BonPollo Gourmet: una apuesta desde Galicia por mejorar la calidad del pollo

La empresa integradora Avícola de Galicia (Avigal) potencia en el mercado la gama BonPollo Gourmet, una apuesta por mejorar la calidad de la carne de pollo y el bienestar avícola, y que cuenta con el sello de Galicia Calidade.

Publicidade
BonPollo Gourmet: una apuesta desde Galicia por mejorar la calidad del pollo

BonPollo Gourmet, de Avigal

Criar un pollo en Galicia con una alimentación 100% vegetal y con las máximas garantías de bienestar animal y trazabilidad a un precio asequible para la mayoría de los consumidores. Esta es la apuesta de la empresa Avícola de Galicia (Avigal), que en el año 2000 lanzó al mercado la gama BonPollo Gourmet bajo al amparo del sello de garantía de calidad y de origen de Galicia Calidade.

La responsable del departamento comercial de Avigal, Matilde Rodríguez, explica que “sacamos este pollo al mercado porque vimos que había una inquietud en nuestros clientes por tener más información sobre la alimentación de nuestras aves”. La respuesta fue BonPollo Gourmet, “un ave criada con un 100% de alimentación vegetal, fundamentalmente maíz, y procedente de granjas especialmente seleccionadas en las que los animales tienen más espacio para moverse, con lo cual mejora la calidad de la carne”, explica la responsable de Avigal.

Las ventas de esta gama se localizan fundamentalmente en grandes ciudades como Madrid y en canales de distribución tradicionales, como plazas de abastos y carnicerías. “La acogida por parte de los consumidores está siendo muy buena y ya supone alrededor del 10% de nuestras ventas”, destaca Matilde Rodríguez.

BonPollo Gourmet está certificado por Galicia Calidade, que no solo garantiza al consumidor el origen del producto, sino unas condiciones de crianza que garantizan su máxima calidad. Así, las inspecciones del organismo dependiente de la Xunta de Galicia comprueban periódicamente la alimentación de los pollos, que debe ser como mínimo de un 65% de cereales (maíz, trigo, cebada..), así como leguminosas y oleaginosas (soja, girasol, guisantes….), y aceites solamente de origen vegetal, así como que la crianza de los pollos se realiza en las condiciones acordadas.

Además, se exige a Avigal un exhaustivo control de trazabilidad, de forma que la etiqueta de BonPollo Gourmet contiene información sobre la incubadora de procedencia, la granja en la que se ha criado, los lotes de piensos con los que ha sido alimentado, fecha y condiciones de matanza… “Se hace un seguimiento 100% en cada animal y una selección en el matadero para el producto salga con las mejores garantías para el consumidor”, subraya Matilde Rodríguez.

Avigal: 51 anos como una referencia de la avicultura de carne en Galicia

Avícola de Galicia (Avigal), integrada en el Grupo Valls Companys, produce unos 30 millones de quilos de pollo al año y sacrifica unos 250.000 aves a la semana, con unas ventas que superan los 48 millones de euros, lo que la convierte en el tercer matadero avícola de Galicia. Integra a 70 granjas asociadas por toda Galicia, el 60% de ellas situadas en la provincia de Pontevedra, con las que trabaja en un sistema integrado: Avigal aporta el pienso, los animales y el servicio veterinario, y el ganadero pone las instalaciones y la mano de obra.

“Los pollos llegan con unas horas de vida a las granjas procedentes de una incubadora en León, y en nuestras granjas, altamente tecnificadas, les realizamos un estricto control de ventilación, temperatura, luz y alimentación, para garantizarles el máximo bienestar animal”, explica Martín Segovia, director de integración de Avigal.

“Nuestro futuro pasa por seguir mejorando en calidad y en bienestar animal”

“Lo primero que hacen los pollos si están mal es dejar de beber, y por eso estamos avanzando en controladores automáticos de consumos y de calidad del agua y del aire para mejorar su bienestar”, añade Martín Segovia. Otra línea de mejora en la que está trabajando Avigal es en la reducción del número de animales por granja: “Al principio de la crianza empezamos con densidades de en torno a 14.500 animales por cada mil metros cuadrados, y la vamos reduciendo para quedar al final del engorde en unos 10.000”, informa el responsable de Avigal. Más espacio de movimiento para el ave que se traduce en mejor calidad de la carne.

