¿Cómo reducir las emisiones? (III) Manejo y eficiencia productiva

El 40% de los gases de efecto invernadero de las explotaciones ganaderas es imputable al propio funcionamiento del sistema digestivo de las vacas. Mejorar su productividad, reduciendo los intervalos entre partos, la salud y longevidad, para disminuir las necesidades de recría, y seleccionar por índice de conversión y emisión de metano son estrategias efectivas para reducir la contaminación asociada

tenreiros Ternera Gallega SupremaLa responsabilidad de las emisiones en la ganadería se divide principalmente entre el sistema digestivo de los rumiantes (42%), estiércoles (15%) y manejo del suelo (uso de fertilizantes, estiércol, laboreo, etc.), que provoca el 38% de las emisiones.

Por tanto, las emisiones entéricas suponen una parte principal en el cómputo global de gases. Lograr mayor eficiencia productiva, un rebaño más sano y mejoras digestivas y en materia de conversión de alimento de los animales permiten disminuir las emisiones de metano propias del sistema digestivo del ganado vacuno. 

Mayor optimización productiva y un rumen más eficiente permiten reducir las emisiones de metano entérico

Los avances en el campo de la genómica y la mejora genética, que abren la vía a la selección no sólo por aspectos meramente productivos sino también de eficiencia medioambiental (emisiones por quilo de carne o leche producida), introducen un campo todavía incipiente pero prometedor en cuanto a su potencial para mitigar de forma considerable los gases de efecto invernadero imputados a la producción ganadera. 

GENÉTICA, REPRODUCCIÓN Y MANEJO:

vacas producion2Toma de datos para una ganadería de precisión
La recogida de datos y la obtención de información en la explotación es esencial para tomar decisiones basadas en evidencias. La ganadería de precisión consiste en utilizar las tecnologías disponibles en la actualidad para mejorar el control de la granja y del rebaño, abarcando un amplio rango de herramientas de monitorización, manejo, alimentación, control de comportamiento, etc.

Aunque se ha desarrollado más en vacuno lechero estabulado, también hay ya aplicaciones disponibles para pastoreo. La aplicación de estas tecnologías contribuye a optimizar el funcionamiento de la ganadería, haciéndola más eficiente y evitando emisiones derivadas de esas ineficiencias, lo que puede contribuir a reducir las emisiones de metano en un 20%.

Selección de reproductores
touro CalimeroLa selección de hembras y machos idóneos para la mejora genética del rebaño es una de las estrategias de reducción de emisiones que puede ser implementada a menor coste, ya que al mismo tiempo mejora la rentabilidad de la explotación, con un efecto a largo plazo, ya que los avances en este campo tienen un efecto acumulativo en las siguientes generaciones.

Las evaluaciones genéticas de caracteres relacionados con las emisiones ya están disponibles, aunque por ahora rara vez estos datos figuran en los programas de mejora genética

Utilizar animales con alto valor genético (tanto hembras como machos) ayuda a mejorar la productividad pero también puede contribuir a disminuir las emisiones si uno de los valores de selección que se tienen en cuenta es el de su eficiencia en la conversión, lo que equivale a una menor ingesta de alimento por quilo de carne o de leche producida. Las evaluaciones genéticas para algunos caracteres relacionados con las emisiones ya están disponibles, aunque estos datos no figuran por ahora de forma generalizada en los programas de mejora genética.

Seleccionar animales más fértiles reduce los periodos improductivos, al igual que lograr un mayor crecimiento comporta menor tiempo y, por tanto, reducción de emisiones

Otro de los aspectos relacionados con la mejora de la eficiencia productiva tendría que ver con la reducción de los periodos improductivos de los animales, en aspectos como aceleración del crecimiento de la recría o reducción del intervalo entre partos.

