Consejos para el cultivo del tomate

El tomate, uno de los productos de huerta más demandados en verano, no es un cultivo fácil de lograr al aire libre en Galicia. He aquí algunos consejos.

Publicidade
Consejos para el cultivo del tomate

Tomate de variedad Rama.

El tomate es uno de los productos más demandados en verano. Su cultivo en exterior en Galicia suele presentar dificultades debido a las lluvias y elevada humedad que favorecen la aparición de enfermedades como la botritis o el mildiu. Variedades como el Raf, el de rama, o el Pera suelen ser más resistentes, aunque una opción preferible es apostar por variedades locales gallegas, como el Negro de Santiago o Abuela de Osedo, más adaptadas a nuestras condiciones climáticas.

He aquí algunos consejos para su cultivo:

-Requerimientos del suelo: el tomate pertenece a la familia de las solanáceas, como la patata o el berenjena, y por lo tanto es muy exigente en abono. Precisa por tanto una tierra bien abonada y mullida.

-Plantación: En la plantación de la tomatera debemos enterrar la raíz en profundidad, hasta la mitad del tallo aproximadamente. Esto favorecerá un buen enraizamiento y hará que la planta aguante mejor las horas de calor.

-Entutorado y poda: Para garantizar el crecimiento recto de la planta es aconsejable ponerte una estaquilla desde su plantación que se irá cambiando por una más grande cuando supere el medio metro.

Conforme vayan creciendo las tomateras debemos cortarles los brotes laterales o chupones que nacen encima de las hojas, dejando sólo el brote principal o apical y sus racimos de flores. A medida que las tomateras vayan creciendo también debemos retirar las hojas secas para aportar luz y maduración a los tomates y evitar ataques de araña roja, oídio y otras enfermedades.

A partir del mes de septiembre podemos podar los extremos de los brotes centrales para favorecer que los tomates maduren y crezcan.

-Riego: sea por goteo o manual el riego es aconsejable hacerlo por la mañana, cuanto más temprano mejor, ya que el agua y la temperatura del suelo estarán equilibradas. Siempre se debe regar directamente en el pie y nunca se deben mojar las hojas de la planta ya que esto favorecerá la aparición de enfermedades.

Una buena opción para regar menos y retener la humedad en el suelo es aplicar alrededor del pie de la planta una capa de hierba o césped secos, que al tiempo que reducirá la evaporación de la humedad aportará materia orgánica.

-Tratamientos: Las tomateras son muy sensibles a los mildiu, especialmente en Galicia. Es fácilmente detectable por sus manchas grises, como si hubieran quemado las hojas de la planta. Para evitarlo es recomendable aplicar sulfato de cobre cada diez o 15 días y preferentemente entre las 11:00 y las 18:00 horas. Otra alternativa más ecológica es aplicar yogurt o suero de leche diluido al 5% en agua.

Contra los ataques de pulgón -tendría que ser un ataque a buena parte de la planta- un remedio son los tratamientos con jabón potásico o purín de ajo diluido en agua y pulverizado.

Si todo va bien a mediados de julio podremos probar los primeros tomates gallegos.

Información elaborada a partir de elaboración propia y del «Manuel Práctico del Huerto Ecológico». Mariano Bueno.

3 ideas sobre “Consejos para el cultivo del tomate

  1. Xosé Manuel

    Unha moi boa iniciativa a de recuperar especies autóctonas como o caso dos tomates que comentan, Negro de Santiago ou Aboa de Osedo pero na zona de Lugo non atopo tenda algunha onde poder conseguilos. Agradecería que alguén me puidera facilitar información ao respeto.

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información