Campaña de sidra 2021 en Galicia: altas producciones y de calidad

Se cierra una cosecha con producciones semejantes a las de 2019 y sin casi incidencia de plagas como el gusano de la manzana. Los productores buscan profesionalizar el mercado con contratos homologados que le permitan precios estables y garantías de recogida

Campaña de sidra 2021 en Galicia: altas producciones y de calidad

Con la campaña de recogida de la manzana de sidra recién terminada, Galicia cierra una de las mejores cosechas de los últimos años, aunque con cierta disparidad entre las diferentes zonas productoras. Así, para comarcas como A Estrada, uno de los referentes en la producción gallega de manzana de sidra, esta ha mejor campaña que la del 2019, cuando habían logrado unos muy buenos rendimientos. Mientras, en zonas de A Coruña y Lugo, las heladas redujeron en parte la cosecha esperada.

Al igual que los productores, también desde la fábrica Custom Drinks, asentada en Chantada (Lugo), y principal destino de la producción de manzana gallega, en especial de la ecológica, aseguran que se ha tratado de una campaña muy buena. «No ha sido de récord, pero se sitúa entre las mejores. Hubo cantidad y muy buena calidad», valora José Luis Olmedo, responsable de Innovación de la fábrica chantadina, propiedad de Hijos de Rivera.

«No ha sido una campaña de récord, pero se sitúa entre las mejores. Hubo cantidad y muy buena calidad»: José Luis Olmedo, Custom Drinks

Hay varios factores detrás de estas buenas producciones: Es un año impar, año de carga y de recuperación de la cosecha, después de que el año pasado la vecería redujera considerablemente la cantidad de manzana. Los pomares se encuentran en un buen estado sanitario, sin casi incidencia de algunas de las plagas habituales como el gusano de la manzana. Además las condiciones meteorológicas de este año contribuyeron a que el fruto llegara al final de la campaña en muy buenas condiciones y se lograran buenas producciones.

Comarca de Tabeirós

En A Estrada, una de las principales comarcas productoras de manzana de sidra en Galicia, este año han logrado una muy buena cosecha. Desde la cooperativa Ullama, la principal cooperativa de manzana de sidra de A Estrada, cuya producción es toda ella ecológica, destacan que este año lograron mejores producciones que las del 2019.

«Cada año vamos incrementando la producción, la mayor parte de ellos son manzanos nuevos que aún están llegando a las cifras esperadas»: Miguel Soto, técnico de Ullama

Cerraron la cosecha en la primera quincena de noviembre con unos 850.000 kilos de manzana recogidos en la cooperativa. En toda la comarca de Tabeirós se produjeron cerca de 1,5 millones de kilos, de los que unos 200.000 kilos son de manzana en convencional y el resto corresponde a pomares en ecológico. «Cada año vamos incrementando la producción, la mayor parte de ellos son manzanos nuevos que aún están llegando a las cifras esperadas», explica Miguel Soto, técnico de Ullama.

Provincias de Lugo y A Coruña

Desde la Asociación de Fruticultores de Galicia (Afrugal) reconocen que esta ha sido una buena campaña, pero apuntan a que está por debajo de las cifras que manejaron en el 2019. Así, estiman que recogieron un 20% menos que aquel año.

«Aún hay muchas plantaciones en las que no se ha valorado la incidencia de las heladas, a pesar de que es determinante a la hora de escoger la parcela para un pomar»: Francisco Otero, Afrugal

En esta cosecha comercializaron unos 500.000 kilos de manzana a través de la cooperativa Cabrinfolla, de ellos unos 250.000 kilos proceden de pomares en ecológico. «Este año en los ayuntamientos de Xermade y Vilalba muchos pomares quedaron machacados por las heladas», explica Francisco Otero, presidente del colectivo. «Aún hay muchas plantaciones en las que no se ha valorado la incidencia de las heladas, a pesar de que es determinante a la hora de escoger la parcela para un pomar», explica el especialista en la producción de manzana.

