La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

¿Cómo mejorar la cantidad de proteína en praderas forrajeras?

¿Cómo mejorar la cantidad de proteína en praderas forrajeras?

En la actualidad, el ganadero de vacuno está sufriendo día tras día subidas en los costes de los piensos compuestos, motivadas por las altas cotizaciones de las materias primas que las componen, y esta situación dados los acontecimientos internacionales, parece que ha llegado para quedarse y no ser algo puntual.

Es posible compensar este aumento en la factura de los piensos, si se manejan adecuadamente otros factores que influyen de una manera directa sobre el coste del pienso, como es la realización de una fertilización rentable de las praderas.

Con un manejo adecuado del abono nitrogenado, aportado en el momento correcto, a la dosis necesaria, en la forma química más asimilable y preferiblemente acompañado de azufre totalmente asimilable, se puede asegurar un aumento significativo de la producción de proteína por hectárea.

Un abono nitrogenado se puede comprar en tres formas químicas únicas o combinadas entre sí:

  • Ureica o Amídica
  • Amoniacal
  • Nítrica.

El nitrógeno en forma ureica o amidica presenta como característica principal que no puede ser directamente asimilado por el cultivo. Por tanto, necesita de una transformación para pasar a nitrógeno amoniacal. Esta transformación está condicionada por la temperatura y humedad presente en el suelo, si no es la adecuada provoca pérdidas de Nitrógeno en forma de gas amoniaco.

Esto significa que parte del nitrógeno pagado por el ganadero se pierde en la atmosfera. Estas perdidas por volatilización o por lavado dependen del año y de las condiciones, pero pueden llegar a ser muy elevadas.

El nitrógeno en forma amoniacal queda fijado en las arcillas del suelo y apenas tiene perdidas, por esto el cultivo lo irá tomando en función de su transformación a nítrico.

El nitrógeno en forma nítrica es como los cultivos prefieren absorber el nitrógeno, lo hacen rápida y fácilmente, lo que los convierte en los más eficientes por unidad de nitrógeno aportada.

La aplicación de fertilizantes nítricos – amoniacales, combinada con azufre, permite incluso duplicar las cantidades de proteína obtenida

Queda demostrado por ensayos de fertilización realizados en pradera, que se puede llegar a alcanzar techos productivos de hasta el doble de proteína por hectárea, si se aplican fertilizantes combinando las formas nítrico-amoniacales con azufre altamente asimilable.
Estas graficas representan los resultados de una pradera donde se realizaron dos tratamientos de nitrogenados el 28 de mayo con las mismas unidades, segándose el 30 de junio.

  • Tratamiento 1: Fertilizante nitrogenado de importación
  • Tratamiento 2: Nitro sulfato amónico 26% (NSA) de Fertiberia

Grafica Fertiberia 1

grafica fertiberia 2

La gama de fertilizantes con azufre asimilable y nitrógeno nítrico de Fertiberia, NSA 26%, NSA GREEN y Nitramón, le ayuda a conseguir este beneficio por hectárea, que permitirá reducir el coste de la ración para el ganado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información