El problema común de convivir con el lobo: la experiencia de las granjas eslovenas

El proyecto PastorEa, en el que participan centros de formación agraria de Galicia (EFA Fonteaboa), Francia y Eslovenia, está desarrollando visitas mutuas para que técnicos y ganaderos conozcan cómo se enfrentan en los tres países retos como el de los depredadores o el cambio climático

Publicidade
El problema común de convivir con el lobo: la experiencia de las granjas eslovenas

Rebaño de ovejas protegido con perros de defensa del ganado y mallas eléctricas bajas.

En los pastos altos de las montañas del valle de Soca, en los Alpes eslovenos, gestionan cada verano alrededor de 600 ovejas, 250 cabras y cerca de medio centenar de vacas de leche en terrenos comunales. Sobre las vacas hay un control diario, pues los ganaderos se rotan para atenderlas, ordeñarlas y procesar la leche en las queserías de la montaña, pero sobre las cabras y las ovejas, que pastan libres, el control es difuso. La consecuencia, sólo en verano del 2020 perdieron 150 ovejas por ataques del lobo.

“Cuando nos dimos cuenta de que las ovejas habían sido atacadas, ya estaban los buitres comiendo los restos. Ni siquiera encontramos todos los cuerpos y, por tanto, no se cobró indemnización por todas”, rememora Davorin Koren, uno de los ganaderos afectados, con el que habló una delegación gallega de técnicos y ganaderos que visitó Eslovenia el pasado año, en el marco del proyecto PastorEA.

El progresivo asentamiento del lobo en las montañas eslovenas está generando incertidumbre entre los ganaderos, que a mayores tienen que lidiar con otros depredadores, como osos, linces y chacales. El manejo tradicional del ganado en la montaña es por medio de un pastoreo libre, sin que por el momento se haya producido una adaptación del manejo para enfrentar el problema del lobo.

Cabras de Davorin Koren en la montaña.

Cabras de Davorin Koren en la montaña.

En los últimos años, la colocación de collares GPS en parte de los animales ofrece información sobre sus movimientos y ubicación, pero eso no evita el problema de los depredadores. Tras el ataque en el que perdieron 150 ovejas, los productores solicitaron aquel verano una batida del lobo por daños. La caza del lobo les fue permitida, a pesar de que el área se enmarca en el Parque Nacional Triglav, pero la burocracia retrasó la llegada del permiso a noviembre, cuando ya los animales habían bajado al valle.

Desde el Parque Nacional disponen de presupuesto para la contratación de pastores que controlen el ganado en la montaña, pero el problema es que no encuentran quién quiera pasar toda la primavera – verano haciendo ese trabajo.

El Parque Nacional se distingue también por prestar apoyo a las granjas en proyectos de innovación. La elaboración de helados con leche de oveja o la creación de un salami de oveja vieja, cabra y cerdo son ejemplos de algunas de las iniciativas apoyadas por el Parque.

Cada año, el órgano gestor del espacio protegido financia 10 proyectos, a razón de 10.000 euros por proyecto. Además, hay ganaderos, como Davorin, que compatibilizan su actividad en las granjas con trabajos en materia de conservación para el Parque Nacional.

Control con mallas electrificadas a las noches
Las instituciones en Eslovenia están tratando de que en las zonas con depredadores, las granjas modifiquen su manejo con la introducción de medidas de prevención. Uno de los sistemas que se está implantando es el de los cierres con mallas electrificadas, empleados para guardar el ganado a la noche.

Es el sistema que emplean, por ejemplo, en una granja de ovino en extensivo que depende de la Facultad de Veterinaria de Liubliana. La explotación dispone de 450 ovejas de leche de raza autóctona y de más de 200 hectáreas de pastos. Durante el día, una persona permanece de manera continua con los animales, que son ordeñados dos veces, una a las 6 de la mañana y otra a las 4.30 h. de la tarde. Tras el ordeño de la tarde, los animales pasan a un corral vallado con malla electrificada de 1,70 metros de alto.

