El fresno, tratamientos silvícolas para la producción de madera

Este árbol es habitual en Galicia en los bosques de ribera, donde aparece en mezcla con otras especies. Su uso en repoblaciones como especie de acompañamiento es interesante allí donde tenga un terreno idóneo, pues se trata de una especie con una madera de valor, en la línea del nogal o del cerezo

Publicidade
El fresno, tratamientos silvícolas para la producción de madera

El fresno es un árbol autóctono típica de los márgenes de ribera en Galicia. Tiende a aparecer normalmente en los bosques de galería de los arroyos junto con otras especies, como alisos o avellanos, pero no forma arboledos puros de forma natural. Hace años, se han hecho repoblaciones con fresnos en antiguos prados de riego, aunque esas plantaciones no siempre prosperaron, ya que el fresno no tolera bien el encharcamiento permanente del terreno.

Repasamos a continuación las posibilidades del fresno en Galicia siguiendo una guía sobre el fresno editada en su día por la Asociación Forestal de Galicia, con Fernando Molina, presidente de honor de la Asociación, como autor principal de la misma.

En Galicia, existen principalmente dos especies de fresno, el fresno común o fresno de hoja ancha (‘Fraxinus excelsior’), habitual en el norte de Galicia y en las montañas orientales, y el fresno de hoja estrecha (‘Fraxinus angustifolia Vahl’), característico de un clima de transición al mediterráneo, como el de la zona sur de Galicia.

Hojas de fresno común, a la izquierda, y de fresno de hoja estrecha, a la derecha.

Hojas de fresno común, a la izquierda, y de fresno de hoja estrecha, a la derecha.

Una diferencia clara de comportamiento entre las dos especies es que el fresno de hoja estrecha depende plenamente de la disponibilidad de agua, en tanto que el fresno común condiciona más su presencia a la fertilidad del suelo y a evitar la acidez excesiva, por lo que puede alejarse de la orilla de los arroyos y colonizar las laderas con suelos profundos.

Otro espacio que ocupa de manera natural el fresno se sitúa en laterales de los cultivos, al pie de vallados o regatos, donde puede encontrar acumulación de nutrientes y abastecimiento de agua.

Madera de calidad
El fresno es un árbol con una madera de calidad. Junto con la de nogal o la de cerezo, es de las maderas más valoradas en mercados de calidad, si bien en Galicia, dada la escasez de esta especie, no existe un precio estable y puede sufrir fuertes oscilaciones. Lo normal es que se vendan pies solitarios en mezcla con otras especies y que el precio no se conozca o no se detalle. Estos casos no sirven de referencia, pues se tiende a despreciar el valor de su calidad maderable.

Otro de los handicaps del fresno es que se trata de una especie de silvicultura difícil, pues hay que hacer podas todos los años desde el momento de su plantación para evitar la malformación del fuste.

Fresno que nació espontáneamente en tierras de cultivo.

Fresno que nació espontáneamente en tierras de cultivo.

En fresnos silvestres, la calidad depende en buena medida de que el árbol haya crecido en la espesura, lo que tiende a deparar fustes verticales, en tanto que en los pies cultivados será imprescindible un buen tratamiento de podas.

Plantaciones
El fresno requiere suelos frescos y fondos, como los habituales al lado de riberas o al pie de cuestas. Se puede decir que sus exigencias de terreno lo convierten en una especie de minifundismo obligado, una característica que puede asumirse por el buen valor de su madera. Sería razonable emplearlo en las repoblaciones como especie de acompañamiento, en masas forestales mixtas, pero hace falta acertar en la elección de su emplazamiento, pues en caso contrario, el fracaso es probable.

A la hora de hacer la plantación, si se trata de suelos encharcados, será preciso habilitar canales de drenaje, ya que la planta es muy sensible al exceso de agua, sobre todo en los primeros años. En cuanto al marco de plantación, existe la posibilidad de densidades bajas (5×5 metros), que reducen los gastos en la primera fase, o de densidades altas, que como punto a favor logran una mejor forma natural de los árboles, entre otras cuestiones.

