El Gobierno anuncia que regulará los contratos de la leche en el campo para evitar precios por debajo de costes

En Galicia, Unións Agrarias aplaza las protestas 15 días tras iniciar una mesa de negociación con las industrias para conseguir un incremento de los pagos por la leche

El Gobierno anuncia que regulará los contratos de la leche en el campo para evitar precios por debajo de costes

Todos los contratos de compraventa de leche entre ganaderos e industrias lácteas deberán llevar una cláusula de obligado cumplimiento que sirva para cubrir los costes de producción. Así lo anunció ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Senado. Esta es una reivindicación histórica de los ganaderos y una cuestión ‘de justicia y de lógica’, según la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), matriz estatal de Unións Agrarias.

«Las declaraciones del presidente del Gobierno son positivas, pero hay que actuar ya para salvar a un sector que está muriendo poco a poco», señala Román Santalla, secretario de Ganadería de UPA.

Pero, ¿cómo lograr el pago de un precio justo a los ganaderos, que cubra sus costes y les permita obtener una mínima rentabilidad? Son ya varios los avances que se han producido a nivel legislativo mientras los ganaderos ven cómo los contratos siguen sin avanzar en precio. UPA señala varias de las claves: que los datos de costes de producción provengan de fuentes oficiales y se publiquen semanal o mensualmente.

Otra de las claves es que las industrias actualicen todos los contratos, con independencia de su fecha de finalización. «No es admisible que los ganaderos estemos asumiendo toda la subida de costos y sean industrias y distribución los que queden con los céntimos de subida de la leche a los consumidores», critican desde UPA.

Los ganaderos han instado a las industrias a dar ‘pasos adelante’ en las negociaciones para que incrementen el precio pagado a los productores. Están siendo tiempos para la negociación, pero también para la reivindicación.

Protestas en Lugo

En Galicia, las protestas ganaderas por el bajo precio de la leche continuaron esta semana en la ciudad de Lugo. En esta ocasión la acción se llevó a cabo en el Eroski del Centro Comercial As Termas organizada por Unións Agrarias. El colectivo continúa con la campaña de concienciación del consumidor para evitar que se compren ciertas marcas que siguen sin pagar un precio justo a los productores.

Óscar Pose, de Unións, en la zona de lácteos del Eroski de As Termas, en el que se retiraron las marcas de Capsa y Lactalis.

Óscar Pose, de Unións, en la zona de lácteos del Eroski de As Termas, en el que se retiraron las marcas de Capsa y Lactalis.

El foco, igual que en semanas previas, se puso en las marcas que comercializan Lactalis y Capsa, las dos industrias que más volumen de recogida tienen en la comunidad y también dos de las que más presencia copan en las cadenas de distribución. En esta ocasión, la propia cadena de supermercados Eroski ya tenía retirada estas marcas del lineal de venta cuando se inició la protesta en sus instalaciones.

Moratoria de 15 días

Unións Agrarias acaba de anunciar que paralizará las acciones de protesta durante los próximos 15 días después de que se iniciara esta misma semana una mesa de negociación con las principales industrias que aún no han trasladado una subida de los precios de la leche a los ganaderos. «Esperamos tener resultados en estas dos semanas, y si no se logran reiniciaremos la campaña de sensibilización y seremos mucho más contundentes, no solo con estas dos industrias sino con aquellas que prometieron subidas a los ganaderos que no acaban de llegar», explicó Óscar Pose, responsable de Área del Sector Lácteo de Unións Agrarias, durante la protesta en Lugo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información