Claves para el control de la varroa en las colmenas

Resumen de la ponencia de Ester Ordóñez Dios, veterinaria de la Agrupación Apícola de Galicia, en la jornada organizada por la Asociación Apícola Ourensá sobre profilaxis y sanidad en las colmenas y alimentación complementaria

Publicidade
Claves para el control de la varroa en las colmenas

Abejas con varroa

La varroosis es, junto a la loque y a la nosemiosis crónica, la enfermedad más importante y a causa de la cual mueren más colmenas.

En este sentido, Ester Ordóñez Dios, veterinaria de la Agrupación Apícola de Galicia, explicó las medidas clave para el control. y tratamiento de la varroa en las colmenas en la jornada organizada el pasado mes de marzo en Trasalba (Amoeiro), por la Asociación Apícola Ourensá.

La varroosis afecta tanto a las abejas adultas cómo a la cría y, además, la varroa introduce en la colmena otros patógenos como virosis, micosis..etc.

Los síntomas son:

-Una disminución de la población de abejas y de la vitalidad de la colmena.

-Un mayor consumo invernal.

-Alteración del racimo invernal.

En las abejas está el 15% de la varroa y el 85% en la cría

Normalmente solo se ve en las abejas por encima de ellas, porque se esconde “por debajo de las alas, en el abdomen”, el 15% de la varroa que tenemos, pues el 85% restante está en la cría. Por eso, cuando vemos en las abejas varroa normalmente ya tenemos una infestación muy alta.

Dicho de otro modo, por cada varroa que detectamos en una abeja adulta hay otras 5 por cada cría de obrera y hasta 10 si se trata de cría de zángano. La cría plagada de varroa suene morir en estado de pupa y queda en las celdas hasta que es retirada por las obreras.

Si además de varroa la colmena está afectada por nosema, el tratamiento contra la varroa será menos efectivo.

En cuanto al umbral de infestación peligroso para una colmena, en el Reino Unido está en 1.000 ácaros por colmena. En España se considera que con 2.000 varroas ya estaría en peligro a supervivencia de la colmena.

Otros factores agravantes son que la colmena también presente virosis o nosema o que las varroas sean resistentes a los tratamientos.

La varroa puede expandirse tanto por su ciclo de crecimiento natural (dura 4 semanas) cómo por la entrada de varroa procedente de otras colmenas mediante el pillaje.

El punto de infestación de la que se parta es clave, ya que no es lo mismo partir de 10 ácaros que de 100, pues en 4 meses, con su multiplicación exponencial, tendríamos un grave problema para la supervivencia de la colmena. Se estima que a partir de 100 ácaros es preciso tratar al inicio de la temporada.

CICLO_VARROA

Reinfestación de varroa:

Es común que en otoños con elevadas temperaturas, tras realizar el tratamiento las colmenas puedan hacer pillaje reinfestando la colmena con varroa, si van a pillar colmenas que aún no estaban tratadas o que están muy afectadas. De ahí la importancia de que todas las colmenas en una zona sean tratadas al mismo tiempo para evitar estas reinfestaciones.

En cuanto a los tratamientos contra la varroa, el punto de partida es conocer el grado de infestación que tenemos en nuestra colmena. A continuación, ver el tratamiento que vamos a colocar, que deberá estar cerca de la cría, y seguir su eficacia, así como comprobar si hubo reinfestacións. No llega con poner el tratamiento y olvidarnos de mirar nada más.

Formas de control de la varroa:

1) Desoperculado de celdas de cría:

Permite diagnosticar la enfermedad en estadios iniciales. Para eso se corta (con un cutter, cuchillo,etc.) un cuadro de cría, a poder ser de cría a término, cuando más avanza el ciclo de la varroa. En los cuadros de cría la varroa suele estar más presente por la parte de arriba y hacia la piquera. Se deberán coger distintos cuadros, dar unos cortes, golpearlos para que caiga su contenido y hacer un recuento del número de crías y de varroa.

Para ello se divide el número de varroas entre el número de ninfas o de celdas y multiplicar el resultado por 100.

-Menos de un 5%: no es preciso un tratamiento inmediato.

-Entre un 5 y un 30%: Valorar si aplicar tratamiento, en función de la época del año. Se considera que con entre un 5 y un 10% a comienzos de primavera, si no se hace tratamiento la colonia acabaría colapsando a finales de la temporada, por lo que sería necesario tratar.

-Más de un 30% de infestación: tratamiento inmediato.

No se aconseja el uso de peines para desoperculado de la miel pues la varroa podría quedar en el fondo de las celdas.

2) Uso de fondos sanitarios:

Permiten detectar la carga de varroa a partir de la que cae en el fondo sanitario por muerte natural. El conteo se deberá hacer, como mínimo, una vez al mes.

-Con más de 5 varroas por día la colonia ya requiere tratamiento.

-Con entre 5 y 10 varroas por día se debería hacer un tratamiento inmediato para evitar la pérdida de la colmena, ya que la tasa de infestación ya es muy alta.

Además, los fondos sanitarios también sirven para comprobar la eficacia de un tratamiento acaricida. Se deberá hacer la comprobación durante los primeros 15 días tras la aplicación del tratamiento, y si caen:

-Menos de una varroa por día: infestación baja. El tratamiento fue efectivo.

-Entre 1 y 5 varroas: infestación media. Si es a comienzos de primavera ver si debemos poner otro tratamiento.

-Más de 5 varroas al día: infestación alta. Poner otro tratamiento y ver si tenemos resistencias a lo que pusimos o que problema hubo.

Si no vemos caer mucha varroa ver si el tratamiento no está siendo eficaz o que pasa, se debe desopercular cría y vez si hay varroa o no. El tratamiento debe ser efectivo, por lo menos, durante 2 ciclos de cría, matando tanto la adulta que hay fuera sobre las abejas como la que está dentro de la cría.

El fondo sanitario debe estar colocado durante, como mínimo, 7 días para poder hacer el recuento de las varroas que cayeron y sea representativo. Este no deberá estar propolizado, porque de este modo no serviría para detectar varroa.

3) Recuento de la varroa sobre abejas adultas:

Para esto se debe coger una muestra de entre 100 y 300 abejas adultas, siempre de las abejas que están cuidando la cría y mejor de tres cuadros distintos.

A continuación meterlas en un bote con azúcar en polvo, agitarlas y después verter sobre una malla que deje pasar los ácaros, pero no las abejas. Posteriormente se hace el recuento, dividiendo el número de varroas por el número de abejas y multiplicando por 100.

-Más de un 3% de infestación: Requiere tratamiento.

-Más de un 5% de infestación: Es preciso un tratamiento urgente para evitar la pérdida de la colmena por colapso.

Una idea sobre “Claves para el control de la varroa en las colmenas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información