¿Cómo informar a la Xunta de las fincas donde se labre patata dentro de la zona tampón de la polilla guatemalteca?

El levantamiento de buena parte de las restricciones a la plantación en la mayoría de los municipios afectados por la plaga de la 'tecia solanívora' tras cuatro años de cuarentena abre la posibilidad a volver a labrar el tubérculo en ayuntamientos de Ferrolterra y A Mariña. En San Sadurniño ayudan a los vecinos con los trámites necesarios

Publicidade

PATACA_SAPEC

En muchos municipios del norte de A Coruña y Lugo están ya preparándose para volver a plantar patatas después de cuatro años de prohibición a causa de la polilla guatemalteca y una vez que la Xunta ha autorizado las plantaciones de esta campaña dentro del ámbito de aplicación de las medidas para el control y erradicación de la plaga. Sin embargo se debe tener presente que muchos de estos ayuntamientos siguen estando declarados zona tampón, lo que supone una serie de condicionantes a la hora de sembar el tubérculo.

Ser zona tampón implica que todas las personas que planten patata deberán comunicarle a la Consellería de Medio Rural inmediatamente después de la siembra (y siempre antes del 1 de abril ) todas las parcelas que tengan cultivadas, independientemente de la superficie plantada y de si esta es para autoconsumo o para la venta. En la comunicación hay que indicar los datos personales y la localización exacta de las plantaciones con los datos SIXPAC del polígono, parcela, recinto, superficie total, superficie sembrada y la variedad que se ponga en el terreno.

Tanto los propietarios de las fincas como los almacenistas de patata para siembra deberán llevar un control del tubérculo

El formulario que se deberá cubrir puede descargarse desde este enlace y después habrá que presentarlo, preferentemente, a través de la Sede electrónica de la Xunta. También se puede imprimir y registrar presencialmente bien en las oficinas agrarias comarcales, bien en los Ayuntamientos, para mandárselo directamente a Medio Rural a través de la Ventanilla Única municipal.

El deber de comunicación también deberán cumplirlo las empresas que vendan patata de semilla mediante un formulario específico, además de llevar un registro de información de las personas que la compren, y en el local destinado a almacén tendrán que instalar trampas de feromona para la captura de la Tecia solanivora povolny.

Colaboración desde las entidades locales

En la zona de Ferrolterra están declarados como libres de la plaga los ayuntamientos de Cabanas, A Capela, Fene, Ferrol, Neda, Ortigueira, As Pontes y As Somozas. A mayores, está declarada zona tampón la totalidad de la superficie de los ayuntamientos de Cedeira, Cerdido, Mañón, Moeche, Narón, San Sadurniño y Valdoviño. También tienen esta condición las parroquias de Cariño, Feás, Landoi y Sismundi, en el ayuntamiento de Cariño. En toda la comarca solo la parroquia de A Pedra, perteneciente también a Cariño, continúa con la cualificación de zona infectada, en la que no se podrá plantar.

El Ayuntamiento de San Sadurniño ayuda a sus vecinos a tramitar la declaración de las plantaciones de patata para facilitar los trámites para la recuperación del cultivo

Ante la necesidad de hacer las comunicaciones a la Xunta, algunos Ayuntamientos de la comarca están ayudando a los vecinos con el papeleo. «Con el tiempo soleado que tenemos ya hay quien está preparándose para volver a plantar patatas y en los últimos días han sido varias las personas que se han acercado al Ayuntamiento para preguntar qué tenían que hacer. Por esta razón, en la oficina del Registro Municipal ya están al tanto para facilitarles las cosas», explican en el Ayuntamiento de San Sadurniño.

«El trámite es sencillo para personas que estén acostumbradas a tramitar papeleos relacionados con los montes o con las tierras, pero también hay quien no se maneja bien con el ordenador ni tampoco con los formularios en papel», evidencian. «La declaración hay que hacerla después de plantar, no antes, y para quien no sepa como cubrir y presentar el papel, en el Ayuntamiento le ayudaremos», indican.

