Cambios que se avecinan en el abonado con el Real Decreto sobre Nutrición Sostenible de suelos agrícolas

El Ministerio de Agricultura espera cerrar en las próximas semanas los flecos pendientes en aspectos como aplicación de purines o la puesta en marcha de planes de abonado. La previsión es que la normativa esté en vigor en la segunda mitad del 2022

Publicidade

inyector purinLa Red RUENA (Red de Uso Eficiente del Nitrógeno en Agricultura) viene de celebrar una jornada para analizar las novedades e implicaciones de la aprobación del nuevo Real Decreto de Nutrición Sostenible. Esta Jornada puso en común la perspectiva del Ministerio de Agricultura, de las empresas de fertilizantes y de los propios agricultores, así como la presentación de distintas herramientas de gestión de nutrientes y cultivos disponibles para los agricultores en la actualidad, como FaST (desarrollada por la Comisión Europea), FertiliCalc (por la Universidad de Córdoba) o Sativum (por la Junta de Castilla y León).

En el transcurso de esta jornada online, cuyos vídeos de las ponencias están ya disponibles en el siguiente enlace, María Luisa Ballesteros, responsable desde el año 2011 del área de Fertilizantes de la Subdirección de Medios de Producción Agrícola del MAPA, que es la persona que ha estado trabajando más directamente en el nuevo Real Decreto, ha detallado algunos de los cambios que se avecinan en la gestión de abonos y fertilizantes.

La nueva filosofía es echar sólo lo necesario en el momento necesario

El nuevo Real Decreto afectará tanto a la agricultura como a la actividad forestal. “Se tienen en cuenta la producción primaria agrícola y también las plantaciones forestales de crecimiento rápido, por ejemplo de chopos o eucaliptos destinados a las papeleras, porque en cierta medida, aunque los ciclos de cultivo son distintos, se utilizan criterios de fertilización similares a los que podrían aplicarse en un cultivo de maíz”, justifica María Luisa.

Aspectos atascados

La nueva normativa regula tanto la aplicación de abonos orgánicos (como purines, estiércoles o lodos de depuradora) como de fertilizantes químicos (utilización de urea, por ejemplo). Se establecerán además periodos de prohibición de abonado y se fijarán zonas vulnerables en las distintas comunidades autónomas, en las que las condiciones de fertilización y aplicación serán más estrictas. Estas prohibiciones irán en consonancia con el Real Decreto 818/2018 sobre medidas para la reducción de las emisiones nacionales de determinados contaminantes atmosféricos, impulsado desde el Ministerio para la Transición Ecológica. 

El Real Decreto está teniendo una tramitación larga porque es un documento complicado y hay muchos flecos aún pendientes que esperemos que puedan desatascarse en las próximas semanas

 “El Real Decreto está teniendo una tramitación larga porque es un documento complicado, y hay muchos flecos que esperemos que puedan desatascarse en las próximas semanas. Estamos terminando de ponernos de acuerdo con otros Ministerios y nos gustaría que fuese cuanto antes», reconoce. “Hay muchos aspectos que están aún en discusión y hay que esperar a ver si se van perfilando, pero la filosofía fundamental es que cualquier material que aportemos al suelo debe tener una justificación y producir un beneficio agronómico al suelo y al cultivo. En resumen, la nueva filosofía es echar sólo lo necesario en el momento necesario”, concluye.

En cuanto al calendario de aplicación, se estima que la nueva normativa quede aprobada en la segunda mitad de 2022 y a partir de ahí empezaría a implantarse paulatinamente en paralelo a la nueva PAC y a la fijación de los ecoesquemas.

Con el foco puesto en el nitrógeno

Mapa de riesgo sobre el uso de nitrógeno en la UE

Mapa de riesgo sobre el uso de nitrógeno en la UE

“Es necesario reflexionar sobre los nutrientes en el suelo, especialmente sobre los aportes de nitrógeno, que es donde se están poniendo muchos focos”, avanza María Luisa Ballesteros. En este sentido, el Real Decreto define periodos en los que no se puede realizar un abonado de nitrógeno porque existe riesgo de pérdida.

La representante del Ministerio defendió la necesidad de considerar todos los nutrientes de forma conjunta, teniendo en cuenta lo que aporta cada fuente y las necesidades del cultivo, es decir, planificar los aportes de nutrientes en función de la rotación de cultivos prevista.

Cualquier material que aportemos al suelo debe tener una justificación y producir un beneficio agronómico al suelo y al cultivo

“Todo esto necesita una planificación y un cierto planteamiento a futuro. Por ejemplo, incorporas paja al suelo porque aporta materia orgánica, pero no estás considerando que también te aporta nitrógeno, fósforo y potasio, y eso hay que tenerlo en cuenta en los planes de fertilización posteriores”, ejemplifica.

