El paro de los transportes paraliza la actividad del sector forestal

Las empresas acusaron a lo largo de toda la semana pasada dificultades para recibir materia prima y para dar salida al producto. Desde este lunes muchas firmas redujeron su actividad al mínimo. Numerosas empresas secundaron la marcha lenta convocada por los transportistas este lunes en Santiago y tienen previsto apoyar las convocadas en otras ciudades

Publicidade
El paro de los transportes paraliza la actividad del sector forestal

Camiones del sector forestal se unieron este lunes a la marcha lenta de Santiago de Compostela y prevén hacerlo también hoy en Lugo.

El paro de los transportes que comenzó hace ya una semana está dejando en el sector forestal una gran incertidumbre, tal y como coinciden en señalar desde distintas asociaciones que agrupan a aserraderos y rematantes, así como otras empresas de primera transformación de la madera. Los primeros días del paro de los transportes provocaron ya ciertas dificultades para sacar la producción de las empresas y, a medida que avanzaron las jornadas y se fueron sumando transportistas y sectores al paro, la situación se agudizó al comenzar a escasear la materia prima.

A día de hoy todas las empresas del sector vieron afectada su actividad debido al paro de los transportes y desde el pasado jueves tuvieron que reducir al mínimo su trabajo. Muchas de las pequeñas y medianas empresas que habían aguantado la semana pasada detuvieron casi por completo la actividad este lunes, optando por soluciones como establecer turnos rotatorios para sus trabajadores o proporcionarles vacaciones, propuestas que por lo general fueron comprendidas también por los empleados.

“Las dificultades que tuvieron ya desde finales de la semana pasada tanto para darle salida al producto como para conseguir materia prima provocó que muchas pequeñas y medianas empresas ya anunciasen a sus trabajadores que a partir de esta semana reducirían la carga de trabajo”, explica Ana Oróns, secretaria general de la Federación Empresarial de Aserraderos y Rematantes de Maderas de Galicia (Fearmaga).

En esta misma situación se encuentran las empresas socias de la Asociación Provincial de Empresarios de la Primera Transformación de la Madera de Lugo (Lugo Madera). Los aserraderos al no le llegar madera para serrar ya tuvieron que parar, al igual que las fábricas al no recibir madera, pero también se vieron afectados los trabajos de tala en el monte. “Las empresas del primer aprovechamiento forestal también han tenido que parar porque no pueden sacar las máquinas que precisan, al no tener transporte con que llevarlas. Además, la madera pierde peso al quedar acumulada tras la tala, por lo que los propietarios forestales tampoco dejan avanzar en la tala”, indica Nuria Rodríguez, secretaria general de Lugo Madera.

Otras grandes firmas del sector como Finsa ya mantenían paralizada su actividad en la semana pasada al no poder sacar producto al mercado y al comenzar a tener también problemas para abastecerse de materia, segundo informaban desde la agencia de noticias Europa Press. En este caso los paros de la actividad ya se habían ido sucediendo desde comienzos de semana, cuando algunos camiones habían tenido ya incidentes en distintos puntos de la geografía en la primera jornada de paro de los transportistas.

Maquinaria forestal en la marcha lenta este lunes en Santiago.

Maquinaria forestal en la marcha lenta este lunes en Santiago.

Sumarse al paro de los transportes

Al igual que los transportistas fueron sumando apoyos de otros sectores como los ganaderos, que están bloqueando mataderos o han participado en algunas de las marchas lentas de los últimos días, en el sector forestal también se fueron incorporando a estas medidas de protesta dada la vinculación que existe por parte de muchas empresas que cuentan con camiones.

Así, tal y como señalan desde Fearmaga, muchos de sus asociados se sumaron a la marcha lenta que bloqueó este lunes por la mañana algunas de las carreteras de Santiago de Compostela. “Este lunes en Santiago hubo un importante número de transportistas del sector forestal, ya no contratados o subcontratados, sino empresas forestales que mandaron el transporte propio a apoyar el paro”, detalla Oróns. Además, muchas de estas empresas han previsto secundar también las iniciativas que se lleven a cabo en los próximos días en distintas ciudades gallegas, como Lugo donde está previsto una marcha lenta para esta mañana por el centro de la ciudad.

Preocupación en el sector

El paro de los transportes está dejando una gran preocupación en el sector, puesto que las pérdidas derivadas de esta paralización de la actividad se añaden a otras problemáticas como la subida de los costes energéticos y de transportes, así como el incremento exponencial de los carburante que supuso el estallido de la guerra de Ucrania. “Este lunes nos reunimos con la Administración para urgirle que se sienten a dialogar y a buscar medidas para ponerle fin a este paro y que podamos seguir desarrollando la actividad, de lo contrario no sabemos cuándo seremos capaces de recuperarnos de la situación de agravamiento económico que están viviendo las empresas”, indican desde Fearmaga.

Desde Lugo Madera también reclaman que se tomen medidas para bajar los costes energéticos. “Reclamamos una bajada de los precios tanto de la factura eléctrica, desde un punto de vista de las industrias como de los combustibles para los aprovechamientos forestales”, apunta Rodríguez.

El sector forestal lleva arrastrando en los últimos meses una situación muy cambiante. “Desde que Rusia anunciara ya el año pasado el cierre de sus fronteras y el incremento de los aranceles estamos viviendo una situación de picos de sierra del mercado, con la subida de la demanda y con un aumento exponencial de los precios incluso de la materia prima, lo que ha provocado una situación de incertidumbre del mercado, a la que ahora se añade la paralización de la actividad”, argumenta Oróns.

Actualización [23-III]

Desde Ence reconocen también que los paros del transporte están teniendo incidencia en la actividad de sus dos plantas (Pontevedra y Navia). De hecho, la empresa señala que ya hubo impactos en la producción, «afectando a nuestros clientes, a pesar de ser una industria esencial, y a toda la cadena forestal». Preguntada por la posibilidad de tener que parar por completo la actividad de sus plantas, Ence expresa su preocupación por el impacto que puedan tener estos paros si no se encuentra una solución rápida y adecuada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información