Aviporto, la valorización del estiércol de pollo

La empresa, ubicada en Portomarín, elabora un abono orgánico a partir de gallinaza que ha consolidado su mercado en toda la península. Produce cada año alrededor de 2.500 toneladas

Publicidade
Aviporto, la valorización del estiércol de pollo

Juan Serrano, gerente de Aviporto, ante la nueva caldera de biomasa, que se abastece del propio abono orgánico.

La empresa Aviporto (Portomarín, Lugo) inició la actividad a inicios de los años 90 como una granja de pollos. Tenía de aquella dos naves de engorde y el estiércol que producían los animales era muy valorado entre los agricultores de la zona, donde tenía buena acogida. Cuando la granja fue aumentando naves de cría, a finales de los 90, se encontró con que el abono, que antes representaba un ingreso adicional, alcanzaba tal volumen que se convertía en un problema y en un coste de gestión, pues no tenía suficiente salida a nivel local.

¿Qué hacer? La empresa convirtió el problema en una oportunidad. Sabía que tenía un producto, el estiércol, que interesaba a nivel agronómico, pero que no tenía salida más allá de su entorno, así que buscó la manera de transformar ese estiércol en un producto estable que se pudiera comercializar en toda la península.

La empresa suministra cascarilla de arroz como cama para granjas y recoge el estiércol para elaborar el abono

“A finales de los años 90 visité una planta de abono orgánico en Holanda, que es un país con mucha ganadería pero con poca base territorial, con lo cual tenían a nivel de país un problema como el que podíamos tener nosotros a nivel local» -recuerda el gerente de Aviporto, Juan Serrano.- «Vi como transformaban el estiércol en un abono higienizado, sin patógenos y que reducía las emisiones de amoniaco a la atmósfera. Del estiércol hacían un abono exportable al mundo entero y constaté que ese proceso se podía adaptar a la realidad de aquí».

A la vuelta de Holanda, Aviporto inició el proceso para crear una planta de fabricación de abono orgánico a partir de gallinaza. La instalación comenzó a funcionar en 1999 con un proceso basado en deshidratar y granular el estiércol que generan los pollos.

Planta de elaboración del abono.

Planta de elaboración del abono.

Trazabilidad
En un inicio, la planta funcionaba sólo con el abono producido por Aviporto, que hoy en día tiene 10 naves de cría, cada una de ellas con capacidad para 25.000 pollos, pero enseguida aumentó la demanda del abono, por lo que otras granjas avícolas del entorno comenzaron a enviar su estiércol a la fábrica. «Nosotros también nos dedicamos a suministrar cama de cascarilla de arroz para granjas, así que a una parte de nuestros clientes pasamos a suministrarles la cama y a retirarles posteriormente el abono»-explica Juan Serrano.

El control de todo el proceso es un punto que en Aviporto consideran importante. «Podemos garantizar la trazabilidad del abono y que no utilizamos ningún tipo de material ajeno», subraya el gerente de la empresa. «Sólo empleamos abono de pollo», destaca. «Para nuestros clientes, es importante estar seguros del origen del producto y de su calidad, ya que en el mercado uno puede encontrar todo tipo de cosas», valora.

«Podemos garantizar la trazabilidad del abono y que sólo empleamos estiércol de pollo» (Juan Serrano, gerente)

Proceso
El proceso de elaboración del abono de Aviporto se inicia con la recepción del abono en silos de maduración, en los que permanece alrededor de 15 días. De allí pasa a la cadena de producción, que comienza en una tolva de homogeneización, a la que sigue un túnel de secado, donde se deshidrata el producto a menos de un 14% de humedad. Un molino pica después el material para concluir su homogeneizado. La forma del producto final se obtiene en el proceso de pelletización, con el que se consigue un abono granulado que podrá ser repartido en el campo por abonadoras convencionales.

La planta de Aviporto produce en la actualidad alrededor de 2.500 toneladas de abono anuales, con un crecimiento progresivo a lo largo de los años. El mercado del producto, autorizado para agricultura ecológica, se extiende por España y Portugal en todo tipo de cultivos, tanto hortícolas en invernadero y al aire libre como en frutales, viñedo o cultivos extensivos. También es usado en jardinería y en procesos de restauración vegetal, como fue el de la mina de As Pontes, una restauración que en Aviporto señalan como un ejemplo a nivel europeo.

Propiedades
La Escuela Politécnica Superior de Lugo (Universidad de Santiago) ha colaborado con la empresa en ensayos de los abonos en distintos cultivos, de cara a convalidar su potencial agronómico.

Big bags listos para su distribución.

Big bags listos para su distribución.

«El abono orgánico tiene valor para los productores que saben de la importancia de cuidar la tierra», destaca Juan Serrano. «La composición de nuestro producto contribuye a mejorar las propiedades biológicas del suelo, aumenta su materia orgánica, desbloquea minerales y además fertiliza los cultivos», resume el gerente de Aviporto. «El abono orgánico no busca competir en coste de unidades fertilizantes de NPK. Su interés está más en lograr la sostenibilidad de la producción agraria».

La incorporación del abono se puede hacer bien durante los trabajos de preparación del terreno, lo habitual en los cultivos de huerta, bien con una aplicación de cobertera o de manera localizada, como en el viñedo.

Economía circular, el abono nutre la caldera de biomasa

Aviporto está dando este otoño un paso más en la valorización del abono de pollo. La empresa instaló una caldera de biomasa que, en lugar de abastecerse de pellet de madera, se nutre del propio abono generado por la planta.

La nueva caldera suministrará calor para un proceso de presecado del abono de pollo a través de suelo radiante y también cubrirá las necesidades de parte de las naves de cría, con lo cual se reducirán los gastos de la empresa en propano y gasóleo.

Aquel estiércol de pollo que era un problema a finales de los años 90 se vuelve a demostrar como una oportunidad. «Esa es nuestra filosofía», resume Juan Serrano. «Nuestro objetivo no era hacer negocio con el estiércol. De lo que más orgullosos estamos es de haber convertido lo que era un problema en puestos de trabajo y en un producto que es apreciado y que se va moviendo a nivel comercial por el boca a boca», concluye.

5 ideas sobre “Aviporto, la valorización del estiércol de pollo

  1. Sergio

    Hola quisiera saber si vosotros os quedaríais el estiércol q produce mis granjas de pollos es de cascarilla de arroz , veo q también vosotros porpocionais cascarilla de arroz yo soy de Huesca (graus) gracias

    Contestar
  2. José María saceda López

    Yo quería saber si tiene algunas riquezas si están numeradas en npk y cantidad por hectárea y precio

    Contestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información