Mejorar el bienestar
Las mejoras en el bienestar animal contribuyen a incrementar la productividad y reducen la intensidad de las emisiones. La disminución del estrés del ganado, avances en su confortabilidad, mejora de su salud y longevidad, reducción de enfermedades y mortinatalidad de las crías son estrategias beneficiosas desde el punto de vista tanto productivo como de descenso de emisiones.

Las enfermedades del ganado tienen un potente efecto de incremento de la intensidad de las emisiones

Con todo, algunos aspectos relacionados con el bienestar animal, como es el caso del pastoreo, puede, en determinadas circunstancias, si no está gestionado adecuadamente, estar ligado a un aumento de emisiones, especialmente de óxido nitroso.

Además, si la densidad en los sistemas de pastoreo alcanza un determinado umbral (que variará con el tipo de ecosistema de pasto) se puede exceder la capacidad de los pastos para operar como sumidero de carbono y provocar el efecto contrario.

Estrategias de alojamiento
intensivoLa intensificación del en espacios cerrados y el incremento de la densidad (nº de animales por unidad de superficie) busca la mayor rentabilidad del sistema basada en la optimización de los recursos, por lo que puede contribuir a disminuir las emisiones relativas de gases de efecto invernadero.

La reducción de las emisiones en los sistemas intensivos también puede lograrse a partir de factores adicionales como la mejora de la digestibilidad de la dieta, puesto que este alojamiento implica una alimentación desligada del pastoreo y normalmente basada en dietas concentradas.

El aumento de la densidad puede comprometer el bienestar, debido al incremento de la competencia y estrés social

Por otro lado, un acceso al pasto restringido (confinamiento) disminuye la proporción de energía para el mantenimiento. Además, el confinamiento permite capturar excretas lo cual, en términos generales, disminuye las emisiones de óxido nitroso.

Aumento de la longevidad
Aumentar la vida útil de las hembras reproductoras ayuda a reducir el número de animales de reposición necesarios. Los animales de reposición consumen recursos y emiten gases de efecto invernadero durante su periodo no productivo, haciendo que aumenten así las emisiones del rebaño.

Los animales de reposición consumen recursos y emiten gases de efecto invernadero durante su periodo no productivo

Mejora de la fertilidad
Aumentar la fertilidad de las hembras reproductoras ayuda a reducir el número de vacas nodrizas en el rebaño para tener una determinada producción. Los animales improductivos que no paren en su tiempo consumen recursos y emiten gases de efecto invernadero durante su periodo no productivo, haciendo que aumenten así las emisiones del rebaño.

Los animales improductivos cunsumen recursos y generan metano y estiércol

Mejora de la salud
Un rebaño que goce de buena salud maximiza su capacidad productiva optimizando los recursos y disminuyendo los desechos. Los problemas de salud tales como enfermedades, pero también lesiones, provocan que se necesiten más animales para producir la misma cantidad de producto. La mejora de la salud permite una mejora de la eficiencia productiva del rebaño, de modo que se puede producir más alimento con menos animales.

Un peor estado físico y de salud del ganado produce una menor ingesta de alimento y mayores requerimientos de energía para el mantenimiento

Un peor estado físico y de salud del ganado produce una menor ingesta de alimento, una reducción en la capacidad de digerir los alimentos y mayores requerimientos de energía para el mantenimiento. Por el contrario, las mejoras en la salud de los animales también mejoran los resultados productivos, lo que se traduce en una mayor eficiencia en el uso de los recursos. Además, una mejor salud reduce la tasa de reposición por eliminación involuntaria, por lo tanto, se extiende la vida productiva promedio del rebaño.

ACTUAR SOBRE EL FUNCIONAMIENTO DEL RUMEN:

grafico eficiencia uso nitrogenoIncorporación de suplementos que reducen las emisiones de metano
El metano se produce en el rumen mediante la actividad de las arqueas metanogénicas que utilizan gran parte del H2 generado por la fermentación anaerobia de carbohidratos para reducir CO2 a CH4.

