Cogido ‘in fraganti’ un supuesto incendiario en el municipio lucense de Castroverde

Fue sorprendido gracias a un dispositivo de vigilancia en la zona después de haberse producido más conatos. Se trata de la tercera persona detenida en los últimos dos meses por provocar fuegos, tras las detenciones efectuadas con anterioridad en Carnota y Chandrexa de Queixa

Publicidade
Un membro dos equipos de investigación traballando en determinar as causas dun incendio forestal

Un miembro de los equipos de investigación trabajando en determinar las causas de un incendio forestal

La Unidad de Investigación de Incendios Forestales (UIFO) de la Consellería de Medio Rural esclareció este jueves un incendio en la parroquia de Serés, en el ayuntamiento lucense de Castroverde, en el que se llegaron a localizar hasta tres puntos de fuego. Tras un operativo específico de vigilancia, tres agentes de este cuerpo localizaron in fraganti e identificaron al supuesto incendiario, que es también el supuesto responsable de varios fuegos registrados con anterioridad en la misma zona, según se desprende de las investigaciones realizadas por estos profesionales de la Xunta.

Además, gracias a la rápida actuación de los agentes de la UIFO, el fuego quedó reducido a un conato de apenas 6 metros de superficie y afectó solo superficie agrícola, evitando que hubiese pasado al monte. Para su extinción se movilizaron 2 agentes, 1 brigada y 1 motobomba. El siniestro se inició a las 17:07 horas y quedó extinguido a las 17:30 horas.

El identificado es también el supuesto responsable de varios fuegos registrados con anterioridad en la misma zona, según las investigaciones realizadas

La Consellería de Medio Rural reforzó estos días el despliegue de la UIFO sobre el territorio gallego ante las condiciones meteorológicas que favorecen la actividad delictiva incendiaria y mantiene, hasta nuevo aviso, la prohibición de realizar quemas de restos agrícolas o forestales acopiados por parte de particulares.

La Xunta ha reforzado el despliegue de agentes de la Unidad de Investigación de Incendios Forestales ante las condiciones meteorológicas favorables para la propagación de los fuegos y continúan también prohibidas las quemas agrícolas

La Xunta recuerda además que está a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 085, al que deben llamar en caso de detectar algún fuego forestal. A mayores, existe un teléfono anónimo y gratuito para denunciar cualquier actividad delictiva incendiaria de la que se tenga sospecha o conocimiento: 900 815 085.

Tercera persoa detida en los últimos 2 meses por provocar fuegos

El detenido en Castroverde es la tercera persona arrestada nos últimos dos meses en Galicia en relación a incendios forestales, después de las detenciones practicadas en los meses de diciembre y enero en Carnota y Chandrexa de Queixa a partir del trabajo de la Unidad de Investigación de Incendios Forestales de la Xunta.

Esta Unidad, creada en el Plan de Prevención y Defensa contra Incendios Forestales de Galicia (Pladiga) del año pasado, está formada por 15 miembros de la escala de agentes ambientales que están desvinculados de las tareas de extinción, por lo que se centran específicamente en la investigación de los fuegos.

El pasado mes de diciembre, la UIFO puso a disposición judicial a un hombre de 61 años como supuesto autor de dos fuegos en el ayuntamiento ourensano de Chandrexa de Queixa. Los incendios tuvieron lugar en el pasado mes de octubre, afectando a una superficie de 0,8 y 0,32 hectáreas de monte raso en esta zona del Macizo Central ourensano, una de las zonas de Galicia que tiene una alta incidencia incendiaria.

La Unidad de Investigación de Incendios Forestales de la Xunta fue creada en el Pladiga del año pasado y está formada por 15 agentes ambientales exhimidos de las tareas de extinción para centrarse en investigar el origen de los fuegos

Del mismo modo, a finales del pasado mes de enero fue detenida otra persona en Carnota en relación a un incendio forestal sucedido el día 22 de enero en la parroquia de O Pindo. La causa de este fuego, que quemó 6.000 metros de superficie rasa, fue una quema de restos forestales sin autorización. Esta negligencia, agravada por el fuerte viento, hizo que el fuego prendiera en la vegetación próxima. El vecino detenido reconoció los hechos en el juzgado de guardia de Muros y admitió que no fue capaz de sofocar las llamas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información