El sector agroganadero nota la presión del coronavirus

Las explotaciones trabajan con normalidad. Productores e industrias redoblan los esfuerzos para garantizar el abastecimiento de alimentos a la población, pero las limitaciones a la concentración de personas provoca la suspensión generalizada de eventos programados. Amio cancela el mercado de la próxima semana, en tanto Silleda y Castro Riberas de Lea mantéñense por agora

Publicidade
Traballos de ordeño en la explotación.

La actividad diaria continúa en las explotaciones gallegas. En la imagen, empleados ordeñando en Xestoselo SC

La propagación del coronavirus, que afecta ya a 150.000 personas en 120 países, una cifra que aumenta exponencialmente cada día, está motivando el establecimiento de restricciones nunca vistas en todo el mundo, también en Galicia. Analizamos como están afectando las medidas impuestas al sector productor y transformador.

Si hay un sector que no puede parar, por muchas restricciones y limitaciones que se impongan, es el sector agroganadero. En primer lugar porque es el responsable de la alimentación de la población y en segundo lugar porque los animales no pueden dejar de comer o de dar leche todos los días.

Por eso, por ahora, la normalidad es la tónica general en las explotaciones, pero los efectos del coronavirus comienzan ya a notarse a otros niveles. Ya se han suspendido la práctica totalidad de eventos programados para los próximos días o semanas y el consumo está notando las consecuencias del nerviosismo generalizado de la población ante la incertidumbre de la evolución de la pandemia, con un incremento de compras en los supermercados, por lo que las empresas fabricantes y suministradoras de productos alimentarios están teniendo que dar respuesta incrementando la producción.

Por el momento las limitaciones al movimiento afectan fundamentalmente a las personas pero no a las mercancías, aunque haya suministros que puedan acabar afectados en la medida en que la actividad económica se paralice o ralentice, por lo que determinadas empresas suministradoras e industrias transformadoras están haciendo acopio de materia prima por lo que pueda suceder.

Trabajo con normalidad en las explotaciones

En las explotaciones se trabaja a día de hoy con normalidad sin que la actividad ordinaria de las granjas se haya visto afectada. Los agricultores y ganaderos, acostumbrados a combatir y evitar la propagación de enfermedades tanto en el ganado como en los cultivos, son menos susceptibles a la psicosis general colectiva que se está apoderando de la sociedad ante el avance del Covid-19.

Los animales requieren los mismos cuidados diarios y las rutinas de trabajo no se han visto modificadas por el momento, aunque uno de los problemas que arrastran en la actualidad la mayoría de explotaciones es la falta de mano de obra y las dificultades para encontrar reemplazo a los trabajadores, por lo que en caso de que la enfermedad se siga extendiendo y se vean contagiados tanto titulares de explotaciones como empleados (con las medidas de aislamiento y cuarentena que esto requeriría), la situación podría cambiar.

Si hay un sector que no puede parar, por muchas restricciones y limitaciones que se impongan, es el sector agroganadero: en primer lugar porque es el responsable de la alimentación de la población y en segundo lugar porque los animales no pueden dejar de comer o de dar leche todos los días

Con todo, estamos en un momento de menor carga de trabajo en las ganaderías a la espera de comenzar la campaña de ensilado de la hierba, cuya primera corta este año se podría adelantar por las altas temperaturas de un invierno que fue benévolo, por lo que las explotaciones tienen en esta época del año mayor capacidad para afrontar posibles faltas momentáneas de personal.

Es cierto que la suspensión de las clases en colegios y escuelas infantiles trastoca los planes y rutinas laborales de las familias, sobre todo en el caso de los padres y madres que no tienen con quien dejar a sus hijos e hijas, pero, aunque esta situación afecta a todos los sectores, quizás sea el agroganadero el más acostumbrado a la conciliación, siendo habitual ver a los niños jugar en las explotaciones o incluso compartir ciertas tareas con sus padres y madres en épocas de vacaciones escolares. La cercanía de las viviendas a las ganaderías en Galicia facilita además esta tarea.

Aumento del consumo

supermercado dia baleiro

El miedo y la psicosis por la propagación del Covid-19 está trasladándose como una pandemia también a la sociedad y el temor al desabastecimiento en las ciudades está provocando compras masivas en los supermercados. Las imágenes de las filas de consumidores y de lineales vacíos no hace más que aumentar esa sensación de incertidumbre e incentiva el consumo de productos alimentarios o de primera necesidad.

«Está habiendo psicosis y, por tanto, mayor consumo», asegura Rubén Fernández, consejero delegado de Casa Castelao, la empresa cárnica de A Fonsagrada que tiene sus productos en los lineales de buena parte de las cadenas de supermercados gallegas.