Se puede modular el funcionamiento del rumen de los animales a través de la adición de aceites vegetales y taninos; ácidos orgánicos como el malato o el fumarato; y extractos fitogénicos como los organosulfurados, de microalgas (Asparagopsis taxiformis) o sintéticos como el 3-NOP en la alimentación o el agua de bebida.

La reducción puede llegar hasta el 30-40%, expresada por kilogramo de materia seca ingerida, pero su utilización en dosis elevadas reduce la ingesta del animal

Los aceites esenciales poseen un efecto antimicrobiano, antioxidante y mejoran la absorción de nutrientes y el índice de conversión. El modo de acción de los taninos consiste en evitar la degradación de la proteína a nivel ruminal y posteriormente favoreciendo su liberación en el intestino. Las saponinas poseen un efecto anti-protozoario como principal modo de acción. Fruto de ello reducen las emisiones de metano en torno al 6%, aunque las bacterias ruminales desarrollan la habilidad para inactivar las saponinas tras un periodo de tratamiento superior a 2-3 semanas.

En su mayoría estos suplementos no suelen reducir las emisiones de metano per se pero en muchos casos incrementan la productividad y la eficiencia del rebaño; por lo tanto, la intensidad de las emisiones (por unidad de producto) se ven reducidas.

Hay muchos productos ya en el mercado (como es el caso de extractos de plantas) pero ninguno está registrado oficialmente, hasta la fecha, como aditivo zootécnico para reducir las emisiones. El coste de los compuestos es otro escollo para su utilización.

Aditivos que optimizan la función ruminal
Se trata del empleo de compuestos (extractos de plantas fundamentalmente) que ejercen un efecto modulatorio sobre la microbiota ruminal, de manera que el perfil de fermentación anaerobia favorece la producción de propionato a expensas de la de acetato.

La producción de propionato consume H2 mientras que la de acetato lo genera, de ahí el efecto reductor de la producción de CH4

Dentro de los aditivos para optimizar la función ruminal también estarían incluídos los probióticos. El más utilizado en animales adultos para modular la función ruminal es la levadura (Saccharomyces cerevisiae). Su principal modo de acción consiste en consumir oxígeno ruminal y favorecer un ambiente anaerobio estricto. La levadura no suele reducir las emisiones de metano. La ventaja de esta estrategia nutricional radica en que favorece la degradación de la fibra e incrementa el pH ruminal, permitiendo así evitar procesos de acidosis ruminal y la consecuente bajada en los índices de conversión.

Muchos de estos aditivos (como las levaduras o los aceites esenciales) se suelen utilizar de forma habitual en los piensos comerciales de animales de alta producción (caso de las vacas lecheras) debido a que mejoran la productividad y previenen acidosis. Su aplicación en terneros de cebo podría ser también rentable.

Burgo de Negral recria desteteAcelerar el desarrollo del rumen a edades tempranas
El rumiante cuando nace carece de rumen funcional, ya que se alimenta a base de leche que pasa directamente al omaso y se digiere posteriormente. Durante las primeras semanas de vida el rumen se va desarrollando y colonizando por una compleja mezcla de microorganismos procedentes del alimento, del agua, del suelo o las heces, y del contacto con animales adultos.

Esta estrategia tiene por objetivo acelerar el desarrollo anatómico, microbiológico y funcional del rumen para que el animal aproveche de forma eficiente, lo antes posible, el alimento sólido

En el caso de terneros mamones procedentes de explotaciones de leche, al carecer de contacto con animales adultos el desarrollo del rumen se retrasa pero si se consigue modular la microbiota ruminal en las primeras semanas de vida, ésta permanecerá en el animal adulto, permitiendo minimizar el estrés y ralentización de crecimiento durante el destete y mejorar sus niveles productivos.

Las estrategias a emplear incluirían aditivos fitogénicos, probióticos o cambios en la alimentación y estarían especialmente indicadas para animales separados de la madre tras el parto y criados con leche artificial.

MÁS INFORMACIÓN: 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información