El contenido de la presente información sobre el PAC representa únicamente las opiniciones de Campo Galego y es responsabilidad exclusiva de este. La Comisión Europea no asume ninguna responsabilidad por el uso que pudiera hacerse de la información contenida en este material.

Cambios en las ayudas en la nueva PAC para los sectores de viña y huerta

Los sectores de la huerta y del viñedo son los que menos ayudas han recibido de la Política Agraria Común (PAC). Analizamos los cambios que se producirán en el nuevo período a partir de 2023

Publicidade
Publicidade
Cambios en las ayudas en la nueva PAC para los sectores de viña y huerta

Paisaje vitícola en la Ribeira Sacra. Foto: Archivo

Los sectores de la viña y, sobre todo de la huerta, en Galicia han sido unos de los menos beneficiados por las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), una situación que podría empezar a corregirse a partir del próximo año 2023, cuando empieza a aplicarse el nuevo período de las ayudas europeas.

La dimensión social y económica de estos dos sectores en la comunidad gallega varía notablemente. En concreto, hay 944 explotaciones con código CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas) relacionados con la producción o comercialización de hortalizas y existe una Organización de Produtocres de Frutas y Hortalizas, como es HORSAL SCG.

Por el contrario, el sector vitícola cuenta con un mayor impacto socioeconómico: Según los últimos datos disponibles por la Consellería de Medio Rural, en la comunidad existen 10.618 viticultores y 444 bodegas, potenciales destinatarios de las ayudas de la PAC.

GRAFICA VIÑO VITICULTORSÚltimos datos públicos (año 2020) recogidos en las fichas de cada consello regulador.

*Por otra banda, hay 673 de bodegas registradas en el registro sanitario de la Subdirección de Industrias Agroalimentarias, que incluye las que están dentro y fuera de las DOP.

El minifundio que caracteriza tradicionalmente tanto a la viticultura como a la produccion de huerta en Galicia han penalizado a estos sectores en la distribución de fondos a nivel estatal.

«En Madrid no entienden que se puede tener cómo única actividad económica la agricultura y vivir de eso con una superficie de dos o tres hectáreas. Consideran que esa dimensión no puede significar una explotación viable, y eso nos penaliza a la hora de recibir ayudas de la PAC, sobre todo del primer pilar», explica Ana Rodríguez, secretaria de Desarrollo Rural del Sindicato Labrego Galego (SLG).

“Una contradicción -añade- ya que cuando un joven pide una ayuda a la incorporación, del segundo pilar de la PAC, en Galicia si que se considera viable esa superficie”,

Cambios en las ayudas de la nueva PAC para el sector de la viña: Una ayuda agroambiental en Galicia

La principal novedad de la PAC para el sector del vino a partir del año 2023 en Galicia será que por primera vez se prevé que algunos viticultores y bodegas tendrán ayudas por superficie.

En concreto, desde la Consellería de Medio Rural, avanzan que “estamos proponiendo ayudas de apoyo del segundo pilar, por tanto cofinanciadas con el Fondo Agrario de Desarrollo Rural-Feader- para viñedos en zonas con pendiente elevada”. Sin embargo, matizan que “el diseño final de estas ayudas está pendiente del debate con la Comisión Europea en el marco del Plan Estratégico de la PAC – PEPAC”.

Fuentes del sector sitúan esta ayuda para la viticultura en zonas de pendiente en unos 200 euros por hectárea, una medida que beneficiaría principalmente a la Denominación de Origen Ribeira Sacra, y en menor medida a las otras cuatro DO´s vitivinícolas gallegas.

axudas viño reconversion

En cuanto a las ayudas directas (Fondo Europeo Agrícola de Garantía Agraria – Feaga, primer pilar), contempladas dentro del Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola de España (PASVE), se prevé que continúen en términos muy parecidos a los actuales. Eso si, se incluye como novedad la posibilidad de llevar a cabo inversiones en las explotaciones vitícolas. Además, para que este programa contribuya a su vez a una mayor ambición medioambiental, España debe establecer un porcentaje mínimo del presupuesto del PASVE para acciones medioambientales. Las tres medidas tradicionales (inversiones, promoción y restructuración) siguen siendo consideradas prioritarias, aunque en la medida de reestructuración y reconversión se propone su revisión para una mayor orientación hacia criterios de calidad y sostenibilidad. Asimismo, se propone que el porcentaje mínimo del presupuesto del PASVE que debe destinarse a acciones medioambientales sea del 5%.

Hasta ahora los criterios establecidos por el Gobierno español para el reparto de estas ayudas del primer pilar fueron la superficie de viñedo de cada comunidad autónoma, que supone el 65 % del total. El 14 % se reparte en función del valor de la producción; otro 14 % corresponde a la producción de vino con Indicación Geográfica; el 5 % para las zonas consideradas como «regiones menos desarrolladas»; y el 2 % restante para contemplar las especificidades de las Islas Baleares y Canarias y de Galicia.

Promoción del vino en terceros países

En cuanto a las ayudas a bodegas y Consejos Reguladores de denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas del sector vitivinícola, para la promoción del vino en terceros países (fuera de la Unión Eropea) y apertura de nuevos mercados , la previsión es que tampoco haya cambios relevantes a partir del 2023.

Este es el reparto de las ayudas por Comunidades Autónomas para este 2022:

GRAFICA VITICULTURA REPARTO CCAA AXUDAS PROMOCION

axudas viño investimentos

“Lo que más valoramos es que se prorrogara el actual sistema de autorizaciones de plantación hasta el 2050”

Ramón Huidobro Vega, secretario del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas valora positivamente los cambios en la nueva PAC para el sector.

