Casa Macán le reclama a Clas 7 millones de euros por incumplimiento de acuerdo

Casa Macán le reclama a Clas 7 millones de euros por incumplimiento de acuerdo

La industria láctea Casa Macán, ubicada en Taboada (Lugo), le reclama siete millones de euros a Central Lechera Asturiana (Clas) por presunto incumplimiento de un acuerdo comercial. La láctea lucense, especializada en la producción de queso, demandó a Clas a raíz de las pérdidas que sufrió por la pérdida de un contrato con la firma asturiana. Esa situación derivó en que Casa Macán se vio abocada a un concurso de acreedores, que está en fase de resolución tras llegar a un acuerdo con 125 acreedores, según señala hoy Casa Macán en nota de prensa.

Los contactos entre Clas y Casa Macán comenzaron a finales del 2015 con el objetivo de poner en marcha un proyecto de elaboración de nuevos productos y acoger parte de la producción que se realizaba en la planta de Vilagarcía (Larsa), para la que estaban previstas obras. Tras la firma del acuerdo, Macán sostiene que hizo una importante inversión en ampliación de la factoría y maquinaria.

Una vez acabadas esas obras, la firma asturiana cambió de opinión y rompió de manera unilateral el acuerdo con Casa Macán, siempre según el relato de la láctea lucense, que emitió hoy una nota de prensa y que también informó de la situación este fin de semana a través de una información de ‘El Progreso’.

Tras la ruptura del contrato con Clas, que usa el nombre empresarial de Corporación Alimentaria Peñasanta, Casa Macán explica que se vio abocada a un concurso de acreedores, del que salió en junio por medio de un acuerdo con 125 acreedores.

Casa Macán le demanda a Clas un total de siete millones de euros, cantidad en la que incluye la inversión realizada y las pérdidas de beneficios derivadas del contrato suscrito, que estaba previsto que se prolongara durante 10 años.

Postura de Clas
Por parte de Central Lechera Asturiana, se asegura que el fin del acuerdo con Macán se debió a que la empresa no contaba con instalaciones idóneas para desarrollar las líneas de producto proyectadas, si bien Clas niega que le requeriese a Macán para que hiciera ningún tipo de inversiones, que entiende que fueron por su cuenta y riesgo, según una información publicada hoy en el periódico ‘Él Progreso’. Clas acusa a Macán de falsedades y de manipulación de su contabilidad. También niega que tenga nada que ver en el concurso de acreedores que atravesó la firma lucense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información