pienso para pollo, el más común en las cadenas de distribución, subió un 26,20%, pasando de los 297,42 € por tonelada a los 375,37 €”. “Extrapolando los datos a los 600 millones de ejemplares que se producen al año en nuestro país, con una media de 3,9 kilos de alimentación para su engorde, solo en ese ámbito se estima un sobrecoste de más de 198 millones de euros. Este sobrecoste supone pasar de 1,13€ por alimentación de ejemplar a 1,46€, más de 0,33€ por pollo”, explican.

Estos incrementos también afectan a los criadores de pavos, ya que el coste de pienso de engorde ha pasado de los 293,22€ por tonelada en enero de 2020 a los 362 € actuales (un 23,4% más). “Un ejemplar de 10 kg de peso puede requerir hasta 24 kg de alimentación a lo largo de su crianza (suelen estar entre los 8 y los 17 kg de peso/ejemplar). De enero de 2020 a septiembre de 2021 el coste de alimentar a un pavo en granja ha pasado de 1,10€/kg a 1,29€/kg, es decir más de 1,9€ adicionales por ejemplar. En total se producen cada año más de 13 millones de pavos en España, por lo que el sobrecoste total podría superar los 24,7 millones de euros”, aseguran desde Avianza.

Los precios de la carne de pollo y de pavo han bajado un 16%

Por contra, la organización denuncia que, “según datos del Ministerio de Agricultura, los precios medios nacionales del pollo que se pagan a los productores han pasado de 1,82€/kg a 1,52€/kg (datos febrero 2020 vs septiembre 2021), un 16,49% menos y en el caso del pavo, los precios han pasado de 2,53€/kg a 2,12€/kg (datos febrero 2020 vs Septiembre 2021), un 16,2% menos”.

A esto se suma, según denuncia Avianza, la subida del coste de la energía eléctrica, que en la producción avícola estándar (granja y procesado de aves) podría suponer un incremento de costes de más de 0,05€/kg de ave, lo que equivale a más de 87 millones de euros al año para todo el sector.

Por último, recuerdan que se ha producido un incremento del IPC superior al 4%, que impacta directamente los costes laborales del sector. “La suma total de todos estos costes ponen al sector avícola español en una factura adicional que supera los 309,7 millones de euros”, advierte la organización interprofesional.

Una tormenta perfecta contra un sector estratégico

Para Jordi Montfort, secretario general de Avianza, “El incremento de los precios de las materias primas ha puesto al sector avícola en una posición crítica, unido a otros factores -importación de carne de ave a bajos precios de fuera de la UE- que de por sí ya debilitaban a un colectivo que es un ejemplo de productividad, innovación y calidad de sus productos y que genera miles de puestos de trabajo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información