Dairylac ultima la puesta en producción de su torre de secado de suero y leche

La firma, participada mayoritariamente por la cooperativa Aira, centrará las nuevas instalaciones en la obtención de suero desmineralizado. Los bajos precios de la leche en polvo aconsejan por el momento minimizar su producción

Dairylac ultima la puesta en producción de su torre de secado de suero y leche

Nuevas instalaciones de Dairylac en Melide, en las que se ubica la torre de secado.

Dairylac, la industria láctea participada mayoritariamente por la cooperativa Aira, está concluyendo el periodo de pruebas de la torre de secado de suero y de leche con la que dotó a sus instalaciones de Melide. El nuevo equipo entrará en producción normalizada previsiblemente a finales de enero, según indica el director general de Dairylac, Iago Quintana.

La torre de secado se dedicará principalmente a la obtención de suero en polvo D70 y D90, una gama de producto que se caracteriza por su mayor desmineralización, manteniendo una alta concentración de proteínas, lo que la hace idónea para alimentos de nutrición de infantil. “Produciremos para la industria alimentaria en conjunto y en especial para la alimentación infantil. Cuando estemos en producción, seremos la única planta de España capaz de obtener este tipo de producto”, explica el director general de Dairylac.

«Seremos la única industria en España que producirá suero desmineralizado D70 y D90» (Iago Quintana Dairylac)

La materia prima que usará la torre, el suero derivado de la producción quesera, será obtenido de queserías del noroeste peninsular. En sus actuales instalaciones, Dairylac ya venía realizando concentrados de suero, por lo que cuenta con un “volumen suficiente de suministro” para comenzar a operar con la torre de secado. Una vez que la torre entre en funcionamiento, la perspectiva es la de captar más suero y concentrados de suero. “Tenemos una cantidad de suero disponible aceptable en un radio adecuado para la factoría”, valora Quintana, que cifra los objetivos de producción de la torre a medio plazo en las 6.000 toneladas de producto final al año.

Dairylac tenía previsto en un principio que la puesta en marcha de la torre de secado de suero marchara en paralelo a su proyecto quesero, si bien la compañía por ahora está haciendo su producción de quesos por medio de otra empresa, tras quedar fuera de la puja por las queserías de Lácteos Pérez Olveira, que finalmente adquirió la firma catalana TGT.

Quintana sitúa ahora los objetivos más inmediatos de la empresa en la rentabilización de la torre de secado, postergando en principio el proyecto de puesta en marcha de una quesería propia. La compañía mantiene también en sus actuales instalaciones de Melide la fabricación de mantequilla, nata y leche pasteurizada con destino tanto para supermercados como para el canal hostelero.

Leche en polvo
En las nuevas instalaciones que entrarán en funcionamiento a comienzos de año, existe también la posibilidad de hacer secado de leche desnatada, si bien es una opción que, dados los bajos precios que arrastra la leche en polvo en los últimos años, Quintana considera poco atractiva. “Si mejora el mercado de leche en polvo, lo produciremos. En tanto continúan los precios bajos, se podrá secar leche puntualmente en fases de excedentes en el mercado”, valora.

El proyecto de la torre de secado inició en agosto su fase de pruebas, que continúan en la actualidad para afinar cuestiones como la eficiencia energética, la capacidad de producción o la calidad del producto final. “Ya probamos y ajustamos todos los equipos y entramos en la parte final, en la que estamos afinando el proceso de secado de la leche y del suero. La idea es que la planta esté optimizada y lista para comenzar a producir a finales de enero o comienzos de febrero”, señala Iago Quintana.

Industria alimentaria
Las nuevas instalaciones de Dairylac en Melide se orientarán principalmente al suministro a la industria alimentaria, igual que la planta que está construyendo Inleit (Goodleit) en Teixeiro (Curtis). El director general de Dairylac, Iago Quintana, descarta no obstante que la planta de Teixeiro pueda ser una competencia para Dairylac. “Son proyectos complementarios, ya que nosotros nos centraremos en el secado de suero y la factoría de Curtis se orientará a la obtención de ingredientes a partir de la descomposición de la leche, principalmente para la producción de caseínas y concentrados de proteínas”, explica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información