La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

Cubiertas vegetales: Una “revolución” en las viñas

Publicidade
Cubiertas vegetales: Una “revolución” en las viñas

Foto: Fertiprado

Muchas de las prácticas tradicionales de mantenimiento del suelo en las viñas son ahora consideradas insatisfatórias por no garantizar sostenibilidad, y por eso desaconsejadas. Hay que encontrar nuevas soluciones!

El número siempre creciente de hectáreas de viña donde ya fueron sembrados cubiertas vegetales muestra bien que los viticultores son sensibles a este tema y reconocen las múltiples ventajas de estas cubiertas.

La compañía Fertiprado, gracias a su espíritu innovador y fiel al compromiso de estudiar y utilizar la mejor genética vegetal, ha desarrollado nuevas mezclas adecuadas a la necesidad de implantar prácticas de cultivo sostenibles en la viña. En la elaboración de estas mezclas de semillas el concepto adoptado es el de la biodiversidad orientada.

Hablamos de biodiversidad porque se crea un armonioso ecosistema compuesto por múltiples especies. Y orientada porque no es fruto del azar, sino que cada una de las especies y variedades fue escogida para integrar la mezcla y cumple un objetivo. Así, son mezclas para cubiertas vegetales en viñedos que cumplen un doble propósito: Viables y sostenibles desde un punto de vista técnico y económicamente rentables para los viticultores.

Actualmente Fertiprado dispone de una gama completa de mezclas para cubiertas biodiversas plurianuales (FERTICOVER). Más recientemente ha desarrollado también la gama de revestimientos de cobertura anual. Se trata de un nuevo concepto de “Cubiertas funcionales” (Gama PROTERRA) que utiliza varias especies de gramíneas y leguminosas juntamente con otras especies menos conocidas como las mostazas, los nabos, la facélia y el heno griego. Este concepto de “cubierta verde anual” es ya una herramienta importante en la gestión del suelo de las viñas posibilitando que todos los años se pueda escoger la cubierta vegetal que mejor se adapta a las necesidades de la parcela.

De fácil siembra y rápida implantación, rápidamente la cubierta vegetal queda lista a cumplir sus propósitos. Estas son las ventajas de las cubiertas vegetales para viñedo que ofrece FERTIPRADO:

-La capacidad de controlar otras plantas adventicias por competición y alelopatia, reduciendo o eliminando la necesidad de utilización de herbicidas o de laboreo del suelo.

-La fijación simbiótica de nitrógeno atmosférico, disminuyendo significativamente los costes que supone el aporte de abono químico. La fabricación, transporte y aplicación de abonos nitrogenados es realizada a través de las raíces de las propias plantas leguminosas.

-El aumento de las poblaciones de insectos y aves predadoras que actúan contra algunas plagas y enfermedades. La menos incidencia de enfermedades lleva a la reducción de la aplicación de fitosanitarios.

-La menor necesidad de utilización de herbicidas, abonos y fitosanitarios disminuye el uso de maquinaria agrícola y la consecuente excesiva compactación del suelo. Cuando es necesaria la circulación de máquinas esta es facilitada por la existencia de cubierta vegetal.
-El aumento de la materia orgánica y de la fertilidad, mejorando la estructura del suelo. También aumenta la capacidad de infiltración y retención de agua.

-La reducción de la pérdida de agua por evaporación. La incidencia de los rayos solares pasa a ser sobre la cubierta vegetal. Esta cubierta aumenta la disponibilidad de agua para la viña.

-La fuerte disminución de pérdidas de suelo y nutrientes por arrastre y erosión. Las plantas (incluyendo sus raíces) evitan estos fenómenos.

-La recuperación de las poblaciones de insectos polinizadores y auxiliares proporcionada por la diversidad de flores de estos revestimientos.

-El beneficio para el enoturismo. Los interlineados floridas revolucionan el paisaje de los viñedos. No es por casualidad que hayan sido usadas fotografías de estas en campañas de marketing para comunicar el compromiso de la viticultura con las generaciones venideras.

En resumen, la biodiversidad orientada cumple uno o varios objetivos: gestión del suelo, control de plagas, atracción y abrigo de insectos auxiliares, biofumigación y hasta franjas multi-funcionales. Los impactos positivos de las cubiertas vegetales biodiversas cuando están correctamente orientadas, rebasan, con mucho, los límites del terreno donde están instalados. Son parte de una viticultura moderna, regenerativa, aliada con la sostenibilidad y a la mitigación de las alteraciones climáticas.

Foto: Fertiprado

Foto: Fertiprado

Más información en este enlace

Joel Presa / Jorge Ramos Pinto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información