Conseguir contratos homologados

Los productores están buscando sellar con la industria nuevos contratos homologados, similares a los que se estipulan para el viñedo, que puedan ofrecerle estabilidad y mayores garantías. «Buscamos contar con contratos que garanticen la recogida y que los precios se ajusten a la situación del mercado, ya que en el sector primario estamos viendo que todos los costes están subiendo», explican desde Ullama.

En esta campaña los precios en Galicia se mantuvieron en los 0,30 euros para el kilo de manzana ecológica, un precio que los productores gallegos ven preciso subir, dados los cuidados y limitaciones que tiene este tipo de producción. Mientras, las mazas en convencional estaban en los 0,24 euros el kilo.

Además de la manzana que se vende en Galicia, casi la mitad de la producción gallega tiene como destino Asturias, donde los precios fueron más elevados, aunque también hay que tener en cuenta los costes del porte que asumen los productores y que intentan reducir con envíos agrupados, que hacen más rentable a venta.

Los productores buscan contar con contratos que le ofrezcan estabilidad y garantías de recogida

Desde el sector reivindican la necesidad de comenzar a valorar las distintas variedades y calidades en el precio que se le paga al productor. «Si el mercado marca diferencias para incrementar la calidad, desde las cooperativas también podemos comenzar a trabajar en aquellas líneas que tengan mayor interés», valora Otero. En A Estrada, este año ya realizaron una cosecha más selectiva, diferenciando por variedades para recoger la manzana en el momento óptimo, comenzando la recogida por las variedades más delicadas.

Sin casi incidencia de plagas

En los últimos años se está viendo un incremento tanto de los pomares en ecológico como de la demanda de esta manzana. En Custom Drinks, principal industria especializada en la elaboración de sidra en Galicia, están haciendo una clara apuesta por esta manzana para la producción de su sidra Maeloc. «En esta campaña, más del 70% de la manzana que procesamos era ecológica. Estamos viendo los resultados de los esfuerzos por conseguir que los productores apostaran por este modelo de gestión de los pomares, más respetuoso con el medio ambiente», detalla Olmedo.

Al margen de la incidencia de las heladas y la inestabilidad del verano, que hizo que las primeras manzanas fueran más bajas de azúcar, como detallan en la industria, hubo una campaña con muy buena calidad. El tiempo soleado del mes de octubre y noviembre propició que las mazas no cayesen antes de tiempo e incluso que el azúcar se incrementara. Además, propició que los trabajos se llevaran a cabo en mejores condiciones, sin tener que realizar las recogidas pasadas por agua.

Este año el gusano de la manzana no ha sido problema en Galicia. Casi no hubo daños y los ataques consiguieron atajarse con rapidez

Los pomares se encontraban en un muy bueno estado sanitario esta campaña e incluso ha habido una menor afección de algunas de las plagas habituales de la manzana como el gusano, provocado por la Cydia Pomonella, una mariposa que realiza sus puestas entre al atardecer, en los días en que la temperatura se mantiene por encima de los 15 grados. «Este año el gusano de la manzana no ha sido problema en Galicia. Casi no se han producido daños y sólo hubo ataques puntuales que se consiguieron atajar muy rápido», explica Francisco Otero, quien se encarga de coordinar las tareas de seguimiento de la incidencia de la plaga en colaboración tanto con la industria como con la Consellería de Medio Rural. De hecho, tienen una red de trampas para comprobar la presencia de este insecto en doce puntos de las provincias de Lugo, Pontevedra y A Coruña.

La primavera fresca motivó que este año la incidencia de esta mariposa haya sido casi nula. «En 12 años, esta ha sido la primera vez que  hemos tenido una presencia tan baja», detalla Olmedo. De los 300 ejemplares que solían recoger habitualmente en las trampas de Sada a lo largo de la temporada, que se prolonga entre los meses de abril hasta septiembre, este año no llegaron ni a recoger una cuarta parte de insectos. «Ahora estamos expectantes para ver cómo se desarrolla la próxima campaña y si realmente al no realizarse tantas puestas también es menor la incidencia y la presencia del gusano de la manzana aunque las condiciones le puedan ser más favorables que en esta campaña», valora Otero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información