La intención de la industria agroalimentaria es transmitir calma a los consumidores e incrementar la producción al mismo tiempo que lo hace el consumo para evitar la sensación de desabastecimiento

Aunque el tirón en las compras de alimentos ya se comienza a notar en Galicia, donde es más evidente es en otros puntos del Estado donde existen focos más importantes de coronavirus y las industrias asentadas en Galicia que suministran a las grandes cadenas de distribución españolas están incrementando su producción para poder hacer frente a esa mayor demanda.

«Estamos notando el tirón y movilizándonos para responder. Lo vemos como una actitud responsable por nuestra parte, porque la manera de frenar ese miedo de los consumidores es demostrar que la cadena de producción de alimentos es fuerte y no hay riesgo de desabastecimiento», indican desde una de estas industrias que fabrican para una de las principales cadenas de supermercados a nivel español. «No tenemos claro lo que va a venir pero estamos fabricando más. Pensamos que se va a tensar la cadena y aumentar la demanda durante unas semanas aunque en el conjunto del año ese incremento va a pesar poco», añaden.

El aumento de ventas está afectando sobre todo a productos no perecederos y notándose más en otros puntos del Estado donde hay mayor incidencia del virus

El incremento del consumo no afecta por igual a los diferentes productos, ya que el consumidor hace acopio sobre todo de aquellos con una mayor caducidad. «De momento lo estamos notando poco, pero falta por ver que camino va cogiendo la cosa, posiblemente el incremento de ventas afecte más a otros productos», explica Rubén López, gerente de Lácteos Lorán, que distribuye sus quesos en tiendas de alimentación y supermercados por toda Galicia.

La intención de la industria agroalimentaria es transmitir calma a los consumidores y a la sociedad en general. La entidad Cooperativas Agroalimentarias de España, que engloba a las principales marcas de origen cooperativo, entre ellas las gallegas Coren o Feiraco, emitían este jueves un comunicado para trasladar «tranquilidad» a la sociedad y reiterar que tanto las cooperativas como sus socios «reforzaron su actividad para garantizar el suministro a la industria y a la distribución».

Efecto contagio

Moexmu suspension coroavirus

Frente a la tranquilidad que se vive en el sector productor, las medidas decretadas en el día de ayer por el Consello de la Xunta acabaron por implicar la desconvocatoria de todos los actos públicos en ámbitos diversos, también en el relacionado con el medio rural, donde las cancelaciones de ferias agroalimentarias y otros certámenes ya habían comenzado a producirse desde hace un par de días.

La mayoría de las citas ya organizadas han sido canceladas, como las ferias del queso de Moeche de este fin de semana o la de Friol del próximo, y aquellos otros eventos previstos tanto para este mes como para los próximos no están siendo programados ante el temor de que las cosas vayan a peor, como es el caso del Mercado Tradicional de Privamera de O Valadouro, que se tendría que celebrar el sábado 28 de marzo.

La cancelación de eventos relacionados con el medio rural y el sector agroganadero, igual que con otros sectores, se extendió en los últimos días tan rápido como el propio virus

Las restricciones impuestas a la celebración de reuniones que junten a más de 50 personas o la limitación a un tercio del aforo para las citas con mayor capacidad de público inviabilizan en la práctica la celebración de la mayoría de actividades y aunque no exista prohibición expresa en muchos casos, la decisión queda en manos de los organizadores, a los que la Administración traslada de facto la responsabilidad de tomar la decisión y en caso de optar por la celebración extremar las precauciones para evitar posibles contagios.

Ante ese escenario, ningún organizador quiere arriesgarse a ser tachado de imprudente y las cancelaciones y suspensiones están cayendo en cascada, una detrás de otra. Los eventos que aún no han sido suspendidos se encuentran en situación de espera de acontecimientos, esperando ver como evoluciona la situación en los próximos días para tomar la decisión en el caso de aquellas citas en las que aún hay cierto margen de maniobra.

La Moexmu de Muimenta y su concurso de ganado frisón, que este año tenía carácter autonómico, han quedado aplazados sin nueva fecha

En esta situación de incertidumbre se encuentran citas de referencia como la Semana Verde de Galicia, que se debería celebrar del 4 a 7 de junio, o Galiforest, fijada para el 25 a 27 de junio , también en Silleda, después de que ya haya sido suspendida la feria Enerxétika 2020, programada del 26 al 28 de este mes. La Moexmu de Muimenta, prevista para el primer fin de semana de abril y cuyo concurso de ganado tiene este año carácter autonómico, ha sido aplazada sin fecha, igual que el Ayuntamiento de Curtis también optó por la suspensión de la Subasta de Élite de Ganado Frisón que había previsto celebrar este domingo en Teixeiro.

