El sector avícola entra en pérdidas por la subida de la luz y la bajada de precios de la carne

La organización Unións Agrarias advierte de que el sector avícola gallego está soportando picos de crecimiento del gasto eléctrico de hasta un 36%

El sector avícola entra en pérdidas por la subida de la luz y la bajada de precios de la carne

La organización Unións Agrarias advierte de las pérdidas del sector avícola gallego por el fuerte incremento de los costes de la electricidad en las granjas. «Hoy por hoy, las explotaciones están soportando picos de crecimiento del gasto eléctrico de hasta un 36%, lo que supone una cantidad insoportable, toda vez que la energía supone en condiciones normales más del 33% de los costes de producción», explican desde la organización.

Frente a esta realidad, los avicultores están viendo como los precios de la carne de pollo no se recuperan del impacto de la caída del consumo en hostelería y turismo derivada de la pandemia. En este momento, los criadores perciben 0.18 €/Kg en el tipo Broiler, cuando para cubrir gastos no deberían de bajar de 0.23€/Kg,según Unións, que incide en que es una situación que implica que la Ley de Cadena no está funcionando, al no poder trasladarse los costes al precio en origen.

Las granjas deben hacer frente a una serie de gastos fijos de insumos, energía o seguros que no se han reducido a pesar del coronavirus.

Sin embargo, la crisis sanitaria sí obligó a mermar su habitual número de crianzas anuales alargando las estancias de los pollos de 14 días a un mes, de donde deriva mayor gasto. Y como colofón, se está reduciendo por parte de las empresas integradoras la entrada de crías pasando de 35.000 a 30.000 por camada.

La organización recuerda que mucha gente joven que apostó por este sector para iniciar su actividad están viendo cómo los resultados condicionan su viabilidad por causas ajenas a su trabajo. En este sentido, anima al gobierno gallego a buscar apoyos y a liderar la búsqueda de un consenso a nivel nacional que evite que el sector avícola se convierta en una nueva víctima de la Covid-19.

Desde Unións Agrarias también consideran necesario recordar la situación de dependencia de los productores respecto de las industrias integradoras para las que trabajan, ya que condicionan el ritmo de producción y la salida de los animales.

Este hecho supone que la caída del consumo a nivel nacional derivada de un menor número de turistas, está implicando el abaratamiento de la producción por parte de esas empresas, por lo que es necesario poner sobre la mesa medidas que sirvan para compensar la subas constantes en la energía, de la viruta o de la alimentación.

Según UU.AA. las más de 900 explotaciones de pollo de Galicia podrían dejar de ingresar en el marco de la pandemia unos 13,5 millones de euros.

Unións cifra las pérdidas en 13,5 millones de euros. Son las estimaciones que el propio sector ya tiene sobre la mesa, en vista de los hábitos de consumo que, en un año normal, se traducirían en un aumento del consumo de carne de pollol durante los meses del verano. Así las cosas, Unións Agrarias insta a la Xunta de Galicia a buscar fórmulas que permitan compensar el bajón de la actividad y de los precios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información