Claves a tener en cuenta en la instalación de robots de ordeño

El investigador Ángel Castro Ramos acerca algunas de las cuestiones a valorar en los robots de ordeño. El experto también recoge ventajas y puntos débiles de estos sistemas automatizados

Claves a tener en cuenta en la instalación de robots de ordeño

Robot de ordeño atendiendo a dos cabinas en paralelo.

Desde que en el 2004 se instalara el primer robot de ordeño en Galicia, el número de granjas que decidió apostar por este sistema automatizado no ha parado de crecer. Así es que hoy en día ya se contempla como una alternativa para ganaderías con sistemas de producción muy diversos y con características dispares.

Los robots de ordeño están siendo una opción en Galicia tanto para grandes ganaderías en intensivo como para granjas más familiares, pudiendo adaptarse a estabulaciones antiguas. Incluso comienzan a ser una alternativa para las ganaderías en pastoreo, con al menos 3 robots ya instalados con este manejo del ganado en la comunidad, pese a las limitaciones derivadas de la estructura de la tierra que hay en buena parte de Galicia.

En Galicia, el robot de ordeño es una opción para todo tipo de ganaderías en intensivo y comienza a serlo también para las de pastoreo

«El robot de ordeño fue pasado, es presente y será futuro, pero seguirá conviviendo con otros sistemas», explica el investigador Ángel Castro, que realizó su tesis sobre los robots de ordeño en Galicia. El experto participó recientemente en una jornada impartida por la Oficina Agraria de Lalín sobre estos sistemas de ordeño y ofreció algunas de las claves a tener en cuenta en la instalación de estos sistemas.

Factores de instalación

graficas-robot-de-muxido-

Comparativa de las razones que apuntan ganaderos gallegos y de otros países de Europa para instalar un robot de ordeño.

Uno de los motivos que ha favorecido la expansión del robot de ordeño es que se presenta como una solución para afrontar algunas de las limitaciones de las ganaderías, como son las dificultades para encontrar mano de obra cualificada, al tiempo que alivia la carga de trabajo que implica el ordeño.

La adecuación de la alimentación, clave para el robot

«La alimentación juega un papel fundamental en el funcionamiento del robot de ordeño, puesto que el concentrado funciona como incentivo para que las vacas se vayan a ordeñar», recuerda el experto.

La instalación del robot de ordeño lleva parejo que las vacas pasen a una alimentación casi individualizada, pues variará la cantidad de pienso que recibe cada una. «Este cambio es ventajoso porque a la par que incentiva a que la vaca se vaya a ordeñar también premia a la vaca de mayor producción con más pienso», indica Castro. Sin embargo, como señala el experto, también se pueden presentar dificultades con aquellas vacas que al reducírsele la cantidad de pienso tampoco quieran irse a ordeñar, lo que lleva a que haya que ir a buscarlas.

Es importante mantener el equilibrio entre el concentrado del pesebre y el de la estación de ordeño y garantizar que sea apetecible para la vaca

«Es importante mantener el equilibrio entre el pesebre y la estación de ordeño, sino las vacas se sacian o comienzan a volverse perezosas», incide el experto. En esta búsqueda del equilibrio y de que el pienso sierva como reclamo, es más importante la apetencia del concentrado que la cantidad. Los concentrados con más éxito, según diferentes estudios, son los que tienen trigo y cebada, a parte de los diferentes aromatizantes.

En este sentido, uno estudio durante un mes en una ganadería que contaba con los dos sistemas de muxido, en sala y con robot, determinó que la cantidad de materia seca ingerida por las vacas era similar en los dos sistemas.

Por otra parte, la producción de leche fue superior con los robots de ordeño, con lo que, a priori, la eficiencia de conversión de la materia seca ingerida será mayor en el caso del robot. Pero, sí la leche se estandarizase al 4% de grasa en ambos casos, ya no encontraríamos esa diferencia en la producción.

Con el cambio al robot de ordeño es frecuente que se reduzca la cantidad de grasa en la leche, debido a distintas causas

Tal y como explicó Castro, esta merma de la grasa puede deberse, entre otras causas al incremento de la producción, a la entrada continuada de leche en el tanque, lo que prolonga el proceso de enfriamiento y batido, y ese efecto  de mayor ‘batido’ provoca una lipolisis (rotura) de los glóbulos de grasa reduciendo el porcentaje de la misma en las analíticas. «En países como Italia, y en determinadas denominaciones de origen de quesos afamados, la instalación del robot de ordeño se está viendo limitada por ese efecto sobre la composición de la leche», refiere el experto.

