Casa Macán anuncia la reanudación de la actividad tras solventar un error de etiquetado

El gerente de la empresa, Eladio Rigueira, reconoce un problema de trazabilidad en los quesos de Arzúa Ulloa y Tetilla, pues se sacaron a la venta unos lotes sin las correspondientes contraetiquetas de las denominaciones de origen. Cuestiona que se haya lanzado una alerta sanitaria por ese fallo

Casa Macán anuncia la reanudación de la actividad tras solventar un error de etiquetado

Interior de Casa Macán. / Archivo.

La alerta sanitaria lanzada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Aesan) contra los productos de Casa Macán es considerada fuera de lugar por el gerente de la empresa, Eladio Rigueira. «No se puede hacer eso porque no hubo ningún problema con ningún queso ni producto de Casa Macán. Es cierto que cometimos un error en el etiquetado, pero está solventado y este mismo jueves retomaremos la actividad en la factoría», asegura.

El origen del incidente se produjo la pasada semana, cuando Casa Macán sacó al mercado unos lotes de quesos de Arzúa Ulloa y de Tetilla sin las correspondientes contraetiquetas de los consejos reguladores. Detectado el error, la propia empresa le comunicó la situación a la Agencia Galega de Calidade Alimentaria (Agacal). «Cometimos un error y esa parte la tenemos que asumir, pero desde nuestra perspectiva no había motivo para suspender la actividad en la planta», cuestiona Eladio Rigueira.

«Cometimos un error y esa parte hay que asumirla, pero no existía motivo para lanzar una alerta sanitaria a nivel estatal» (Eladio Rigueira)

La suspensión cautelar de la producción en la factoría de Taboada (Lugo) se inició el pasado lunes, tras una inspección de Salud Pública en la que se detectaron «incumplimientos graves», según indica la Consellería de Sanidad. «Esta evidentemente no es la primera inspección de Sanidad que tenemos. Ya hubo otras y estábamos en diálogo con ellos para solucionar pequeñas deficiencias, pero a raíz del error de etiquetado tomaron la decisión drástica de suspendernos la actividad», explica el gerente de Casa Macán.

La empresa entiende la paralización cautelar de su actividad, pero discrepa de la alerta sanitaria que obligó a retirar sus productos de los puntos de venta, una cuestión que alcanzó gran repercusión en los medios de comunicación y que considera que le provoca un gran daño de imagen.

Sanidad, preguntada por las deficiencias encontradas en la empresa, cita las siguientes: «graves incumplimientos en las condiciones estructurales, de limpieza y mantenimiento, operacionales o de higiene de los procesos (incumplimientos en el almacenamiento de materias primas e ingredientes de forma que no se puede garantizar la inocuidad de los mismos, temperaturas inadecuadas en distintas fases de la producción, ausencia de protección de los productos de focos de contaminación y ausencia de garantías de trazabilidad del proceso).

Desde Casa Macán señalan que las principales cuestiones de trazabilidad y operativa ya están solventadas y abordadas con Sanidad, por lo que proyectan retomar la actividad este mismo jueves. «Retomaremos la actividad mañana, hay un acuerdo con Sanidad en esa línea, y la cadena de producción volverá a trabajar entre viernes y lunes», señala Eladio Rigueira, que envía un mensaje de tranquilidad a proveedores y consumidores.

Recurso de Macán en el caso de Central Lechera Asturiana

Este es el segundo revés serio que experimenta la empresa de Taboada (Lugo) este año, pues el 2020 comenzó con la decisión del juzgado mercantil de Lugo de rechazar la reclamación de 6,7 millones de euros de Casa Macán contra Capsa (Central Lechera Asturiana). La firma de Taboada le reclamaba esa cantidad a Capsa en concepto de daños y lucro cesante, tras la rotura de un acuerdo comercial entre las partes.

Macán había cerrado en el 2016 un acuerdo para trabajar en exclusiva para Capsa, pero finalmente la empresa asturiana decidió desvincularse de la gallega de manera unilateral. El juzgado mercantil de Lugo interpretó que entre las partes sólo existía un contrato marco, pero no de ejecución, por lo que exoneró a Capsa de responsabilidades.

Macán presentó el pasado viernes un recurso contra esa decisión en la Audiencia Provincial de Lugo.


Nota: Información modificada a petición de Casa Macán, que quiso rectificar una declaración realizada inicialmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información