Cómo explicar que usar más madera es bueno para el medioambiente

Europa aumentó su superficie forestal un 9% desde el año 1990. En paralelo, una gestión forestal sostenible permitió elevar la tala de madera. Conocemos dos campañas europeas que divulgan entre la ciudadanía la compatibilidad entre aprovechamientos forestales y protección de la natureza

Cómo explicar que usar más madera es bueno para el medioambiente

Procesadora forestal en monte. / Archivo.

Estos días, una campaña televisiva de una aplicación de venta de segunda mano apuntaba directamente a la tala de árboles como algo negativo: “En algún momento se sacrificaron muchos bosques para sacar madera. Está mal, pero ya está hecho (…) Como también están hechos los millones de muebles que salieron de allí. Y lo mejor que podemos hacer, es usarlos”.

Con independencia de que el reciclaje efectivamente sea deseable, el sector forestal europeo lleva años intentando transmitirle a la sociedad que es falso que esté mal cortar madera. Desde la cadena monte – industria se considera que el aprovechamiento maderero no sólo es compatible con la conservación del medioambiente, sino que tiene un efecto positivo.

Un dato a tener en cuenta es que Europa aumentó su superficie forestal un 9% desde el año 1990, al tiempo que en paralelo una gestión forestal sostenible permitió elevar la tala de madera. En los bosques de Europa crece cada año más madera de la que se corta, lo que garantiza la regeneración de las masas.

Si bien la deforestación es un problema en el resto de los continentes, asociada en muchos casos a la expansión de agronegocios como la soja (Brasil) o el aceite de palma (Indonesia), no es el caso europeo.

Certificación y comunicación
Para que el consumidor pueda identificar la madera asociada a una gestión forestal sostenible, que garantiza la conservación del medio y la regeneración de las masas cortadas, están potenciándose en las últimas décadas los sellos de certificación forestal, como FSC o PEFC, que se han convertido en una exigencia para la mayoría de empresas internacionales.

En paralelo a los esfuerzos de certificación forestal, las asociaciones europeas ligadas al sector tratan de contrarrestar esa cierta imagen que existe de que cortar y emplear madera es algo malo. Resumimos a continuación dos campañas europeas en esa línea que se expusieron recientemente en el Foro de Bioeconomía organizado en Santiago por la Axencia Galega da Industria Forestal, XERA.

Wood for Good

«Queremos que la madera sea la primera opción en material para diseño y construcción»

La campaña «Wood for Good» (Madera para siempre) está promovida por la industria forestal británica con el objetivo de promocionar el uso de la madera. «Queremos convertir la madera en la primera elección de material en diseño y en la construcción. Porque la madera es buena» -enuncian-. «Se trata de un material natural, resistente, agradable y que dura en el tiempo».

Formación
La directora de la campaña, Wood for Good, Sarah Virgo, explicó en el Foro de Bioeconomía que uno de los principales esfuerzos de la iniciativa se dirige a la formación de profesionales como arquitectos o técnicos de la industria de la construcción: «Podemos promover la madera, pero si no sabemos cómo usarla, es un problema», analiza Sarah.

Por eso, Wood for Good se centró en ofrecer formación y de recursos para promover el uso de la madera, como la difusión de casos de éxito a nivel internacional o de distintas aplicaciones que puedan servir de inspiración.

Medioambiente y bienestar
De manera paralela, la campaña liga el uso de la madera con efectos positivos en el bienestar de las personas, con la creación de entornos biofílicos, y en la conservación del medioambiente.

