Consejos básicos del encalado

Artículo de Alberte Momán Noval, Ingeniero Técnico Agrícola y miembro del Departamento Comercial de Calfensa

Publicidade
Consejos básicos del encalado

Los suelos gallegos son ácidos, lo que supone un handicap para lo correcto desarrollo de las plantas. Los factores que causan esta acidificación son:

– Geológicos: Granitos,esquistos, entre otras rocas, imprimen el carácter ácido de los suelos gallegos.

– Climatología : Una elevada pluviometría lava las sales presentes, aumentando la concentración de Hidrógeno (H+) y de Aluminio (Al3+) .

– Topográficos: La altitud, junto con la temperatura, existencia de pendientes (humedad y lavados), inciden en el aumento de la acidez.

– Acción humana: La deforestación y el fuego son agentes que inciden en la acidificación, ya que
dejan el terreno desnudo y abierto al lavado.

Hidrógeno, Aluminio y Manganeso

Los procesos anteriormente descritos inciden en la liberación de H+ , que deja a disposición de la planta el Aluminio (AL3+) y el Manganeso (Mn), que en grande concentración resultan tóxicos para las plantas.

A la vista de LO anterior, es necesario conocer la cantidad de H+ existente en el suelo. Para eso se establece el Potencial Hidrógeno o pH, que resulta la inversa del logaritmo de H+ . De este modo, se establece que, considerando 7 la neutralidad, todo lo que baje de esa cifra será ácido y lo que subida alcalino.

El alto porcentaje de saturación de aluminio va a incidir en el pobre desarrollo de la planta. El efecto principal lo produce sobre las raíces, que aparecen cortas, gruesas y frágiles. Se observa una notable reducción del aparato radicular, con muy pocas raíces secundarias.

El manganeso puede producir toxicidad encontrándose en suficiente cantidad con pH por debajo de 5,5. El Mn se desplaza rápidamente de la raíz al tallo, por lo que se aprecia una reducción en el crecimiento de este.

Efecto de la acidez sobre los distintos nutrientes

Nitrógeno:
– La mineralización del N orgánico se produce dentro de un amplio rango de pH, pero decrece por debajo del pH 6,0.

– La nitrificación (proceso del ciclo del nitrógeno que convierte el amonio en nitrato, siendo este asumido por las plantas) se reduce mucho con pH inferiores a 4,5.

– La acción de los microorganismos que actúan en el ciclo del N, se hace más lenta con pH por debajo del 5.

– Para la asociación de Rhizobium- – leguminosa, en la fijación de nitrógeno atmosférico, el pH adecuado se acerca a 6 en algunos casos.

Fósforo:
Forma complejos orgánicos con el hierro y el aluminio, quedando inaccesible para las plantas. El fósforo estará presente en el suelo, pero no aprovechable.

Potasio:
Depende mucho su presencia de la capacidad de fijación de los componentes orgánicos e inorgánicos. Si aumentamos el pH, activamos el complejo de intercambio de la materia orgánica, lo que podría suponer un incremento en la concentración de K cambiable.

Calcio:
El aluminio tiene la capacidad de reducir la absorción de Ca, por lo que en suelos en los que exista poca cantidad de Ca en el complejo de cambio, puede llevar a fuertes carencias de este elemento.

Magnesio:
La absorción de este elemento aumenta en función del pH.

Encalado: Productos encalantes

Óxido de calcio: reacción muy rápida, cáustico y alto coste.

Hidróxido de calcio: Cual apagada. Reacción muy rápida. Alto coste.

Carbonato cálcico (Calcita): Reacción más lenta que los anteriores. Muy empleado. Bajo coste, no cáustico.

Carbonato cálcico magnésico (Dolomita): La de reacción más lenta. Muy empleado. Bajo coste, no cáustico.

Tienen la capacidad de subir el valor de pH, porque al incorporarse reaccionan liberando OH+.

ENCALADO_TAMAÑOS

Encalado: Calidad del producto encalante

Grado de finura: La velocidad de reacción del producto encalante no suelo depende de la superficie en contacto con el suelo. Cuanto más fino sea el encalante, más superficie tendrá en contacto con el suelo, por lo tanto más rápida será su reacción.