¿Dejar de fertilizar?

El Real Decreto de Nutrición Sostenible se engloba dentro de la visión de la Comisión Europea plasmada en el marco del Pacto Verde Europeo, que busca transformar la UE en una economía eficiente en el uso de los recursos.

“Hay toda una estrategia para hacernos, en el conjunto de la UE, menos dependientes del exterior y conseguir un sistema de producción de alimentos que sea sostenible y para eso va a ser fundamental la gestión de los suelos agrícolas y los nutrientes”, justifica María Luisa.

Si tenemos un problema de emisión de gases de efecto invernadero por culpa de la fertilización la solución no es dejar de fertilizar

 “Tenemos que pensar que los suelos que se pueden dedicar a la producción agraria no van a aumentar, al contrario, muy posiblemente vayan a disminuir, mientras que la población mundial está creciendo y suelos que son muy válidos para la agricultura están perdidos por la urbanización y los asentamientos de población, que se han producido históricamente en los suelos más fértiles”, argumenta.

“Dentro del Pacto Verde Europeo se busca dejar de producir emisiones netas de gases de efecto invernadero y amoniaco en 2050 y hay que conseguir que toda la UE avance al mismo tiempo, sin que haya sectores que se queden atrás”, insiste.

 “Si tenemos un problema de emisión de gases de efecto invernadero por culpa de la fertilización la solución no es dejar de fertilizar, porque tenemos que asegurar la seguridad alimentaria con alimentos suficientes y asequibles a toda la población”, razona.

La nueva PAC va a estar muy ligada a como el agricultor maneje los nutrientes y en eso va a ser muy importante controlar la lixiviación de nutrientes hacia las aguas

 “Pero si como agricultor logras reducir la utilización de fertilizantes sin bajar la productividad de la tierra a través de un manejo más eficiente, lograrás también reducir tus costes, porque ese es uno de los gastos más importantes. Con esta mejora de la competitividad haremos también más interesante para las nuevas generaciones el medio rural”, argumenta la representante del Ministerio.

“La nueva PAC intenta abordar este tema, entrando de lleno en el manejo de nutrientes, aunque los ecoesquemas estén aún sin acabar de concretarse y definirse. Pero las ayudas van a estar muy ligadas a como el agricultor maneje los nutrientes y en eso va a ser muy importante controlar la lixiviación y la posible contaminación hacia los acuíferos”, indica.

Estiércoles y purines

estercoLos objetivos del Real Decreto son el mantenimiento o incremento de la materia orgánica de los suelos agrarios, la reducción de emisión de los gases de efecto invernadero y amoniaco y la prevención de la contaminación de las aguas por nitratos.

El Real Decreto define periodos en los que no se puede realizar un abonado de nitrógeno porque exista riesgo de pérdida

“Tenemos que manejar muy bien los nutrientes, especialmente el nitrógeno. No es fácil, porque a veces las medidas que tomamos para reducir los gases de efecto invernadero hacen que tengamos más riesgo de contaminación por nitratos. Las enmiendas orgánicas son uno de los grandes agujeros negros que tenemos a la hora de hacer una planificación de fertilización. Necesitamos saber cuáles son los contenidos en nutrientes de estos productos y materiales, por lo que a partir de la entrada en vigor del nuevo Real Decreto el productor de purines y estiércoles debe disponer de un balance de masas a través de una analítica para facilitar al agricultor que vaya a usar esas enmiendas», avanza María Luísa.

Se propone que se entierren los estiércoles antes de las cuatro horas y la prohibición de esparcir purines en abanico

Se permitirá el empleo de estiércoles y purines para aportar nutrientes con un periodo mínimo de dos meses entre la aplicación y la cosecha y se propone que, en el caso de los estiércoles, estos sean enterrados antes de las cuatro horas, así como la prohibición de esparcir purines en abanico, aunque se da margen a las comunidades autónomas para poner requisitos específicos, sobre todo en zonas vulnerables.

Van a ser, por ejemplo, las comunidades, las que definan en qué periodos se prohíbe hacer una fertilización con nitrógeno en función de sus características climáticas, o las que establezcan límites más estrictos a los fijados por la normativa actual. 

La cantidad máxima de estiércol aplicada al terreno en las zonas vulnerables será la que contenga 170 kg/ha de nitrógeno

La restricción básica de 170 unidades fertilizantes de nitrógeno de procedencia de estiércoles animales parte de una directiva de la UE que regula la contaminación por nitratos procedente de fuentes difusas que el nuevo Real Decreto no va a cambiar.