Estos son algunos de los mensajes que se emplean en la campaña:

  • En los aprovechamientos forestales sostenibles, los árboles siempre son replantados o regenerados tras su tala. Los árboles no se cosechan todos al mismo tiempo ni en la misma área. Primero se hacen claras, para que el resto de árboles de la masa coja grosor, y cuando llega la tala final, se trata de talas limitadas a zonas concretas, no se talan bosques enteros.
  • Cuando usas madera de bosques gestionados de manera sostenible, siempre tienes la seguridad de que ese bosque fue regenerado tras la tala. Más importante, con un correcto uso, esa madera podrá ser reparada y reutilizada muchas veces antes de ser reciclada.
  • Los bosques comerciales proporcionan un hogar para la vida salvaje, un ecosistema biodiverso y espacio para que las personas paseen y disfruten de la naturaleza.
  • La madera contribuye a la lucha contra el cambio climático, pues los árboles secuestran dióxido de carbono de la atmósfera que después queda almacenado en la madera.
  • Al emplear más madera, estamos contribuyendo activamente a expandir los bosques europeos y a aumentar el secuestro de carbono. Entre 2005 y 2015, el secuestro anual de carbono de los bosques en Europa fue de 719 millones de toneladas. Eso equivale a las emisiones de 150 millones de coches durante todo un año y representa alrededor del 9% de las emisiones europeas.
  • La Unión Europea será más dependiente de sus propios bosques de lo que ya es. Esto requiere inversiones en una buena gestión forestal, educación, aumentar la superficie de los bosques y mantener el equilibrio entre suministro de madera, conservación de la biodiversidad y secuestro de carbono.
  • Una imagen de la campaña Wood for Good.

    Una imagen de la campaña Wood for Good.

Forest Europe

«Difundimos una narrativa positiva de los empleos verdes, de las personas que trabajan en el sector forestal, más allá de gráficos y datos»

Forest Europe es una iniciativa política que promueve la protección de los bosques y la gestión forestal sostenible a nivel europeo. Sus objetivos se centran en impulsar el papel de los bosques en la mitigación del cambio climático, en reforzar su función en el ciclo hidrológico y en la conservación de la biodiversidad, y en asegurar el aprovechamiento sostenible de productos forestales.

Para Forest Europe, la gestión forestal sostenible implica la conservación de la biodiversidad, productividad, capacidad de regeneración y vitalidad de los bosques, asegurando que cumplen, ahora y en el futuro, con funciones relevantes a nivel ecológico, económico y social.

Estado de los bosques
Como parte de su trabajo, Forest Europe elabora anualmente un informe sobre el estado de los bosques europeos, en el que hace seguimiento de los riesgos sanitarios a los que se enfrentan. En la actualidad, se calcula que un 3% de los bosques europeos está dañado por fuegos, insectos, enfermedades o por fenómenos meteorológicos extremos.

En el Foro de Bioeconomía celebrado en Santiago intervino Vera Steinberg, asesora de Forest Europe, que apuntó que el público al que se dirige la iniciativa está formado tanto por trabajadores forestales como por ecologistas y por público en general.

«Entre el público detectamos que hay preocupación por el estado de los bosques. En la Europa central está produciéndose una gran mortandad de árboles por motivos sanitarios y es algo que preocupa. Desde Forest Europe comunicamos las iniciativas que se están desarrollando para enfrentar esa situación», explicó Vera en su intervención en el Foro.

Empleos verdes
Otra de las líneas de comunicación de Forest Europe radica en la promoción de los empleos verdes, ligados a la gestión forestal. Un ejemplo de esto es la difusión en redes sociales de vídeos cortos sobre personas que trabajan en el sector forestal, «con la idea de transmitir una narrativa positiva de los empleos forestales» -explica Vera-. «Se trata de entrevistar a las personas que hay detrás de las gráficas y de los datos», concluye.

Datos

  • Un 35% de la superficie de Europa está cubierta por bosques. En el caso de Galicia, dos tercios de la comunidad son superficie forestal y casi un 50% de Galicia está arbolada.
  • Un 23% de los bosques de Europa están sujetos a figuras de la protección de la naturaleza, lo que implica que tienen mayores limitaciones y controles sobre los aprovechamientos forestales
  • Un 70% de los bosques de Europa tienen acceso público libre para la ciudadanía. En algunos países, esa superficie supera el 90%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información