Campaña para solucionar la exclusión de la PAC de los pastos en el monte

La Asociación de Criadores de Ovino e Caprún Ovica solicita una reunión con la Consellería do Medio Rural para abordar la cuestión, que afecta a cientos de hectáreas en Galicia

Campaña para solucionar la exclusión de la PAC de los pastos en el monte

La PAC penaliza la presencia de vegetación leñosa en los pastos.

Desde este ejercicio, los ganaderos en extensivo, tanto los de vacuno de carne como los de ovino y caprino, se encontraron con que parte de los pastos que venían aprovechando tradicionalmente quedaban excluidos de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC). El motivo, la presión que venía trasladándole la Comisión Europea a España para que eliminara de las subvenciones los pastos con más presencia de arbustos y árboles. Desde el sector de la ganadería extensiva consideran ilógica la medida y están desarrollando una campaña para tratar de corregir este problema en próximas campañas.

La Plataforma por la Ganadería Extensiva y el Pastoralismo, en la que participan 60 organizaciones de todo el Estado, está haciendo gestiones a nivel de la Comisión Europea y de las distintas comunidades autónomas para tratar de revertir la situación.

«Los ganaderos que venían realizando desbroces selectivos se enfrentan ahora a un gasto inasumible» (Ovica)

En Galicia, la Asociación de Criadores de Ovino e Caprún Ovica, integrada en la Plataforma, solicitó una reunión con la Consellería do Medio Rural para abordar el problema. “Las comunidades autónomas tienen margen en la aplicación de las directrices europeas y en algunas regiones, como Castilla-León, ya tuvieron las primeras reuniones con los agentes implicados para propiciar reformas en la aplicación de la PAC”, aseguran desde Ovica.

Las reclamaciones de los ganaderos se centran en dos puntos básicos que permitan seguir usando los pastos leñosos:

– Eliminar la reclasificación en el SIGPAC de los pastos arbolados como superficies únicamente forestales, de manera que puedan volver a ser elegibles para las ayudas europeas. Este año todas las superficies con más de 100 árboles por hectárea se clasificaron como forestales, con independencia de que tuvieran o no un uso pastoril.

– Modificar el coeficiente de admisibilidad, que penaliza cualquier superficie de vegetación leñosa. Desde la Plataforma entienden que el criterio debe ser si la vegetación es aprovechada o no por el ganado.

Pérdida de superficies

Ovica advierte de que las restricciones impuestas este año para los pastos subvencionables desencadenarán un abandono de superficies agrarias en el corto plazo, “con el aumento de riesgos forestales que esta situación generará”, advierte la asociación. “Los ganaderos que venían realizando un control de la biomasa dentro de carballeiras o en zonas de monte bajo están viendo que son inasumibles los gastos de mantenimiento de esas zonas con el pastoreo y con desbroces selectivos por la falta de ayudas públicas”, valoran en Ovica.

El problema ya había sido advertido la pasada primavera por las organizaciones agrarias, que habían animado a los afectados a presentar reclamaciones individuales para tratar de solucionar la pérdida de superficie subvencionable. De manera paralela, organizaciones como el Sindicato Labrego o Unións Agrarias también habían mantenido contactos con la Administración para solicitarle un cambio en el tratamiento de los pastos en las ayudas de la Política Agraria Común (PAC).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información