Burela, Trabada, Arteixo, A Laracha, Muxía y Cariño mantienen la cuarentena y no podrán plantar

Trampeo para a detección da couza da pataca no concello de Barreiros

Trampa para la detección de la polilla de la patata en el municipio de Barreiros

El Consello de la Xunta analizó este jueves un informe sobre las actuaciones llevadas a cabo por la Consellería de Medio Rural para la erradicación de la plaga de cuarentena de la Tecia solanivora (polilla guatemalteca de la patata) en la comunidad gallega, que han supuesto más de 4 millones de euros de inversión por parte de la Xunta.

Así, desde su detección en 2015 y tras la aplicación de las pertinentes medidas, se ha constatado que una treintena de ayuntamientos gallegos han dejado de tener zonas infectadas por la polilla. Mientras, solo quedan seis municipios gallegos (Burela, Trabada, Arteixo, A Laracha, Muxía y Cariño) con áreas en las que actualmente no se puede cultivar patata, entre otras medidas.

El control de la plaga ha supuesto un gasto de 4 millones de euros por parte de la Xunta

En concreto, siguen siendo zonas infectadas por la polilla la parroquia de A Pedra, en el municipio de Cariño; las parroquias de Sorrizo y Chamín, en Arteixo; las de Lendo y Caión, en el municipio de A Laracha y las de Nosa Señora da O, Leis, Muxía, Moraime y Ozón, en el municipio de Muxía, dentro de la provincia de A Coruña. En la provincia de Lugo se considera como zona infectada la totalidad de la superficie del municipio de Burela y la parroquia de Trabada, en el municipio homónimo. En estos casos, la prohibición de plantar patata se prolongará durante un periodo mínimo de dos años desde la aparición del último caso de polilla.

Desde la detección de los primeros casos en 2015, una treintena de municipios gallegos han dejado de tener zonas infectadas por la polilla

Mientras, están en la zona tampón la totalidad de la superficie de los municipios de Cedeira, Cerdido, Mañón, Moeche, Narón, San Sadurniño y Valdoviño. También las parroquias de Bardullas, Buiturón, Caberta, Couceiro, Frixe, Morquintián, Nemiña, Touriñán y Vilastose, del concello de Muxía; así como una franja de 5 km limítrofe con los concellos infectados que afecta parcelas de los municipios de Camariñas, Dumbría y Vimianzo y las parroquias de Monteagudo, Barrañán y Armentón, en el concello de Arteixo; Rebordaos, Vilela y Noicela, en el concello de Carballo; Cabovilaño, Lemaio y Torás, en el concello da Laracha y Cariño, Feás, Landoi y Sismundi, en la localidad de Cariño.

En la provincia de Lugo, la zona tampón incluye los concellos de Alfoz, Barreiros, Cervo, Foz, Lourenzá, Mondoñedo, Ribadeo, O Valadouro, O Vicedo, Viveiro y Xove; ademais de las parroquias de Balboa, Fórnea, Ría de Abres, Sante, Vidal, Villaformán y Villapena, en el concello de Trabada.

Revisión periódica de las trampas con feromonas

Los trabajos efectuados tras la detección de la polilla en Galicia consistieron en el establecimiento de una red de trampeo para capturar masivamente al insecto en las zonas infectadas y controlar su expansión, así como en la zona tampón en las franjas límites con el área infectada. También se instalaron trampas en las principales zonas productoras de patata, principalmente en la comarca coruñesa de Bergantiños y en la ourensana de A Limia.

En la actualidad, el trabajo se centra en revisar periódicamente las trampas instaladas para registrar la evolución de capturas y la dispersión de la plaga, así como en la vigilancia de todo el territorio demarcado para evitar plantaciones ilegales

A mayores, desde el comienzo de la plaga se procedió a la recogida de patatas de semilla en los almacenes comercializadores de las zonas infectadas, así como del propio producto en las explotaciones de los ayuntamientos afectados, además de controlar el movimiento de patata producida en la zona infectada, dentro de esta zona y entre la zona infectada y la zona tampón.

En la actualidad el trabajo se centra en revisar periódicamente las trampas instaladas para registrar la evolución de capturas y la dispersión de la plaga. Al mismo tiempo, se sigue vigilando todo el territorio demarcado para evitar plantaciones ilegales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información