Agromuralla teme represalías de Inleit contra las granjas que no firmaron los contratos a la baja

La asociación pide la intervención de Xunta y Ministerio de Agricultura ante la modificación de contrato propuesta por Inleit, que considera “ilegal” de acuerdo con las normas del Paquete Lácteo

Agromuralla teme represalías de Inleit contra las granjas que no firmaron los contratos a la baja

La asociación Agromuralla denuncia «coacciones intolerables» de la empresa Inleit a los productores gallegos a los que les recoge la leche para romper el contrato firmado en el mes de marzo y cambiarlo por uno nuevo con peores condiciones de precios y plazos.

Según explica el presidente de Agromuralla, Roberto López, la empresa asentada en Teixeiro, «está presionando» a los ganaderos a los que recoge la leche en Galicia, para que acepten cambiar el contrato que han firmado por otro, con precios a la baja de entre 2 y 3 céntimos, «bajo amenazas de dejar de recogerles la leche y emprender acciones legales contra ellos».

Agromuralla reclama «la intermediación de la Xunta de Galicia y del Ministerio de Agricultura» ante la «indefensión» que están sufriendo los casi 150 ganaderos que se enfrentan a esa propuesta de cambio del contrato en vigor.

«La empresa lleva semanas celebrando reuniones individuales con los ganaderos para presionarlos para que acepten rebajar las cláusulas de los contratos que tienen firmados, algo que es totalmente ilegal, con presiones y amenazas que son intolerables», denuncia Roberto López.

La asociación Agromuralla recuerda que Inleit, la empresa de nueva creación asentada en el polígono industrial de Teixeiro, de capital español y americano (Liasa y Rich’s Corporation), «contó con el respaldo de la Xunta de Galicia y recibió una importante inyección de fondos públicos para la puesta en marcha de su planta, por lo que la Xunta de Galicia no puede ahora lavarse las manos y mirar para otro lado cuando los derechos de los productores se están viendo gravemente vulnerados».

Preocupación por la gestión de las muestras de la leche
Inleit había argumentado en su día que la propuesta de cambio de contratos se debía a la situación provocada por el coronavirus, «una circunstancia que no es responsabilidad de los ganaderos», valora Agromuralla, que recuerda que «hace un año, cuando Inleit aterrizó en Galicia, lo hizo con ofertas conducentes a la captación de proveedores, con unas condiciones que ahora empeora al obligar a los productores a romper los contratos que estarían vigentes hasta 2021 y estableciendo, unilateralmente los precios a la baja, provocando que las granjas sufran importantes perjuicios».

Del mismo modo, los ganaderos afectados temen «represalias» por parte de Inleit si se niegan a modificar el contrato firmado y que está en vigor hasta el próximo año, ya que «la toma y custodia de muestras de la leche está en manos de las empresas, que son las encargadas de enviarlas al Ligal, de forma que los productores están indefensos en casos de analíticas sospechosas», explica Roberto López.

Cambios en los protocolos del Ligal
De hecho, según Agromuralla, algunos productores están teniendo problemas con los resultados del punto crioscópico de la leche, un aspecto íntimamente vinculado a la conservación de las muestras y que junto a la bacteriología penaliza mucho en el precio final al ganadero, por lo que los ganaderos temen que este tipo de prácticas coercitivas sean usadas por parte de la empresa para rebajarles igualmente el precio en origen en caso de negarse a firmar el nuevo contrato empeorado.

Por eso, desde Agromuralla reclaman «un cambio en los protocolos del Ligal» para que se garantice «la correspondencia de los resultados de las analíticas con las muestras de la leche tomadas en las explotaciones», sin que se deje, como sucede hoy en día, «la cadena de custodia en manos de las industrias».

La oposición al cambio de contratos de Inleit ya había sido trasladado en las últimas semanas por otras organizaciones del campo, caso de Unións Agrarias.

Reunión con miembros de la OPL Agraprol

agromuralla agaprol

Dentro de las habituales reuniones que la asociación Agromuralla mantiene con otras entidades del sector, varios miembros de la junta directiva de Agromuralla celebraron la semana pasada una reunión con integrantes de la Organización de Productores de Leche AGAPROL, que reúne a casi 600 ganaderos de 8 comunidades autónomas, con el objetivo de explorar vías de colaboración conjuntas para la defensa de los ganaderos y la mejora de los contratos lácteos, que a pesar de las últimas reformas legales introducidas, «siguen beneficiando claramente a una de las partes, las industrias, en detrimento de los productores», valoran.

En el encuentro, celebrado en la sede de Agromuralla en Lugo, se analizó la situación generada tras la reciente modificación de la Ley de la Cadena para la inclusión de los costos de producción en los contratos, «que las empresas están saltando», así como a las revisiones generalizadas a la baja en los nuevos contratos por parte de la mayoría de industrias, “algo que claramente incumpliría las normas de la Competencia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información