Amio e Silleda cancelan los mercados de la próxima semana

Mercado semanal dos mercores en Amio, en Santiago de Compostela

Mercado semanal de los miércoles en Amio, en Santiago de Compostela

El mercado de Amio de la próxima semana se cancela, tras la decisión adoptada esta mañana por el Concello de Santiago.También a primera hora de este viernes se cancelaba el mercado ganadero de Silleda para los próximos 15 días, y hasta nuevo aviso de las autoridades.

Hay cosas que tienen que seguir funcionando porque son de primera necesidad: la gente tiene que comer y esto es una cadena, a los mataderos hay que abastecerlos para que luego ellos puedan abastecer a la población

Roberto Lorenzo, el responsable del mercado ganadero de Castro Riberas de Lea, que se celebra todos los miércoles en el ayuntamiento lugués de Castro de Rei y que es junto al de Amio y al de Silleda uno de los tres mercados de referencia semanal en Galicia, también avanza que han previsto celebrar con normalidad el mercado de la próxima semana, aunque un bando emitido por el Ayuntamiento suspende sin embargo a feria tradicional, con puestos de distintos productos, que se celebra en el exterior del recinto.

«Hablamos ayer por la tarde con Medio Rural y nos dijeron que no habían previsto suspender las ferias semanales de ganado. Yo pienso que aunque la situación sanitaria sea delicada, hay cosas que tienen que seguir funcionando porque son de primera necesidad, estas ferias son una de ellas porque la gente tiene que comer y esto es una cadena y a los mataderos hay que abastecerlos para que luego ellos puedan abastecer a la población», argumenta.

El virus acaba con las protestas del agro

La crisis del coronavirus está coincidiendo con una ola de protestas en el campo español, que lleva semanas movilizándose para reclamar precios justos para los productores y una reforma en profundidad de la Ley de la Cadena Alimentaria que garantice los costes de producción en los distintos eslabones del proceso.

Pero las protestas históricas que no pudo apaciguar el Gobierno de Pedro Sánchez con un paquete de medidas urgentes anunciadas a los pocos días de comenzar las tractoradas y manifestaciones lo logró el Covid-19. El aumento de la incidencia y la propagación del virus por el territorio español llevó a los organizadores a «suspender temporalmente» las protestas.

En una situación tan inesperada como esta, se vuelve a demostrar el papel estratégico de los agricultores y ganaderos para alimentar a la sociedad

En un comunicado, este jueves las organizaciones agrarias convocantes (ASAJA, COAG y UPA) decidieron posponer todos los actos, protestas y movilizaciones que se estaban celebrando en distintas partes del Estado. “Ahora es momento de ser prudentes y responsables, por lo que hay que poner fin, de momento, a la revuelta de los agricultores al límite”, señalaron.

También aprovecharon para recordar que «en una situación tan crítica e inesperada como esta, se vuelve a demostrar el papel estratégico de los agricultores y ganaderos para alimentar a la sociedad suministrándola de alimentos de calidad, sanos y seguros», al tiempo que reivindicaron el «carácter estratégico de un sector agrario fuerte para garantizar la seguridad alimentaria de la población ante crisis globales».

El SLG suspendió el acto de protesta previsto para el martes delante de la Xunta en Santiago y Agromuralla la manifestación convocada para ese mismo día en Lugo

En Galicia, el SLG también ha suspendido el acto de protesta previsto para el próximo martes en Santiago en el que había pensado rodear la Xunta de Galicia como colofón a su campaña El rural gallego sobre la mesa y Agromuralla ha aplazado igualmente la manifestación convocada también para el día 17 en Lugo en demanda de precios justos para el campo.

Igual que hacían Asaja, COAG y UPA, también Agromuralla destaca el papel de los productores como «garantes de la seguridad alimentaria». «Los agricultores y ganaderos somos los primeros que nos responsabilizamos todos los días de la salud de la población a través de la producción de alimentos saludables», asegura la asociación de ganaderos a través de un comunicado en el que anuncia el «aplazamiento» de la manifestación convocada para el martes en Lugo, difundido una vez se conocieron las medidas establecidas por el Consello de la Xunta de este jueves, que limitan la concentración de personas tanto en espacios cerrados como abiertos.

«La situación actual deja patente la importancia fundamental que tiene el sector agroganadero en la producción de alimentos para la sociedad evitando de este modo el desabastecimiento de la población, por lo que igual que la salud pública es tarea de todos, toda la sociedad debe también defender el futuro de los que producimos los alimentos para la población a través de unos precios justos que nos permitan a los agricultores y ganaderos vivir dignamente de nuestro trabajo», reclama Agromuralla.

