Altramuz y colza, cultivos forrajeros que llegan en rotación con el trigo

El grupo panadero Da Cunha está fomentando la rotación del trigo con forrajes altas en proteína, en especial en la producción en ecológico. La próxima puesta en marcha de la IGP Pan Galego genera expectativas en el campo

O altramuz pode ser un cultivo interesante para a rotación co trigo

El altramuz puede ser un cultivo interesante para la rotación con el trigo

La inminente puesta en marcha de la IGP Pan Gallego, que comenzará a funcionar este año, genera nuevas expectativas para el cultivo del trigo en Galicia, así como oportunidades para la producción de nuevos forrajes, que ya se están introduciendo en rotación con el cereal, en especial el altramuz y la colza, ambos con una alta proteína que permitiría sustituir parte de la soja importada.

En colaboración con el grupo Da Cunha, el Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo (CIAM) va a poner en marcha en los próximos dos años diversos campos de ensayo para avanzar en el cultivo de trigo autóctono en ecológico y analizar su comportamiento en rotación con otros cultivos. El objetivo final de este proyecto Feder, concedido para el periodo 2019-2021, es publicar, después de la experimentación en las distintas parcelas, un manual de producción ecológica de cereal autóctono. «Queremos mirar de incrementar por esta vía el precio y la rentabilidad para los agricultores», indica el investigador de Mabegondo Luis Urquijo.

Existe ya alguna experiencia realizada de cultivo de trigo en ecológico y un agricultor de Ferreira de Pantón, en el valle de Lemos, va a plantar 200 hectáreas con trigo de la variedad caaveiro en ecológico, por lo que dentro de dos años, una vez transcurrido el periodo de conversión, obtendría la certificación del CRAEGA.

Buena competencia natural del trigo autóctono frente a las malas hierbas

«El trigo autóctono se presta para la producción en ecológico porque es más rústico y resistente y tiene un desarrollo vegetativo mayor que le permite competir mejor con las malas hierbas, además de soportar mejor las condiciones de encharcamiento», explica Fernando Almeira, del grupo panadero Da Cunha.

La producción en ecológico se encuentra con la problemática del control de las malas hierbas ante la imposibilidad de emplear herbicidas. «Intentaremos hacer varias pasadas con cultivadores de púas, aunque si el terreno está muy mojado no se puede hacer porque compacta mucho la tierra. Uno de los problemas es que en invierno las gradas de puas no logran buenos resultados porque con la humedad de la tierra y la lluvia esas raíces de las plantas que arrancas vuelven a arraigar. Pero pensamos que podría funcionar bien, porque la altura que logra el trigo en Galicia hace que cuando crece sea una buena compentencia para las malas hierbas», argumenta Luis.

La calidad del trigo mejora con la rotación de cultivos

As variedades autóctonas soportan mellor as condicións de encharcamento do solo

Las variedades autóctonas soportan mejor las condiciones de encharcamiento del suelo

Los ensayos se van a hacer en la finca Robles de A Pobra do Brollón y en la de Mabegondo, las dos pertenecientes al CIAM. En las dos ubicaciones se va a probar una parcela con rotación a dos años altramuz-trigo- colza (sembrado del altramuz en octubre y recogida a finales de febrero para incorporar el nitrógeno; sembrado del trigo a comienzos de marzo y recogida a mediados de agosto; sembrado de la colza a mediados de septiembre y recogida a mediados de julio) y otra en la que se va a hacer rotación trigo sobre trigo en ese mismo tiempo (sembrado en noviembre y recogida a mediados de agosto). Cada parcela será a su vez subdividida para tres tratamientos diferentes:

– Laboreo tradicional (arado de vertedera + fresa) y abonado orgánico (gallinaza).

– Laboreo tradicional y abonado mineral complejo.

– Mínimo laboreo, abonado mineral ecológico (patenkali, physalg) y abonado foliar nitrogenado.

El cultivo del trigo autóctono en rotaciones con altramuz y colza tiene importantes ventajas porque es la manera más fácil de evitar el agotamiento de los suelos provocado por el cultivo intensivo del mismo producto, lo que permite minimizar el uso de fertilización química, y así evitar el impacto ecológico negativo de estos fertilizantes.

«Al agricultor le compensa la rotación porque le supone un ahorro en los costes de producción porque disminuye el aporte de fitosanitarios y de abono mineral y a las panaderías también, porque con la rotación mejoramos la proteína, el rendimento en harina y el peso específico del grano», afirma Fernando.

El altramuz es una leguminosa con el 40% de proteína que puede ser una alternativa a la soja para la alimentación del ganado

El grupo Da Cunha está fomentando esta práctica entre los agricultores a los que compra el cereal, garantizando no solo la compra del trigo, sino también del resto de cultivos. «Queremos incentivar la rotación garantizando la sostenibilidad de la producción durante todo el año, no solo del trigo, sino también del resto de cultivos que entran en la rotación», explica.

La colza se destina a hacer aceite o también a biodiésel, generándose un subproducto, la torta de colza, atractivo para la alimentación del ganado por su alta proteína; mientras que el altramuz es una leguminosa con el 40% de proteína. «Es un cultivo interesante en Galicia como alternativa a la soja para la alimentación del ganado, porque la soja hay que importarla porque no se produce aquí, mientras que el altramuz sí que se da en Galicia», añade Fernando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información