Árboles por carbono en los montes gallegos

La restauración ambiental de montes quemados representa una oportunidad para que las empresas gallegas compensen sus emisiones de CO2. Un proyecto en Caldas de Reis impulsado conjuntamente por Clun y la Fundación Arume, primer caso en la comunidad

Publicidade
Árboles por carbono en los montes gallegos

La Fundación Arume, Clun y las comunidades de montes de Saiar y Paradela presentaron los trabajos de restauración ambiental acometidos.

Dos comunidades de montes de Caldas de Reis, la de Saiar y la de Paradela de Bemil, están promoviendo la restauración ambiental de sus montes en el marco de una iniciativa pionera en Galicia. Los proyectos de restauración de ambos montes se han inscrito en el Registro de Absorciones de CO2 del Ministerio de Transición Ecológica, de forma que las empresas interesadas en compensar sus emisiones de dióxido de carbono puedan acceder a ese mecanismo. Su primer apoyo ya llegó de la mano de la cooperativa Clun.

Clun, por medio de un convenio de colaboración con la Fundación Arume, se había comprometido, entre otras líneas de trabajo, a apoyar la restauración ambiental de montes afectados por incendios forestales. Es una línea que se inicia ahora con el monte vecinal de Paradela, que quedó prácticamente calcinado por completo en un incendio en el 2017, y el de Saiar, que sufrió otro incendio en el 2016.

Hay más montes en la comunidad que se están inscribiendo en el Registro de Absorciones del Ministerio de Transición Ecológica, pero este es el primer caso que trasciende en el que una empresa adquiere el dióxido carbono que absorben los montes para compensar sus emisiones. Desde la Fundación Arume subrayan que se trata de un hito histórico, pues inicia el camino para que las empresas gallegas compensen sus emisiones de CO2 con inversiones en el monte.

Explicación de futuras podas, a acometer en próximos años.

Explicación de futuras podas, a acometer en próximos años.

Los proyectos de recuperación acometidos en Saiar y en Paradela de Bemil están contribuyendo a que la marca Únicla de CLUN tenga en el 2021 todas sus emisiones de carbono compensadas. Clun, en concreto, adquirió en ambos montes vecinales un total de 4.315 toneladas de CO2. Los fondos que reciben las comunidades por esa compensación de CO2 de Clun revertirán íntegramente en la continuación de los trabajos de restauración del monte.

Proyectos ejecutados
Las actuaciones ejecutadas hasta el momento se orientaron principalmente a la repoblación y regeneración natural con pino del país y, en menor medida, con pino insigne. También se habilitaron franjas de frondosas caducifolias en el entorno de las pistas forestales y en hondonadas fluviales, con un fin fundamentalmente protector. En total, las actuaciones ejecutadas incluyeron la instalación de más de 65.000 árboles en unas 90 hectáreas.

Ambos proyectos de recuperación contaron con el apoyo técnico de la Asociación Forestal de Galicia , ligada a la Fundación Arume, que colaboró con la propiedad en la restauración ambiental de sendos montes vecinales.

Franja de frondosas próxima a una carretera.

Franja de frondosas próxima a una carretera.

Con esta iniciativa, la Fundación Arume, una entidad sin ánimo de lucro y declarada de interés público, señala que se posiciona como un canal idóneo para la descarbonización de la economía gallega.

“En la Fundación Arume está representada toda la cadena forestal de Galicia, desde propietarios forestales a viveros, aserraderos, empresas de servicios o industrias, y también la entidad financiera gallega Abanca. Tenemos la capacidad y los conocimientos técnicos para conectar las inversiones de las empresas en la compensación de emisiones con la recuperación de montes gallegos”, subrayan desde la Fundación.

Valoraciones de las comunidades
Las comunidades de montes de Saiar y de Paradela hicieron ayer un acto con los medios de comunicación para presentar los trabajos de restauración. El presidente de la comunidad de montes de Saiar, José Manuel Suárez, agradeció la colaboración de Clun y de la Fundación Arume. “En el año 2016 perdimos más de 100 hectáreas en un incendio y restablecer ese monte al estado anterior tiene un coste, por lo que es muy de agradecer este apoyo”, reconoció.

También el presidente del monte vecinal de Paradela de Bemil, Luciano Conde, incidió en la importancia de los apoyos recibidos. “En el 2017 nos ardió prácticamente todo el monte. Estaba en un estado muy bueno antes del fuego, pero después nos encontramos que por la madera quemada no se paga casi nada, por lo que sólo con nuestros medios no podíamos recuperar el monte. Este apoyo nos permite ir avanzando más en los trabajos”, concluye.

Desde el Canal Rías Baixas, hicieron un resumen del acto celebrado ayer en el monte vecinal de Saiar, en el que se presentaron las actuaciones de restauración ejecutadas, con participación de la Fundación Arume, Clun y directivas de las comunidades de montes. Lo compartimos a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información