El Gobierno aprueba el decreto que impulsa los contratos lácteos a un año

Comienza un periodo de un mes para la adaptación a las nuevas exigencias de los actuales acuerdos entre industrias y ganaderos. El sector produtor pide compromisos de las empresas transformadoras y de la distribución

El Gobierno aprueba el decreto que impulsa los contratos lácteos a un año

El nuevo decreto trata de impulsar los contratos a un año.

La implantación hace unos dos años de los contratos de entrega de leche entre industrias y ganaderos apenas supuso cambios en las relaciones entre ambas partes. Lo habitual venía siendo que la industria recogedora fijara los precios de manera unilateral y así continuó en los últimos meses, sin que ni ganaderos ni las organizaciones de productores, que agrupan en Galicia a más de 3.000 explotaciones, pudieran llegar a acuerdos con las empresas. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un decreto por el que trata de cambiar la situación.

La principal novedad que introduce el decreto aprobado por el Ministerio radica en el intento de convertir en mayoritarios en el campo los contratos de entrega a largo plazo, con un año de duración. Frente a los contratos de 3-6 meses con precio fijo que venía ofreciendo la industria en los últimos años, a partir de ahora el decreto ministerial trata de impulsar contratos a un año con precio variable.

Todas las industrias están obligadas a ofrecerle un contrato de un año a los productores. Ese contrato deberá presentarse dos meses antes del fin del contrato actual o dos meses antes del inicio de la recogida, según el nuevo texto lexislativo. La idea es que ese acuerdo incluya el compromiso de variación del precio de la leche en función de índices de referencia que tengan en cuenta las circunstancias del mercado (evolución de los precios de los productos lácteos industriales, precios en los países vecinos, etc.). En cualquier caso, ambas partes deberán negociar también con qué criterios referencian la variación del precio a lo largo de la campaña.

El decreto prohíbe además que el contrato se aplique con carácter retroactivo o que haya modificaciones sustanciales en el mismo a lo largo de la campaña. La entrada en vigor del decreto es inmediata una vez que se publique en el Boletín Oficial del Estado, si bien los acuerdos actuales entre ganaderos e industrias tendrán un plazo de un mes para adaptarse a la nueva normativa.

Xacobea
En Galicia, la directora general de Producción Agropecuaria, Patricia Ulloa, que participó este viernes en unas jornadas de Africor en Lugo, animó la industrias y ganaderos a utilizar la herramienta Xacobea para referenciar los precios de los contratos. El Xacobea, una aplicación impulsada por la Xunta, permite establecer la variación del precio de la leche en origen en función de diversos criterios que pueden dar más o menos peso a diversos factores (precios de los productos industriales, costes de producción, etc.).

Dudas del sector productor
En el sector productor, el nuevo decreto se valora como un paso más, si bien hay escepticismo sobre la posible generalización de los contratos de un año, pues el decreto también recoge la posibilidad de que el ganadero renuncie de forma “voluntaria” al contrato a un año. Esa excepción es vista por las organizaciones agrarias como una puerta abierta a que las industrias impongan contratos con menor duración.

Upa, la matriz estatal de Unións Agrarias, indicó también este viernes en comunicado de prensa que le preocupa el hecho de que haya industrias que hasta ahora nunca quisieron sentarse a negociar los contratos con las organizaciones de productores, por lo que aguardan un cambio de tendencia en el sector industrial. La organización también advierte de la necesidad de combatir la venta de leche como producto reclamo, a bajos precios, en las cadenas de supermercados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información