En la gráfica se representan la capacidad para subir el pH en un período de tiempo, en función del grosor de las partículas. El tamaño de las partículas viene representado en mallas, según la equivalencia siguiente:

ENCALADO_VELOCIDADEIntervalo entre 8 y 20 mallas.- – entre 2,36 y 0,850 mm
Intervalo entre 20 y 30 mallas.- – entre 0,850 y 0,600 mm
Intervalo entre 40 y 50 mallas.- – entre 0,450 y 0,300 mm
Intervalo entre 60 y 80 mallas.- – entre 0,250 y 0,180 mm
100 mallas.- – 0,125 mm

 

Valor Neutralizante: Mide la capacidad de un producto encalante para neutralizar los ácidos en el suelo. La cifra que contabiliza el Valor Neutralizante comprende el intervalo 0- – 100 y expresa la equivalencia del producto encalante con el óxido de calcio. Cuanto mayor sea el VN, mayor será la capacidad de acción.

Aporte de otros elementos: Junto con el Ca, sería importante el aporte de Mg, ya que, como vimos, son dos elementos de escasa presencia nos nuestros suelos, y que resultan de grande interés para la nutrición de las plantas.

Beneficios del encalado

– Bloquea e insolubiliza parte de los ionesAl, Fe y Mn, que pueden estar en concentraciones muy tóxicas para algunos cultivos.

– Evita el bloqueo y fijación de los fosfatos.

– En caso de que esté presente en el suelo, aumenta la accesibilidad del Molidbeno (Me lo), un elemento fundamental.

– Mejora la estructura del suelo. Estabiliza los humatos y aporta calcio, de grande carácter floculante sobre los coloides.

– Estimula la actividad de los microorganismos, lo que repercute en una mejor humificación y mineralización de la materia orgánica.

– En el caso de las leguminosas en praderas polifitas, el encalado puede aumentar la cantidad de proteína del forraje al incentivar el crecimiento de las leguminosas.

– Contribuye a un mejor desarrollo del sistema radicular de las plantas, aumentando la superficie explorada por estas. Siendo capaces de recoger mejor el agua y los nutrientes.

Incompatibilidades

– El aporte de materia orgánica (en cualquiera de sus formatos) deberá hacerse después de que el encalante reaccione con el terreno, ya que el contacto entre el encalante y el abono desprende amoniaco, que es volátil por lo que estaríamos perdiendo N.

– Algo semejante acontece con los abonos minerales: abonos nitrogenados amoniacales (ya que perderíamos N) o aquellos con contenido en fósforo, ya que se puede producir una retrogradación de las formas asimilables de P2 El 5 a fosfato tricálcico, que no es asimilable.

Lo mejor será siempre aplicar el encalante con suficiente antelación para que no se produzcan esas reacciones indeseables.

Dosis de encalado

Existen, resumiendo, dos criterios para el cálculo de la dosis de encalado:
– Subir el pH.
– Neutralizar el Al.

En cualquiera de los dos casos habrá que tener en cuenta el tipo de terreno sobre el que deseemos actuar, considerando el tamaño de las partículas que lo componen, lo que definirá el Efecto Tampón del mismo. El ET es la capacidad del suelo de mantener en el tiempo las condiciones de pH.

Un terreno arenoso tampona poco, lo que quiere decir que los efectos del encalado serán muy repentinos pero de poca duración, para lo cual se recomienda, generalizando, menores cantidades de encalante, pero en períodos más breves de tiempo.

Mientras que para terrenos arcillosos, serán necesarios mayores aportes del material encalante, pero más distanciados en el tiempo.

El ET puede ser regulado mediante la incorporación de materia orgánica.

Otra precaución importante, suele ser la de no subir el nivel de pH más de un punto con cada aplicación, ya que la subida repentina del pH repercutiría negativamente en los microorganismos beneficiosos.

Aplicación del encalado

Debido a que la acción del encalante es por contacto directo, deberemos hacer un esparcido homogéneo por toda la superficie, procurando incorporarlo de inmediato en el caso de trabajos de fondo, para que sus beneficios afecten a la superficie que colonizará el sistema radicular de las
plantas.

También podremos aplicar sobre cubierta, en cultivos pratenses, después de haber realizado una
siega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información