La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

Así funcionan las 30 compactadoras forestales de Greenalia que procesan 500.000 toneladas de biomasa en Galicia

La firma gallega Greenalia apuesta por emplear la compactadora forestal Monra ENFO-2000 para procesar los restos de biomasa de las plantaciones. Con 30 de estos equipos repartidos por toda Galicia procesan cada año cerca de 500.000 toneladas de biomasa

Así funcionan las 30 compactadoras forestales de Greenalia que procesan 500.000 toneladas de biomasa en Galicia

Greenalia cuenta con 30 compactadoras forestales Monra ENFO-2000. // Foto. Greenalia.

La gestión de los restos forestales que quedan tras la tala de una plantación (ramas, cortezas…) es hoy en día una parte más de los trabajos de silvicultura. Mientras que durante años estos restos se consideraban residuos, ahora comienzan también a verse como un recurso más del monte. Pero, ¿cómo se gestiona esta biomasa para su aprovechamiento?

Uno de los destinos de esta biomasa residual de las talas es emplearla para la producción de electricidad y en esta labor es fundamental contar con equipos adecuados que faciliten el procesado de la biomasa, tal y como indican desde Greenalia, una de las principales empresas que está utilizando los restos forestales para este fin en su planta de Curtis-Teixeiro (A Coruña).

Para emplear esta biomasa, en Greenalia optan por compactarla en el monte, para lo cual cuentan con 30 unidades compactadoras forestales Monra ENFO-2000, fabricadas por la empresa asturiana Talleres Ramón Castro S.L. La mayor parte de estas compactadoras están trabajando en plantaciones de las provincias de Lugo y A Coruña. “La gestión de esta biomasa es una manera de convertir un residuo en energía, creando valor en la cadena y empleo de calidad en el campo rural”, apunta David Vila, responsable de gestión de biomasa de la empresa gallega.

La compactadora forestal ENFO-2000

En Greenalia optaron por la compactadora Monra ENFO-2000 por las prestaciones que ofrece esta máquina, única a nivel mundial. “Estas compactadoras optimizan todos los procesos de la cadena de suministro, desde la recogida hasta la gestión en la planta de biomasa de Curtis-Teixeiro”, apunta Vila. De hecho, el sistema de prensado y atado que utiliza esta máquina le permite compactar los restos de las talas hasta un 80% de su volumen inicial, lo que les facilita tanto su manejo como el transporte hasta el destino final.

La compactadora forestal ENFO-2000 permite compactar los restos de tala hasta un 80% de su volumen inicial, lo que facilita el su manejo y transporte

Estos equipos para compactar fueron pensados y están adaptados a las exigencias del sector forestal, donde es habitual trabajar en pronunciadas pendientes y encontrarse con terrenos difíciles. Sus fabricantes destacan el diseño fuerte, compacto y funcional, así como el empleo de materiales de alta calidad en su fabricación, lo que permite utilizarlas en aquellas zonas más desfavorables sin ningún tipo de restricciones en cuanto a la longitud del fardo o al tipo de madera que estén procesando.

A gran adaptación a terreos difíciles que amosa a compactadora forestal Monra ENFO-2000 é unha das súas principais vantaxes. // Foto: Greenalia.

La gran adaptación a terrenos difíciles que demuestra la compactadora forestal Monra ENFO-2000 es una de sus principales ventajas. // Foto: Greenalia.

La unidad niveladora, compuesta por 2 potentes cilindros hidráulicos controla la nivelación de la compactadora en terrenos con pendientes pronunciadas. Dispone también de una unidad alimentadora equipada con 4 rodillos (2 horizontales y 2 verticales) con rascadores para evitar los atascos de material y que al mismo tiempo le proporcionan un gran potencia de tracción.

Además, esta compactadora está pensada para poder ser acoplada y desacoplada con facilidad y rapidez al vehículo base, mediante un sistema de enganche rápido hidráulico. Se trata de un sistema de acoplamiento opcional, pero que ofrece un uso más ágil de la compactadora, una mejora que la hace mucho más manejable en el día a día.

Fardos-biomasa-Greenalia_-

La mayor parte de las pacas forestales son de biomasa de eucalipto y pino. // Foto: Greenalia.

Gestionar 500.000 toneladas de biomasa

Desde que su planta de Curtis-Teixeiro comenzó a funcionar a mediados del pasado año, en Greenalia están gestionando alrededor de unas 500.000 toneladas de biomasa al año. Buena parte de esta biomasa procede del empacado y de la retirada de los restos de tala, de ahí que sea fundamental contar con un importante número de compactadoras. En la actualidad, sólo con las compactadoras están trabajando unas 60 personas, todas ellas de las zonas rurales en las que se desarrollan los trabajos. Sin embargo, en toda la cadena de suministro trabajan directamente cerca de 150 empleados.

Cada una de las compactadoras forestales Monra ENFO-2000 consigue una producción de unas 20.000 toneladas al año. La mayor parte de las pacas forestales son fundamentalmente de eucalipto y pino. “Las plantaciones de eucalipto son las que más biomasa residual generan”, explican desde Greenalia.

“Las pacas de biomasa que hacemos tienen una medida y peso óptimos para adecuarse a los medios logísticos y de carga y descarga”: David Vila, responsable de biomasa en Greenalia

Estas compactadoras también le permiten obtener unas pacas de biomasa fáciles de transportar y gestionar. Suelen elaborar pacas con una longitud de 2,50 metros. Sin embargo, el peso es variable, dependiendo del grado de humedad y el tipo de madera que se emplee, pero van de los 300 hasta los 450 kilos. “Las pacas de biomasa que hacemos tienen una medida y peso óptimos para adecuarse a los medios logísticos y de carga y descarga”, señala el responsable de la gestión de biomasa de la firma gallega.

compactadora-forestal-Greenalia-

Tecnología fiable y de proximidad

En el aprovechamiento de la biomasa que hacen en el monte en Greenalia, las compactadoras forestales Monra ENFO-2000 están siendo una herramienta indispensable. Estas máquinas cuentan además con destacados sistemas hidráulicos y electrónicos que proporcionan un funcionamiento rápido, fiable y preciso. Tanto es así que desarrollaron un sistema electrónico específico para las funciones de esta máquina. “Una vez introducidos todos los parámetros, el proceso se realiza automáticamente y la pantalla táctil muestra las operaciones que están siendo ejecutadas”, explican los fabricantes.

La colaboración directa entre fabricante y cliente le ha permitido incluir mejoras que incrementan las prestaciones de las compactadoras

“Las mejoras desde las primeras unidades es muy notable, el trabajo de desarrollo de la Monra ENFO-2000 ha hecho que aumentara la productividad de los equipos”, valora Vila. El perfeccionamiento de estas máquinas ha incluido mejoras en el sistema hidrostático o de tracción, lo que le confiere mayores prestaciones. “Las mejoras que se fueron añadiendo hacen que la máquina sea muy fiable, con la única tarea de hacer los mantenimientos indicados en el momento preciso”, afirma el responsable de biomasa de la planta.

Al margen de las prestaciones que están proporcionando las compactadoras en el monte, Vila también destaca la importante colaboración que establecieron con los fabricantes, lo que está redundando directamente en una mejora de los equipos y en un servicio más eficiente para el tratamiento de la biomasa que requieren. “La compactadora de ENFO-2000 es muy fiable y para nosotros es muy importante que se fabrique aquí cerca, dado que así podemos trabajar codo a codo en continuas mejoras”, concluye David Vila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información