Declarados libres de la plaga de la polilla de la patata 16 nuevos municipios de las provincias de A Coruña y Lugo

Cabanas, A Capela, Fene, Ferrol, Neda, Ortigueira, As Pontes de García Rodríguez, As Somozas, Cee, Fisterra, Abadín, Muras, Ourol, A Pastoriza, A Pontenova y Riotorto quedan totalmente excluidos de las zonas demarcadas en cuarentena y podrán volver a plantar el tubérculo

Publicidade
Trampeo para a detección da couza da pataca no concello de Barreiros

Trampeo para la detección de la polilla guatemalteca en el municipio de Barreiros, declarado como zona tampón

Este martes se celebró en Santiago una nueva reunión de la Comisión de seguimiento de la polilla guatemalteca de la patata, donde los datos alcanzados de las trampas en campo y en explotaciones muestran un avance significativo en la contención de esta plaga de cuarentena, «un paso previo a una posible erradicación», asegura la Xunta.

Así, tras los últimos datos de capturas, quedan totalmente libres de esta plaga los ayuntamientos de Cabanas, A Capela, Fene, Ferrol, Neda, Ortigueira, As Pontes de García Rodríguez, As Somozas, Cee y Fisterra. En la provincia de Lugo, salen de la zona demarcada los ayuntamientos de Abadín, Muras, Ourol, A Pastoriza, A Pontenova y Riotorto.

En Cariño, A Laracha, Arteixo, Muxía, Burela y Trabada se sigue detectando presencia de este organismo nocivo, por lo que seguirán permaneciendo, bien en su totalidad o en alguna parroquia concreta, en la zona infectada

Por otro lado, pasan a considerarse zona tampón la totalidad de la superficie de los ayuntamientos de Cedeira, Cerdido, Mañón, Moeche, Narón, San Sadurniño y Valdoviño. También pasan a esta demarcación las parroquias de Bardullas, Buiturón, Caberta, Couceiro, Fríe, Morquintián, Nemiña, Touriñan y Vilastose, del ayuntamiento de Muxía; así como una franja de 5 km limítrofe con los ayuntamientos infectados que afecta a parcelas de los municipios de Camariñas, Dumbría y Vimianzo y a las parroquias de Monteagudo, Barrañán y Armentón, en el ayuntamiento de Arteixo; Rebordaos, Vilela y Noicela, en el ayuntamiento de Carballo; Cabovilaño, Lemaio y Torás, en el ayuntamiento de A Laracha; Cariño, Feás, Landoi y Sismundi, en el ayuntamiento de Cariño.

En zona tampón los propietarios deberán comunicar antes del 1 de abril las parcelas en las que hayan plantado patatas

En la provincia de Lugo, la zona tampón supone los ayuntamientos de Alfoz, Barreiros, Cervo, Foz, Lourenzá, Mondoñedo, Ribadeo, O Valadouro, O Vicedo, Viveiro y Xove; además de las parroquias Balboa, Fórnea, Ría de Abres, Sante, Vidal, Villaformán y Villapena, en el ayuntamiento de Trabada.

En todas estas zonas tampón, los agricultores deberán comunicar inmediatamente después de la siembra, y en todo caso antes de 1 de abril , todas las parcelas cultivadas con patata. En cuanto a los operadores de patata de semilla deberán llevar el registro de información de los compradores de patata de siembra y haber instalado en el local destinado a almacén trampas de feromona específica para la captura de Tecia solanivora.

Zonas infectadas

Por otro lado, se incorpora la parroquia de A Pedra, en el ayuntamiento coruñés de Cariño, a la zona infectada por la existencia de la plaga de la polilla. Este área se suma a las parroquias de Sorrizo y Chamín, en el ayuntamiento de Arteixo; de Lendo y Caión, en el ayuntamiento de A Laracha; de Nuestra Señora A O, Leis, Muxía, Moraime y Ozón, en el ayuntamiento de Muxía. En la provincia de Lugo se considera como zona infestada la totalidad de la superficie del ayuntamiento de Burela y la parroquia de Trabada, en el ayuntamiento homónimo.

Sigue detectándose la plaga en parroquias de los ayuntamientos de Cariño, Arteixo, A Laracha, Muxía, Burela y Trabada, donde está prohibido plantar patata

En todas estas zonas queda prohibido el cultivo de patata y los operadores de patata de siembra no podrán tener existencias ni comercializar este tipo de patata. También se prohíbe la salida de patata de consumo de la zona infectada excepto en el caso de tránsito, donde el vehículo deberá ir totalmente cerrado con una estructura rígida o con una lona protectora que se ajuste perfectamente con la caja del camión e impida cualquier contacto de los tubérculos con el exterior. Si el motivo de la entrada de tubérculo en la zona infectada es suministrar este producto dentro de esa zona, en ningún caso, la patata que haya entrado podrá salir de nuevo de dicha zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información