De esta forma, la cantidad máxima de estiércol aplicada al terreno en las zonas vulnerables seguirá siendo la que contenga 170 kg/ha de nitrógeno, según las obligaciones recogidas en la Directiva 91/676/CEE, de protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos, la misma cifra que está incluida dentro de los requisitos legales de gestión de la condicionalidad de la PAC actual.

Límites al uso de urea

El Real Decreto dice que siempre que sea posible se priorizará el uso de fertilizantes orgánicos en los suelos, al mismo tiempo que limita la utilización de fertilizantes ureicos. En el último borrador del texto hecho público se dice que sólo el 25% de las necesidades de nitrógeno de un cultivo podrá aportarse mediante fertilizantes ureicos, aunque no se aclara si ese porcentaje es exclusivamente el que proviene de urea y soluciones nitrogenadas o también incluye el nitrógeno ureico que forma parte, por ejemplo, de los fertilizantes compuestos NPK. «Es uno de los puntos que está en discusión», reconoce, aunque es clara: «Tenemos un problema muy grave con las emisiones de amoniaco que tenemos que atajar».

El Real Decreto prioriza la fertilización del suelo con abonos orgánicos y se limita el uso de urea al 25% de las necesidades de nitrógeno de un cultivo

De esta forma, se limita el uso de la urea aunque no se prohíbe totalmente. “Es un fertilizante barato que si se emplea correctamente puede venir muy bien”, reconoce la representante del Ministerio. Se permite su uso con medidas de mitigación, como por ejemplo aportarla mediante fertirrigación o mezclada con inhibidores de la ureasa.

Lodos de depuradora

Uno de los objetivos del Real Decreto es el mantenimiento de la salud de los suelos, con un control de contaminantes en el suelo agrario, para evitar su degradación. Entre otros aspectos concretos, se limita la cantidad de metales pesados que los suelos pueden recibir anualmente. “Cuesta mucho hacer un suelo agrario productivo, pero éste se puede degradar muy rápidamente con cierta facilidad”, argumenta María Luisa.

Para preservar la salud de los suelos se limita la cantidad de metales pesados que pueden recibir anualmente

Para ello, insiste, “una parte muy importante es mejorar las propiedades biológicas de los suelos agrarios, porque esa microbiota va a hacer que con menos fertilización logremos mejores resultados”.

El uso de lodos de depuradora requerirá de un informe técnico previo que justifique su necesidad

Se establecen también condiciones para el uso de lodos de depuradora, que “tienen un valor agronómico importante pero su utilización genera riesgos de aumento de metales pesados en el suelo”, reconoce María Luisa.

Planes de Abonado

balance de nutrientes abonadoOtra de las herramientas fundamentales en el nuevo Real Decreto son los Planes de Abonado, considerados esenciales para racionalizar el uso de fertilizantes. El Plan de Abonado se deberá incorporar al Cuaderno de Explotación, en el que se registre cada parcela (fechas, dosis, medidas de mitigación empleadas, etc). “Se busca que el agricultor sea más consciente de cómo está haciendo los aportes, con una evaluación agronómica y económica, que es bueno tenerla”, razona.

No se pide específicamente, pero el agricultor debería hacer un seguimiento del cultivo y una evaluación final con un cálculo de costes de abonado. “Muchos agricultores se llevarían una sorpresa, ya que aportando menos en el momento preciso se puede lograr un mayor rendimiento con un menor coste. Es un balance necesario en cualquier empresa”, justifica la representante del Ministerio.

El Real Decreto de Nutrición Sostenible obligará a los agricultores a elaborar un Plan de Abonado con carácter plurianual (3 años en cultivos de secano y 2 en regadío) a partir de 2026

El Plan de Abonado deberá tener carácter plurianual (3 años en cultivos de secano y 2 en regadío) y será obligatorio a partir de 2026, aunque circunstancias como cambios en la planificación de cultivos o las condiciones meteorológicas podrían obligar al agricultor a variar su Plan de Abonado plurianual. 

Faltan por definir en la redacción final del Real Decreto determinados aspectos en relación al Plan de Abonado, aunque María Luisa Ballesteros avanza que «el Cuaderno de Explotación va a ser obligatorio para casi todos los agricultores, aunque puede que haya una excepción para las pequeñas explotaciones de carácter familiar». 

Guías de Buenas Prácticas

Para concretar los distintos aspectos normativos, se elaborarán Guías de Buenas Prácticas en fertilización de suelos agrarios y nutrición sostenible de cultivos por parte del Ministerio y las comunidades autónomas y en caso de discrepancia entre ambas el MAPA dirigirá recomendaciones a las comunidades.