Y es que, según subraya Martín Segovia, “tenemos claro que nuestro futuro pasa por seguir mejorando en calidad de la carne y en bienestar animal, porque son dos preocupaciones de la sociedad”.

Mercado: desde Galicia, a Madrid, Sudáfrica o Hongkong

Avigal comercializa la mayor parte de su producción en venta en fresco en el cuadrante Noroeste de la Península Ibérica (Galicia, Norte de Portugal, Asturias , Castilla y León y Madrid). También exportan pollo congelado, fundamentalmente a Sudáfrica, HongKong y a las antiguas colonias francesas. “La exportación de pollo congelado varía en función de como oscilen los precios mundiales, aunque es una línea de negocio que no descuidamos”, apunta Matilde Rodríguez, responsable del Departamento Comercial de Avigal.

En cuanto a la situación del mercado en España, Martín Segovia, jefe del departamento de integración, reconoce que “estamos en un momento convulso del mercado, con una creciente concentración de las integradoras, y con varias semanas sin cotizar el pollo en lonja debido a la sobreproducción”.

Es por ello que desde Avigal prevén “seguir creciendo, pero despacio, y trabajando con nuestros productores integrados para mejorar en eficiencia y en calidad de la carne”.

Marcos Portos: un ejemplo de la apuesta de Avigal por rejuvenecer el sector

Marcos Portos na súa granxa

En el año 2006 Avigal realizó una análisis sobre la situación de la empresa que concluyó que una de las amenazas para su futuro era la elevada edad media de los titulares de las granjas avícolas. Un problema que afecta a la mayoría del sector agroganadero en España y que en Avigal decidieron afrontar con determinación.

“Lo que hicimos fue un plan de ayudas económicas para captar gente joven que quisiera incorporarse como granjero avícola y al mismo tiempo pusimos en marcha un plan de modernización de las granjas avícolas existentes y de construcción de nuevas naves”, explica Martín Segovia.

“Los resultados diez años después son que la edad media de los titulares de las granjas en Avigal se ha reducido en 25 años y eso asegura la continuidad a medio plazo de la empresa”, destaca el responsable de Integración de Avigal.

“El próximo año Marcos tiene previsto construir una tercera nave de pollos”

Un ejemplo de este proceso de rejuvenecimiento del sector es Marcos Portos Rico, un joven que en el año 2013 decidió iniciarse en el sector avícola en su municipio natal de Boimorto, en la provincia de A Coruña.

Su familia posee una ganadería de vacuno de leche y su madre fue socia de una empresa dedicada a la cría de pollos y a los huevos camperos, pero la primera vocación laboral de Marcos fue otra muy distinta. “Por entonces yo trabajaba de cocinero pero buscaba otro empleo que me permitiese tener más tiempo libre y seguir trabajando en el rural”, explica. Después de un año asesorándose y visitando diversas granjas, en el año 2013 decidió, junto a su pareja, integrarse en Avigal “porque era la empresa que más colaboró con nosotros y la que más nos convenció”. Los contratos con esta integradora son anuales y autoprorrogables.

Así, construyeron una moderna explotación avícola, con 2 naves automatizadas de 2.450 metros cuadrados cada una, que supusieron una inversión de 540.000 euros, de los que el 40% fue financiado por ayudas públicas. La granja da trabajo a 4 cuatro personas a tiempo completo y a otras dos para trabajos periódicos de limpieza.

Tres años después, la valoración de Marcos no puede ser más positiva: “El cambio fue para mejor, sobre todo a nivel de tener más tiempo libre, y la relación con Avigal es satisfactoria para ambas partes”. Prueba de ello, es que para el próximo año prevén construir una tercera nave avícola.

Una valoración positiva que también ofrecen desde Avigal: “Lo que transmitimos a nuestros productores es que si a la empresa le va bien, a ellos también les irá bien”, concluye Martín Segovia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información