Castro también destaca la posibilidad de hacer ordeños en función de los intereses de cada ganadería y animal como una de las principales ventajas del robot. «Nos permiten hacer más ordeños a las vacas acabadas de parir, alargando el pico de producción en el tiempo, y espaciar más cuando ya están próximas al secado, haciendo un ordeñado de precisión», concreta el investigador.

Ordeños medios diarios por vaca en función de los días en leche.

Ordeños medios diarios por vaca en función de los días en leche.

Otros puntos críticos y ventajas del robot

Castro también señala que el estudio realizado en distintas granjas gallegas le permitió constatar que el robot de ordeño lleva parejo un período de adaptación al nuevo sistema tanto para el ganado como para los ganaderos, aunque cada vez se manejan plazos más cortos.

El cambio al robot de ordeño implica la eliminación de alrededor de un 10% de vacas, ya que no todos los animales se adaptan

El cambio al robot implica la eliminación de alrededor de un 10% de vacas, ya que no todos los animales se adaptan. «La mayoría de estos animales ya estaban pendientes de sacarse de la ganadería y el robot simplemente hace que se lleve a cabo», indica el investigador.

La inversión inicial, así como el consumo eléctrico o de agua son otros de los factores que se deben valorar en la elección de un robot de ordeño. «Tanto el consumo eléctrico como hídrico son factores cada vez a tener más presentes en la ganadería debido al contexto agroambiental actual» apunta Castro.

La optimización de los ordeños suele traducirse en un incremento de la producción de entre un 10 y un 15%

La instalación del robot de ordeño trae parejas algunas ventajas frente a otros sistemas tradicionales que están contribuyendo a su expansión. La posibilidad de incrementar el número de ordeños de manera individual es quizás el principal argumento a favor del robot, como indica el experto.

También se ha comprobado que la optimización de los ordeños suele traducirse en un incremento de la producción de entre un 10 y un 15%, aunque no en todos los casos se llega a conseguir este aumento. Otra de las principales ventajas que ofrece este sistema es la reducción de trabajo físico en el muxido y la aportación de datos que facilitan la gestión de la granja.

Requerimientos

El robot de ordeño es una máquina compacta de dimensiones reducidas, si se compara con otros sistemas, lo que le permite adaptarse a cualquier tipo de estabulación sin necesidad de realizar grandes obras. «Cada granja es única, por eso es fundamental que el robot se adapte a las características de las instalaciones y se ajuste también el manejo que quiere hacer el ganadero del rebaño», apunta Ángel Castro.

Las granjas deben contar con un espacio amplio en la zona del robot para facilitar el tránsito de los animales

Una de las cuestiones en las que el experto incide a la hora de instalar un robot de ordeño en la granja es la importancia de dejar el espacio necesario para favorecer el tránsito de las vacas en esa zona. Castro también apunta a que en esta área deben instalarse bebederos, tanto para propiciar que las vacas vayan allí para beber como para que lo hagan una vez fueron ordeñadas.

En base a las experiencias de las granjas implicadas en la investigación de su tesis, Castro recomienda que las zonas de acceso al robot deben contar, al menos, con unos 4,5 metros de ancho, con lo que se facilitará la circulación de los animales, al tiempo que se evita que alguna vaca quede sin ordeñar porque no consiguió acceder al robot.

La instalación del robot en la granja también variará si se trata de una nueva nave o si debe incluirse en unas instalaciones ya en funcionamiento.

El robot de ordeño posibilita el tráfico libre, forzado o guiado de los animales

«La dinámica del robot implica que el ordeño se haga tanto de día como de noche, con lo que es posible que se hagan ciclos diferentes entre grupos de animales. Así, nunca se llegan a concentrar todos los animales en una misma acción, por ejemplo comer o descansar, con lo que se pueden ahorrar espacios en zonas como el comedero», indica Castro.

A la hora de la instalación del robot, otro de los aspectos a tener en cuenta es el manejo que se hará de los animales, abriéndose tres posibilidades básicas: tráfico libre, forzado o guiado. En las granjas de nueva construcción es habitual que se opte por un sistema de tráfico libre, el más económico y cuyo único inconveniente se presenta cuando alguna vaca queda sin ordeñar. Mientras, el tráfico forzado marca los itinerarios que la vaca debe seguir. Un sistema intermedio es el tráfico guiado, donde el animal está libre pero se instala una puerta selectiva para evitar que el robot se sature y queden vacas sin ordeñar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información