Estas guías incluirán medidas como la gestión del nitrógeno, para evitar la contaminación de acuíferos por nitratos o la reducción de las emisiones de amoniaco por el uso de fertilizantes minerales.

Será necesario un asesoramiento técnico o la utilización de un programa en el que a través de un algoritmo ayude al agricultor a tomar decisiones de abonado

En la redacción definitiva de la nueva normativa hay un apartado específico para las abonadoras, que deben estar en buen estado y “en la medida de lo posible” calibradas. “Pero este es uno de los puntos del Real Decreto que hay que definir más, porque este aspecto de las abonadoras es fundamental para un esparcido uniforme y un control de las dosis aplicadas”, razona María Luisa.

Será necesario también un asesoramiento técnico o la utilización de un programa en el que a través de un algoritmo ayude al agricultor a tomar decisiones de abonado, con necesidad de informe técnico a mayores para utilización de ciertos materiales, como por ejemplo los lodos de depuradora.

El Cuaderno de Explotación va a ser obligatorio para casi todos los agricultores, solo puede que se haga una excepción para pequeñas explotaciones de carácter familiar

«Los asesores deberán estar inscritos en el REGFER y las comunidades autónomas podrán ofrecer un servicio público de asesoramiento. El asesor deberá tener conocimientos de cultivos, agronomía e impacto de los distintos materiales utilizados en el medio ambiente pero se está planteando que este asesoramiento pueda ser substituido por una serie de algoritmos y aplicaciones informáticas que faciliten el manejo de nutrientes al agricultor», detalla. 

Uso de fertilizantes minerales en España: 7 millones de toneladas anuales

mapa localizacion plantas fabricacion fertilizantesEl Real Decreto de Nutrición Sostenible incluye una obligación de cara a los fabricantes y operadores de fertilizantes, que deberán registrarse en un registro específico (REGFER) en cada comunidad autónoma en la que tengan instalaciones y declarar las ventas anuales de los distintos tipos de fertilizantes que fabriquen (minerales, orgánicos, organominerales y bioestimulantes).

En España se consumen anualmente unos 7 millones de toneladas de fertilizantes minerales: 
5 millones de toneladas anuales de fertilizantes y 2 millones de toneladas de macronutrientes (aproximadamente 1 millón de toneladas de N; 500.000 toneladas de P205 y 400.000 toneladas de K20).

Los fabricantes deberán declarar en cada comunidad autónoma en la que tengan instalaciones sus ventas de fertilizantes

Este aspecto de la normativa levanta recelos en el sector, ya que se piden datos de ventas que las empresas consideran confidenciales. La Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (ANFFE) agrupa a las principales empresas (está formada por 14 miembros), la mayoría de ellas con plantas de fabricación en España (en concreto, 19 centros de producción).

Priorizar la utilización de abonos orgánicos

A mayores de los fertilizantes químicos, en España se emplean anualmente con finalidad agrícola unos 111 millones de toneladas de estiércol y unos 48 millones de metros cúbicos de purines procedentes de los distintos tipos de explotaciones ganaderas.

En España se emplean anualmente unos 111 millones de toneladas de estiércol y 48 millones de metros cúbicos de purines

ANFFE acoge favorablemente la iniciativa del Ministerio de regular el aporte sostenible de nutrientes a los suelos agrarios y que no se tengan en cuenta sólo los fertilizantes, sino todas aquellas actividades que aporten nutrientes al suelo.

empresas fabricantes de fertilizantes“Nos felicitamos que haya una regulación sobre la mejora de la productividad de los suelos agrarios y la reducción de la contaminación, con directrices para la elaboración de un plan de abonado y sobre buenas prácticas agrícolas”, asegura Paloma Pérez, representante de ANFFE, que pide coherencia entre las medidas fijadas por el Ministerio y las comunidades autónomas, “porque el agricultor debe tener las cosas claras”, defienden los fabricantes.

“Es importante destacar que en España el agricultor ya está haciendo las cosas bien, pero siempre se puede mejorar. La agricultura europea es de las más eficientes del mundo, pero si se reduce la productividad de los suelos en la UE y es necesario importar más alimentos eso será menos sostenible”, insisten los fabricantes de fertilizantes en relación a la intención de la Comisión Europea de avanzar en la producción ecológica y reducir el uso de abonos químicos.

“Una fertilización mineral, si se realiza adecuadamente y con nutrientes fácilmente disponibles para las plantas, es menos contaminante que la fertilización orgánica, donde la mineralización es impredecible en el tiempo y depende de factores no controlables como la humedad y temperatura y puede aportar metales pesados”, argumentan las empresas integradas en ANFFE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información