Continúa el malestar por la normativa de protección de animales, que afecta a los perros pastores

El proyecto de ley sigue presentando incompatibilidades con la función de los perros que protegen al ganado, según asegura la organización Unión de Uniones

Publicidade
Continúa el malestar por la normativa de protección de animales, que afecta a los perros pastores

Perro pastor. / Archivo.

El sector agrario trasladará a los partidos en el Congreso una serie de propuestas para corregir el proyecto de ley para la protección de los animales, pues el texto continúa presentando aspectos que lo hacen incompatible con la actividad ganadera, según asegura la organización Unión de Uniones.

Desde la organización explican que, si bien el Ministerio de Agricultura ha hecho algunas propuestas de mejora a la situación de los perros pastores en el proyecto de ley impulsado por el Ministerio de Derechos Sociales, “son totalmente insuficientes”, valoran.

En este contexto, Unión de Uniones señala que el principal problema que supone esta Ley es para la ganadería extensiva, al incluir dentro del ámbito de aplicación a los perros de pastoreo y guarda de ganado, que quedan considerados como animales de compañía, pese a ser animales utilizados en actividades específicas.

Esta inclusión provoca que muchas de las obligaciones que se imponen para los animales de compañía se apliquen a los perros pastores, pese a ser totalmente incompatibles con las labores que realizan.

En este sentido, Unión de Uniones destaca el caso de que los llamados animales de compañía tengan prohibido estar sueltos en lugares de “acceso público, especialmente en los parques nacionales u otros espacios naturales protegidos donde puedan causar daños a las personas, al ganado o al medio natural”; si bien es esencial que se exija para las mascotas, no puede aplicar de ninguna manera a los perros pastores.

“No tiene sentido que se exija esto a los perros pastores por considerarlos animales de compañía; por su labor, han de estar sueltos y ejerciendo su tarea de proteger al ganado en espacios naturales y en parques nacionales, por lo que deben considerarse excepciones como esta, entre muchas otras”, explican desde Unión de Uniones.

Otro ejemplo, es que tengan que mantenerse integrados en el núcleo familiar, “una exigencia totalmente incompatible con la labor del perro pastor y de guarda del ganado, cuyo lugar es con el rebaño”, apuntan desde la organización.

La organización, por último, recuerda que el Ministerio de Transición Ecológica quiere aumentar el número de lobos, en tanto el Ministerio de Derechos Sociales pone palos en las ruedas de medidas preventivas de los ataques, como es el uso de los mastines de defensa del ganado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información