“Nuestra principal demanda, que realizamos a través de la Conferencia Española de Consejos Reguladores, es que se siguiera manteniendo el sistema de autorizaciones de plantación de viñedo -que permite regular la oferta-, que estaba vigente hasta el 2030. Solicitamos que se prorrogara hasta el 2050 y lo que se ha acordado a nivel europeo es una prórroga hasta el 2040, con revisiones en el 2026 y en el 2030. Era nuestra principal demanda y se ha cumplido en parte”, explica.

Otra reclamación par parte de los Consejos Reguladores es que en la ayudas para promoción en terceros países se elimine el plazo máximo de 5 años para la realización de estas acciones por parte de los beneficiarios. “Puede que esté bien ese límite para una bodega, pero no es tiempo suficiente para que un Consejo Regulador pueda posicionar y promocionar sus vinos para abrir mercado o ampliarlo en un tercer país”, aclara Ramón Huidobro, quien avanza que “en principio, esta exención para los consejos reguladores se ha recogido en las ayudas de la nueva PAC”.

Otras demandas planteadas por los consejos reguladores vitivinícolas de Galicia a nivel europeo para la nueva PAC son las relativas a la información sobre el valor energético del vino que se debe indicar en las etiquetas de las botellas o que el reglamento delegado sobre elaboración del vino sea el que rija a la hora de informar sobre los ingredientes.

En cuanto a la posibilidad de que por primera vez los viticultores gallegos reciban ayudas por superficie, el secretario del Consejo Regulador de la DO Rías Baixas confía que “se empiece a apoyar al pequeño y mediano viticultor profesional”. “En Rías Baixas tenemos un porcentaje de viticultores muy elevado que cultivan menos de 0,5 hectáreas de viñedo. Creo que el modelo productivo que tenemos en Galicia es el que nos está haciendo ser diferentes y el minifundio nos ayuda a ser más sostenibles social y económicamente, y a elaborar vinos muy diferenciados”, defiende Ramón Huidobro.

Más excéptica se muestra Ana Rodríguez, secretaria de Desarrollo Rural del Sindicato Labrego Galego (SLG). “Desde el Ministerio de Agricultura se nos dice que van a realizar un reparto de nuevos derechos para aquellos sectores que no los tenían históricamente, como el viñedo o la huerta y la Consellería nos dice que está negociando con el Ministerio y que vamos a ser una de las comunidades más beneficiadas porque tenemos mucha menos SAU (Superficie Agraria Útil) que la media española”, reconoce.

Sin embargo, advierte de que “aunque al sector del vino y de la huerta gallega les dieran derechos de pago, tenemos el problema de que en cultivos permanentes estamos encuadrados en la región 0102, que es la región del Estado con los pagos de la PAC más bajos, con un importe medio sin pago redistributivo de 99 euros por hectárea, con lo cual una explotación media de viñedo o de frutales cobraría una miseria. Y en huerta el importe que nos corresponde también es muy pequeño”.

Posible ayuda agroambiental para los productores de huerta gallegos

Horta-Minho-

Precisamente, los productores gallegos de huerta han sido de los más perjudicados por los criterios de reparto de las ayudas de la PAC que han estado vigentes hasta ahora en España. El minifundio y la poca o nula implantación de las organizaciones de productores han provocado que hasta ahora prácticamente no se hayan beneficiado de las ayudas de la PAC, algo que podría cambiar a partir de 2023.

La Consellería de Medio Rural está en negociaciones con el Ministerio para implantar una ayuda agroambiental, dentro del segundo pilar, que permita un pago para pequeñas explotaciones agrícolas sostenibles que realizan la venta en circuitos cortos de comercialización, contribuyendo a la economía circular.

La propuesta que se está negociando exigiría que para cobrar la ayuda la explotación debe estar inscrita en el Rexistro de Explotacións Agrarias de Galicia (Reaga) en la sección específica de explotaciones acogidas al régimen de venta directa, y que la persona titular de la explotación debe estar dada de alta en la Seguridad Social o la explotación de generar por lo menos 0,5 UTA. Además, la explotación debe tener una dimensión de entre 0,5 y 3 hectáreas para las producciones vegetales o si es mixta -combinada con producción ganadera-, de entre 0,5 y 10 hectáreas. Se estima que el importe de esta ayuda anual rondaría los 3600 euros para una UTA y 1800 para media UTA.

Propuesta de la Xunta al Ministerio de pago a pequeñas explotaciones agrícolas:

proosta agroambiental horta

Francia, un ejemplo a seguir de apoyo a los pequeños productores de huerta en la nueva PAC

Desde el Sindicato Labrego Galego recuerdan que “la normativa europea permite pagos a tanto alzado de ayudas de la PAC para las pequeñas granjas” y ponen como ejemplo el caso francés.

“El Plan Estratégico de la PAC en Francia contempla el pago a tanto alzado con cargo al primer pilar de 3000 euros anuales durante 5 años a cada joven agricultor, sin considerar los derechos de pago básico, lo cual es un reparto más justo que en el Estado Español, donde hay jóvenes que se incorporan que cobran mucho de PAC, por los derechos que heredan, y otros prácticamente nada. Además, en Francia establecieron una ayuda asociada para las granjas o explotaciones agrícolas muy pequeñas, con entre 0,5 y 3 hectáreas, que produzcan verduras y legumbres, con un importe por hectárea de 1588 euros”, destaca Ana Rodríguez.

Los próximos meses serán claves para que estas nuevas ayudas para el viñedo y la huerta se concreten y se empiece a corregir una discriminación histórica.

Más información:

https://www.mapa.gob.es/es/prensa/el-pepac-de-espana-resumen-de-la-propuesta-dic-2021_tcm30-583992_tcm30-584012.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información