Denuncian la supresión de las ayudas de la PAC para los pastos arbustivos y bajo arbolado de menos de 0,3 hectáreas

Desde OVICA y la SGPF advierten de que Galicia será la Comunidad más perjudicada por esta medida tomada por la Consellería de Medio Rural.

Publicidade
Denuncian la supresión de las ayudas de la PAC para los pastos arbustivos y bajo arbolado de menos de 0,3 hectáreas

Cabras en pastos arbustivos en Monte Cabalar (A Estrada). Autor: Monte Cabalar

Las superficies de pastos arbustivos o bajo arbolado de menos de 3.000 metros cuadrados no percibirán este año ayudas de la PAC tras una decisión administrativa de la Consellería de Medio Rural que afecta directamente al pago de ciertas ayudas comprometidas en la PAC de la presente campaña como la IC (indemnización compensatoria de zona de alta montaña y zonas desfavorecidas). En algunas explotaciones las reducciones de las ayudas de la PAC superarán el 30%.

Así lo denuncian desde OVICA (Asociación de Criadores de Ovino y Caprino de Galicia) y la(Sociedad Gallega de Pastos y Forrajes), que advierten que esta medida afectará principalmente a las explotaciones ganaderas en extensivo, situadas en zonas de montaña de las cuatro provincias gallegas.

También advierten de que la reducción de superficie beneficiada por las ayudas de la PAC puede afectar al cobro de otras ayudas directamente vinculadas al mantenimiento de la carga ganadera y por lo tanto de la superficie declarada.

Con la reforma de la PAC para el período 2014-2020 fue impuesto desde la Comisión Europea un nuevo coeficiente de admisibilidad de pastos (CAP), que excluye bosques, zonas leñosas y territorios de alta montaña, en la mayoría de los casos gestionados por montes vecinales en mano común, en los que tradicionalmente se venía haciendo una gestión diera territorio en base a un aprovechamiento extensivo del matorral y monte bajo por parte del ganado.

Por este motivo, OVICA se adhirió la campaña promovida desde la “Plataforma por lana Ganadería Extensiva y el Pastoralismo” en el mes de septiembre con el fin de lograr que las autoridades encargadas de gestionar las ayudas de la PAC a nivel del territorio español se sentaran a valorar la necesidad de readaptar la normativa europea a las características intrínsecas de nuestro territorio y se solicitó una entrevista para valorar posibles alternativas y soluciones con la Directora General de Producción Agropecuaria y del FOGGA, “sin obtener ninguna respuesta”.

Se persiguió un tratamiento justo en la PAC para todos los pastos efectivamente empleados por el ganado, para que sigan siendo admisibles en las ayudas directas y se envió un informe a la Comisión Europea en el que se realizó un análisis pormenorizado de cinco tipos de pastos arbolados y ocho pastos arbustivos característicos de la España peninsular y se animó a las Comunidades Autónomas a emplear la fórmula de las Prácticas Locales Establecidas (aplicable tanto a usos tradicionales como la necesidades de conservación de hábitats protegidos).

Vacas en pastos arbustivos en la Serra do Barbanza

Vacas en pastos arbustivos en la Serra do Barbanza

“Sin embargo, en Galicia, la Consellería de Medio Rural, lejos de la adoptar medidas excepcionales o políticas encaminadas en defender la figura del pastor y del ganadero de zonas de montaña y zonas con especiales dificultades, lo que se optó fue a aplicar un giro de tornillo más y curarse en salud para evitar sanciones en las inspecciones de la Unión Europea por superar el porcentaje de superficie no admisible (marcada desde la UE) sobre la declarada en zonas de pastos arbustivos y bajo arbolado, repercutiendo en el propio ganadero las consecuencias de una nula defensa y planificación en figuras de protección del sector primario en Galicia”, aseguran desde OVICA y la SGPF.

En Andalucía o en Castilla y León sí se tomaron medidas

En este sentido, las dos organizaciones contraponen el camino elegido por la Xunta de Galicia con el de otras comunidades autónomas como Andalucía, donde se reconoció y se protegió el valor y la especificidad de su dehesa frente a la normativa comunitaria; o la propia Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León que accedió a revisar todos los expedientes afectados por la reducción del coeficiente de admisibilidad de pastos para evitar en la medida del posible que los ganaderos salieran seriamente perjudicados por la reducción indiscriminada del CAP.

Desde OVICA y la SGPF denuncian que el anuncio de esta quita en la superficie de pastos arbustivos y sobre arbolado “al ser equiparados a un coeficiente de admisibilidad cero de manera indiscriminada y sin una inspección in situ de campo previa y a la mitad de «partida», es totalmente injusta, cambia totalmente las reglas del juego y deja en manifiesta indefensión a muchos ganaderos, que quedan condenados sin margen de maniobra para justificar la superficie inicialmente comprometida en este período de 5 años de la nueva PAC”.

“De este modo, muchos ganaderos pueden ver reducida su superficie declarada, lo que implicará reducciones en sus ayudas percibidas hasta el final de 2020, llegando a producirse algunos casos con problemas graves como el incremento de la carga ganadera (UGM/Ha.) que puede comportar la pérdida total de ayudas al desarrollo rural como la IC y las agroambientales”, concluyen desde OVICA y la SGPF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información