Una solución idónea puede ser un marco intermedio, de 4×4 metros (625 pies por hectárea), que permite la mecanización en las dos direcciones y una tangencia de copas bastante rápida. Si se trata de planta en contenedor, se podrá plantar desde octubre hasta mediados de abril, antes del brote de las hojas. En planta a raíz desnuda, la época recomendada va de mediados de diciembre a finales de marzo.

Cuidados silvícolas

freixo vertical 2

Los cuidados silvícolas se orientan a favorecer un crecimiento rápido, regular y sostenido de la masa, con el objetivo de conseguir un turno final de 100-150 pies por hectárea a los 30-40 años, con diámetros de 40 centímetros a la altura del pecho y con troncos rectos y sin nudos hasta los 6 metros.

La principal actuación a tener en cuenta son las podas anuales, que habrá que aplicar de manera estricta para evitar malformaciones. Uno de los problemas del fresno es que sus ramas crecen en ángulos muy verticales, lo que lleva a que sea habitual la proliferación de guías que compiten con el fuste principal. Será preciso, por tanto, eliminar las ramas que presenten competencia, evitando así la tendencia del fresno a bifurcarse.

La poda de formación será precisa durante los diez primeros años de vida del árbol. No conviene eliminar más de un tercio de la copa para evitar una ralentización excesiva en el crecimiento del árbol. Se recomienda la poda de las ramas más verticales, con un ángulo reducido de inserción en el tronco, o de aquellas con un grosor excesivo que pueda dañar el fuste. Otras ramas que presenten un vigor alto, será suficiente con cortarles las puntas, dejándoles dos tercios de su longitud.

La época ideal para la poda de formación es entre junio y julio, pues aún se cogen a tiempo los brotes del año. La poda en los primeros años se hará con tijeras de mano y después habrá que emplear pértigas.

Otra cuestión a tener en cuenta es el control de la vegetación de competencia, tanto la herbácea, como las silvas y otros árboles habituales en las zonas húmedas, pues al tratarse de suelos fértiles y con agua, la competencia suele ser alta.

Podas de calidad
Las podas de formación son precisas en las primeras edades, hasta conseguir una buena forma del árbol. Ahora bien, deben ser proseguidas con las podas de calidad tradicionales, que tienen por objetivo conseguir la máxima proporción de madera libre de nudos en las toradas inferiores, desde la base hasta los 6 metros de altura.

Las podas de calidad se van haciendo en los tramos del tronco que fueron modelados con las podas de formación 3-6 años antes, podando las ramas desde el suelo hasta una altura máxima que no debe superar un tercio de la altura del árbol, al principio, y la mitad de la altura en los últimos años de poda. Lo deseable es que las ramas a podar no superen los 3-4 centímetros de diámetro en su inserción en el tronco.

Claras
La plantación debe crecer con espacio bastante, sin formar una espesura cerrada, pues precisa de luz para favorecer el ensanchamiento de la copa y del diámetro del tronco. El primer clareo se hará antes del cierre de copas de la plantación, eliminando los pies mal conformados o defectuosos. Pueden ser precisas entre 4 y 5 claras a lo largo de todo el turno de producción.

Daños y problemas fitosanitarios
Dado que el fresno no conforma en Galicia masas puras de manera natural, no existe mucha experiencia en su cultivo ni conocimiento excesivo de los problemas sanitarios que pueda tener, por lo que será preciso atender a los problemas fitosanitarios que está teniendo en otros países de Europa.

En lo que respecta a los daños producidos por animales, el fresno es muy sensible a algunos daños habituales, como el del corzo, por lo que será necesario proteger los árboles con protectores o cierres perimetrales. También es sensible a los daños de los conejos y de los roedores, no recomendándose el acceso del ganado a la plantación, sobre todo en los primeros años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información