Disculpa perfecta para las medidas de Donald Trump

Donand Trump

La crisis del coronavirus está sirviendo también para que países como EEUU incidan en las medidas proteccionistas que el Gobierno de Donald Trump viene implementando desde el comienzo de su mandato. Con unas nuevas elecciones a la vista, en las que se juega su reelección, el presidente norteamericano es consciente de que su popularidad entre los granjeros y habitantes de las zonas rurales del país es muy alta y pretende mantener este caladero de votos con medidas fiscales y de apoyo económico a los productores y con limitaciones e incremento de aranceles para la entrada de productos de otros países.

La guerra comercial que Trump mantiene con China desde el conflicto de Huawei, o con la Unión Europea, desde el enfrentamiento por las ayudas a Airbus frente a Boeing, y que motivaron el incremento de aranceles para un amplio listado de productos agroalimentarios españoles, como vino, quesos o cítricos, encuentra nueva munición ahora con la expansión del Covid-19, que Trump acaba de tachar de «virus extranjero».

El presidente norteamericano acusa a la UE de no ser quien de contener la propagación del coronavirus y prohíbe desde este viernes y durante un mes la entrada al país de ciudadanos comunitarios, a excepción de los naturales del Reino Unido. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid (o en este caso el Mississipi por Memphis), Trump mete el dedo en la llaga del divorcio entre la Unión Europea y el Reino Unido, con el que el presidente estadounidense aspira a llegar a un acuerdo comercial ventajoso.

El presidente norteamericano anunció el mes pasado el tercer paquete de ayudas para los agricultores y ganaderos estadounidenses con la intención de mantener ese voto de cara a su reelección

Pero esa acusación velada (o no tanto) de que todo extranjero es un peligro potencial incide en el lema de América primero, unido al fomento del consumo de productos americanos frente a los llegados de otros puntos del planeta, con el que Trump llegó a la Casa Blanca y con el que ahora aspira a mantenerse en el cargo.

El pasado 21 de febrero, cuando aún el coronavirus no era una pandemia planetaria y parecía circunscrito fundamentalmente a China, el presidente norteamericano anunciaba mediante su fórmula favorita (a través del Twitter) el tercer paquete de ayudas para compensar a los agricultores y ganaderos estadounidenses por las consecuencias de la guerra comercial con China y el retraso en los tratados de comercio con México y Canadá, algunos de los principales destinos de los productos agroalimentarios norteamericanos.

Los dos primeros programas de ayudas habían supuesto una inyección de fondos de 30.000 millones de dólares para el sector productor, dirigido a agricultores y ganaderos del medio oeste americano, como los productores de soja de Illinois, que vieron como su producción era sustituida en China por la procedente de países como Argentina.

Oportunidad

Pero la crisis actual del coronavirus no solo supone el cierre de mercados para los productos españoles. En algunos casos concretos incluso supone una oportunidad. Por ejemplo, ante el cierre general decretado en Italia, las exportaciones de frutas y hortalizas procedentes del sur de España se están incrementando en los últimos días hacia los países de la Unión Europea para abastecer el mercado comunitario reemplazando el sitio que ocupaban las mercancías italianas. Menor incidencia tendrá este hecho en productos no perecederos de origen italiano, como serían el vino o el aceite de oliva.

La cancelación de viajes en Semana Santa podría hacer descender el consumo de carne de vacuno mayor o vino, afectados por la menor actividad de bares y restaurantes, a cambio de incrementarse el consumo de otros productos en los hogares

Está también por ver el efecto que la cancelación de muchos de los viajes previstos para Semana Santa podrá tener sobre el turismo y el consumo de productos agroalimentarios. Es probable que el consumo de carne de vacuno mayor, por ejemplo, o de otros productos como el vino, se vean afectados por la menor actividad de bares y restaurantes, aunque el descenso de la vida social de la población podría incrementar por el contrario el consumo de otros productos en los hogares.

También supo ver una oportunidad de negocio y hacer su particular agosto con el coronavirus una pequeña empresa del ayuntamiento lugués de Taboada, que ya en el mes de enero, cuando el brote se hizo público en China, vendió con destino al país asiático más de 200.000 mascarillas de las que se usan para la aplicación de productos fitosanitarios. Comercial Mida, una pequeña agrotienda familiar, supo aprovechar el importante tirón en la demanda de este producto para comercializarlo a gran escala a través de su página web. Envió millares de unidades en un primer momento para China y después para la mayoría de países europeos hasta tener a día de hoy agotadas la totalidad de sus existencias para las 12 referencias diferentes de mascarillas que vendía.


NOTA: Información actualizada el viernes 13 de marzo a las 15.10 horas tras confirmar la suspensión del mercado de Amio de la próxima semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información