Corral con malla electrificada para guardar el ganado por las noches.

Corral con malla electrificada para guardar el ganado por las noches.

Es un manejo que tiene su dificultad, pues la instalación de las mallas supone un problema de peso y de gestión para los ganaderos de mayor edad, hasta el punto de que se puede convertir en un factor que desincentive la ganadería profesional y fomente el abandono, según se temen en Eslovenia.

El de las mallas electrificadas no es el único sistema que probaron en la granja, pues en un comienzo introdujeron burros, pero el método se demostró errado, pues en un año el lobo les mató 43 burros.

La introducción de burros como sistema de prevención no funcionó, pues en un año los lobos les mataron 43

También probaron con perros protectores del ganado, pero se encontraron con problemas por estar en una zona de media montaña donde son habituales las salidas a la naturaleza de paseo o con motos y quads. En Eslovenia, la legislación permite los desplazamientos libres sobre el territorio y eso generó algunos encontronazos entre ciudadanos y perros protectores del ganado. Una persona fue mordida por un perro y la granja tuvo que hacer frente por eso a una indemnización de 4.000 euros.

Ahora, con las mallas electrificadas, la ganadería dio con un sistema que se está demostrando eficaz. Atrás quedan las alrededor de 500 ovejas muertas por ataques que acumularon en el periodo 2005-2014, la mayoría en ataques nocturnos.

Rebaño durante el día pastoreando en una zona acotada por malla eléctrica baja.

Rebaño durante el día pastoreando en una zona acotada por malla eléctrica baja.

Evolución
La dimensión de los ataques que padecieron muchas granjas de Eslovenia se debe a que el lobo inició su expansión en el país hace alrededor de dos décadas, lo que cogió a las ganaderías desprovistas de métodos de prevención. Otra granja de ovejas de carne, cabras, caballos y vacas que visitó la delegación gallega recuerda que los ataques se iniciaron hace alrededor de 20 años. De aquella, en un solo año habían perdido más de 100 ovejas.

El problema los obligó a introducir perros protectores del ganado -pastores de los Cárpatos y pastores rumanos-, pues hasta entonces tenían perros de pastoreo, pero no perros de protección. Ahora combinan el uso de perros con pastores eléctricos y mallas eléctricas bajas, con las que también evitan las incursiones de los chacales sobre las ovejas. Así y todo, los corderos pequeños suelen mantenerlos en el establo, para evitar los daños de los cuervos.

Visita del proyecto PastorEA en Galicia

Visita del proyecto PastorEA a la Finca Marco da Curra, en Monfero.

Visita del proyecto PastorEA a la Finca Marco da Curra, en Monfero.

El viaje a Eslovenia fue el primer viaje técnico del proyecto PastorEA, en el que participa la EFA Fonteboa conjuntamente con centros de formación de Francia y de Eslovenia. El objetivo del proyecto es conocer cómo se trabaja el pastoreo extensivo en distintas regiones de Europa y que técnicos y ganaderos puedan conocer otras formas de abordar problemas comunes, como es el lobo u otros, caso del cambio climático, con las conseguintes sequías estivales y aumento del riesgo de incendios.

Tras aquel viaje a Eslovenia, la pasada primavera Galicia recibió a su vez una visita de las delegaciones francesa y eslovena, que conocieron el funcionamiento de la Finca Marco da Curra, en Monfero, dependiente del Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo, y visitaron granjas locales. Las actividades se completaron con sesiones teóricas en las que se abordaron cuestiones como la prevención de los daños por lobo.

Para este mes de septiembre, está prevista el tercer y último viaje del proyecto, que consistirá en un desplazamiento a Occitania, una región francesa próxima al Mediterráneo, en la que se visitarán proyectos de pastoreo con cabras, ovejas y vacas.

Caballos hispano bretones en la Finca Marco da Curra, durante la visita.

Caballos hispano bretones en la Finca Marco da Curra, durante la visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información