Castilla y León diseña un seguro contra crisis en el precio de la leche

Unións Agrarias-Upa pide una coordinación estatal del Ministerio sobre estas medidas

Castilla y León diseña un seguro contra crisis en el precio de la leche

El fin de las cuotas incrementa la volatilidad del precio de la leche.

Ante el escenario de volatilidad que se abre en los precios de la leche con el fin de la cuota el 1 de abril, la comunidad de Castilla y León anunció que trabaja en la puesta en marcha de un seguro que compense a las explotaciones en caso de graves crisis de precio. La póliza estará subvencionada hasta en un 65% por la comunidad, que destinará a la medida 14 millones de euros del Plan de Desarrollo Rural 2014-2020. En Galicia, Unións Agrarias-Upa valoró positivamente el seguro en nota de prensa emitida ayer y pidió del Ministerio una coordinación a nivel estatal sobre este tipo de medidas.

El gobierno de Castilla y León tiene previsto sacar a licitación la póliza entre las casas aseguradoras, en la búsqueda del mejor precio final para las ganaderías de la comunidad. La idea inicial es que el seguro compense a los ganaderos de vacuno de leche en caso de que sus ingresos disminuyan más de un 30% de los ingresos anuales medios del trienio anterior. Los pagos a las explotaciones compensarán cuando menos un 70% de las pérdidas de ingresos. Los beneficiarios finales son ganaderos/as que sean agricultores a título principal y pertenezcan a una organización de productores con sede en Castilla y León.

Pago verde de la PAC
De otro lado, Unións Agrarias-Upa cuestiona los criterios que sigue Medio Rural para la aplicación en Galicia del llamado pago verde de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC).

La normativa estatal establece un requisito de diversificación de cultivos para las explotaciones de más de 10 hectáreas, lo que obliga a la presencia de dos o tres cultivos entre toda la superficie de la explotación. En el caso de parcelas con varios cultivos cada año sólo se podrá computar uno de los cultivos. Unións Agrarias interpreta que en esos casos, en el resto del Estado el agricultor puede escoger entre el cultivo de primavera o el de invierno a la hora de registrarlo para las ayudas, en tanto en Galicia hay que poner obligatoriamente el cultivo del ciclo de primavera, con lo cual la rotación hierba-maíz, habitual en muchas parcelas, no tiene validez a la hora de solicitar las ayudas de la PAC.

Unións Agrarias teme que los criterios seguidos por Medio Rural obliguen a una reducción de la superficie de maíz y a una mayor compra de forrajes fuera de la explotación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información