v

Artesanos Gallegos de la Carne afronta una crisis que preocupa en el sector

La sala de despiece de Castro Ribeiras de Lea acumula impagos que la abocan a un inminente concurso de acreedores. La cooperativa Artesáns Gandeiros, que tiene una participación minoritaria en el proyecto, opera desde hace meses al margen de la industria y ha recuperado la normalidad en la comercialización del ganado

Artesanos Gallegos de la Carne afronta una crisis que preocupa en el sector

Fachada de Artesanos Gallegos de la Carne, en Castro Ribeiras de Lea.

Los impagos que arrastra en los últimos años Artesanos Gallegos de la Carne, una sala de despiece ubicada en Castro Ribeiras de Lea (Castro de Rei, Lugo), preocupan en el sector ganadero. La situación llegó a tal punto que organizaciones como la Fruga y Unións Agrarias demandan la intervención de la Xunta para garantizar el futuro de la planta -de la que evitan dar el nombre-, y para buscar vías de solución a los impagos. Unións Agrarias cifra en 3 millones de euros la deuda de la industria con el sector productor.

La importancia de Artesanos Gallegos de la Carne radica en que se trata de una industria de referencia en el sector del vacuno de carne. La empresa estaba liderada por Carcosa SA, una firma coruñesa especializada en la comercialización y distribución, que tenía alrededor de un 70% de la sala de despiece.

El otro socio destacado es la cooperativa de segundo grado Artesáns Gandeiros, que engloba a su vez a una decena de cooperativas de base. Con una parte testimonial está también el matadero de Castro (Frilea, Frigoríficos del Lea).

Situación
La crisis de Artesanos Gallegos, iniciada en los últimos años, generó en una primera fase retrasos en los pagos a los socios de Artesáns Gandeiros, que comercializaban la mayor parte de su ganado a través de esta empresa. La cooperativa trató de mejorar la gestión de la sala, pero dado que tiene una participación minoritaria, no pudo tomar su control.

La situación de Artesanos Gallegos obligó a Artesáns Gandeiros a buscar otras vías de comercialización del ganado

La continuidad de los problemas llevó en los últimos meses a Artesáns Gandeiros a tomar la decisión de trabajar con otras industrias cárnicas y a suprimir la comercialización del ganado a través de Artesanos Gallegos. Esa medida permitió que la cooperativa haya ido recuperando la normalidad, teniendo garantizada en la actualidad la venta del ganado de sus socios y su pago en tiempo y forma.

Los problemas de Artesanos Gallegos de la Carne, no obstante, preocupan a Artesáns Gandeiros, pues la industria mantiene una importante deuda con el sector productor. Los impagos afectan en especial a las cooperativas, que pusieron dinero para abonarle el ganado a sus socios. La parte buena es que la mayoría de las explotaciones de las cooperativas están libres de deudas.

Peor es la situación de los ganaderos a título individual que le vendieron en los últimos meses ganado a Artesanos Gallegos de la Carne a través de tratantes o compradores. Las deudas de Artesanos Gallegos repercuten en primer término en los tratantes y, en último, en los ganaderos, según advirtió la Fruga hace unos días. Hay ganaderías con deudas de 5.000 euros y superiores.

Unións pide la intervención de la Xunta para garantizar el futuro de la planta y soluciones a los impagos

Futuro
Si bien tanto la Fruga como Unións Agrarias evitan dar el nombre de la industria en sus respectivas notas de prensa, es pública en el sector desde hace meses la crisis por la que atraviesa Artesanos Gallegos de la Carne. La deuda total de la industria, según fuentes del sector consultadas, ronda los 6 millones de euros, una situación que aboca a la sala de despiece a un inminente concurso de acreedores.

Las perspectivas apuntan a una futurible entrada en el proyecto de nuevos inversores, si bien por el momento no parece existir nada en firme. Desde las organizaciones agrarias se pide la intervención de la Consellería do Medio Rural para buscar inversores que permitan consolidar el proyecto.

Unións tiene solicitada una reunión con la Consellería y trabaja en la presentación de demandas contra Artesanos Gallegos para reclamar las cantidades que la industria le adeuda a productores.

«As cooperativas verán afectadas as súas contas de resultados, pero teñen garantida a comercialización e cobro do gando» (Higinio Mougán, Agaca)

El responsable de Ganadería extensiva de la organización, José Ramón González, advierte de la necesidad de intervenir para garantizar la continuidad de la planta: “La Xunta no puede permanecer pasiva y mirar hacia otro lado cuando en su día apoyó con ayudas públicas este proyecto, en el que participan las cooperativas”, valora.

Perspectivas en el sector productor
Desde las cooperativas, Artesáns Gandeiros prefiere por el momento no hacer valoraciones, en tanto la Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias (Agaca) admite que la situación de Artesanos Gallegos se sigue con preocupación.

“Cuando un proyecto empresarial como este no va para adelante genera malestar y preocupación. Las cooperativas van a sufrir un impacto en sus cuentas de resultados, aunque también hay que decir que, en la actualidad, tienen garantizada la venta y el cobro del ganado de sus socios a través de otras industrias”, subraya el director gerente de Agaca, Higinio Mougán.

Agaca confirma el interés de las cooperativas en que la sala de despiece de Castro Ribeiras de Lea continúe operando y en que siga conectada con el sector productor, si bien las fórmulas de viabilidad y de futuro que puede tener la planta están aún sin concretar.

Artesáns Gandeiros tiene una participación en la industria de alrededor de un 25%. La cooperativa de segundo grado está integrada por Clun (Os Irmandiños, Melisanto, Feiraco), Agris, Mopán, Icos, A Carqueixa, Lemos, Agraganadera de Sarria, San Mamede de Nodar y Leira.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información