Amando Ordás Pérez, una vida dedicada a la ciencia desde la MBG

Amando Ordás Pérez, profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que ha dedicado más de 40 años de su carrera a investigar en el Área de las Ciencias Agrarias desde la Misión Biológica de Galicia (MBG), centro del que fue director durante 14 años

Publicidade

Recientemente se jubiló Amando Ordás Pérez, profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que ha dedicado más de 40 años de su carrera a investigar en el Área de las Ciencias Agrarias desde la Misión Biológica de Galicia (MBG), centro del que fue director durante 14 años, periodo durante el cual se constituyeron cuatro de los seis grupos de investigación que el citado instituto tiene en la actualidad. Amando Ordás también fue coordinador institucional del CSIC en Galicia de 2002 a 2006.

Por tanto, en su perfil cabe destacar una vertiente investigadora, avalada por datos como la publicación de más de 200 artículos científicos, y una vertiente gestora, durante la cual tuvo que hacer frente a momentos con dificultades en los cuales hasta se barajó el cierre de la MBG, y promover la modernización de la estructura y funcionamiento del centro.

En las próximas semanas desde la MBG se promoverán varios actos de reconocimiento, actos que servirán también para celebrar que continuará vinculado al centro a través de la figura de doctor ad honorem, lo que le permite seguir trabajando en el centro estando jubilado. Es, por tanto, un buen momento para poner en valor su figura y rendirle desde la MBG un más que merecido homenaje.

Amando Ordás Pérez nació en 1945 en León. Estudió en la Escuela Laboral de Córdoba, y posteriormente, cursó la carrera de Ingeniero Agrónomo en la Escuela Técnica Superior de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Tras ello, cursó un Master of Science en la Universidad de Minnesota (EE.UU.). En 1974 obtuvo el título de doctor por la Universidad Politécnica de Madrid con una tesis sobre mejora de maíz.

Se incorporó a la MBG en el año 1974, donde promocionó por todas las categorías investigadoras: colaborador científico (1975), investigador científico (1988) y profesor de investigación (2000).

Refundador del programa de mejora genética del maíz en la MBG

Sus líneas de investigación se centraron en la genética vegetal y la mejora genética, campos en los que logró importantes hitos científicos. Así, por ejemplo, cabe citar que en la década de los 70 refundó el programa de mejora genética de maíz tras la pérdida del programa instaurado por Cruz Gallástegui en los años 20. Para ello, comenzó con la recolección de variedades autóctonas de maíz y creó un banco de germoplasma. También registró diversas variedades de maíz, estableció un patrón heterótico – sistema de hibridación de maíz – entre el norte y el sur de España, logró importantes avances en el conocimiento de la estructura genética del maíz español y puso en marcha varios programas de mejora a largo plazo que siguen en plena vigencia, entre los que pueden citarse el primer programa de mejora de maíz dulce europeo y el único programa de mejora de maíz de palomitas que existe en la actualidad en el sector público.

Posteriormente, inició la recogida de biodiversidad vegetal de otros cultivos, especialmente brásicas (coles, nabizas, grelos…) que, con los años, darían lugar al actual grupo de investigación de brásicas y asimismo incentivó los inicios del programa de investigación de leguminosas (judías y guisantes).

Con el grupo de mejora de maíz que funda Amando Ordás Pérez, la Misión Biológica inicia su etapa de producción científica moderna en la que el histórico centro – que fue el primer instituto de investigación agraria de España y uno de los primeros de Europa – pasa a situarse entre los centros destacados de ciencias agrarias de España, con índices de producción por encima de la media de su área científica.

En su tarea investigadora cabe destacar, además, su labor en el campo de la formación de jóvenes investigadores. Así, ha dirigido nueve tesis doctorales y ha trasladado a sus becarios la pasión por la investigación y el buen hacer científico.

A su labor investigadora en la MBG se une su labor como docente, a través de la figura de profesor asociado en la Escuela de Ingenieros Técnicos Forestales de la Universidad de Vigo, y en el Instituto Agronómico Mediterráneo de Zaragoza, donde ha desarrollado una extraordinaria labor docente.

Después de esta fructífera e incansable labor, Amando Ordás Pérez continuará colaborando con la MBG en su nueva etapa de profesor ad honorem, lo que para el centro supone la posibilidad de aprovechar la sabiduría y experiencia acumuladas durante una larga carrera científica y su entusiasmo por la ciencia. Como discípulo suyo, doy gran importancia a su participación en los proyectos actuales del grupo de investigación y su opinión constituye para mí una garantía de sensatez y buen juicio ante cualquier incertidumbre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información