La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

El sector forestal gallego: El segundo hogar para Juan Carlos Cibreiro y Cortel Popescu

Juan Carlos Cibreiro es operador forestal desde hace 25 años, y en este momento hace hincapié en las dificultades por las que atraviesa el gremio. Tanto él como su compañero, Cortel Popescu, coinciden en el aumento de los costes de producción

Juan Carlos Cibreiro y Cortel Popescu llevan más de una década profesionalizándose en el monte. Con el paso de los años consiguieron adquirir su propia maquinaria, y hoy en día están como operadores de un autocargador, y de una procesadora, respectivamente, trabajando principalmente con madera de eucalipto. Ambos tienen un punto de vista en común en torno a las dificultades por las que atraviesa el sector en cuanto a mano de obra, y costes de producción.

Aunque se les plantea que en un futuro podrá existir la posibilidad de controlar remotamente su maquinaria, su respuesta es clara: “a mí me gusta el monte, y a quien le gusta este trabajo, desde la casa no lo viviría igual”, afirma Cibreiro. Por su parte, Cortel Pospescu redunda en que no se imagina trabajar la distancia, y que le gusta “vivir día a día, desfrutar de la libertad y de cada monte, que es diferente”.

Cortel Popescu

Es de nacionalidad rumana y llegó hace 13 años a territorio gallego. Anteriormente estaba trabajando en Alemania, también en el ámbito forestal, y animado por su cuñado vino “probar aquí para ver cómo le iba”, comenta. Este sector representa un punto de conexión con Galicia, además de una oportunidad de juntarse de nuevo con su familia.

En sus inicios trabajó durante cuatro años contratado en una empresa, y después estuvo durante siete años como autónomo, haciéndose hueco en diferentes empresas. “Cuando llegué se veía un sector dinámico, yo preguntaba por trabajo y lo conseguía”, detalla. Con once años de experiencia en el monte gallego decidió dar el paso de comprar una procesadora. “Me costó un poco en el principio, no fue fácil, pero ahora estoy bien”, añade Popescu.

“Me costó un poco en el principio, no fue fácil, pero ahora estoy bien, estoy contento” (Cortel Popescu)

Hoy en día, lleva dos años trabajando con una procesadora EcoLog 580D con la que “está muy contento”, y de la cual destaca “su sistema de nivelar, que es realmente una pasada”, afirma. Otra de las cuestiones a las que hace referencia es el bajo consumo puesto que “puede gastar sobre 12 litros por hora; todo dependiendo del tipo de terreno en el que se trabaje”, añade. “Tengo colegas que tienen otras marcas de máquinas que me están diciendo que gastan bastante más que la EcoLog”, agrega.

“Lo que más me gusta de esta máquina es su sistema de nivelar, es una pasada” (Cortel Popescu)

El cabezal de la EcoLog de Popescu es un Log Max 6000B “un modelo aparentemente sencillo, que es ligero y que da pocos problemas”, destaca. La combinación de bajo peso y mucha potencia lleva a ser instalado en maquinaria con base de gran tamaño. “A nivel hidráulico tiene una gran presión, con una máxima de 260 bar”, amplía Popescu.

A pesar de todo, hay cuestiones que Popescu echa en falta en el estado actual del sector, tales como a mano de obra. “Tal y como están las cosas hoy en día, encontrar un motosierrista bueno es complicado, y no sólo eso, sino también la formalidad y seriedad de la gente”, critica.

Juan Carlos Cibreiro

Es de un pueblo de cerca de Monforte y lleva trabajando en el monte 25 años. En la actualidad está trabajando por su cuenta y alude a “una situación complicada del sector, por el aumento de los precios de los aceites y de los combustibles, acompañados de una aparente escasez de gente que quiera trabajar en el monte”, por lo que lo ve “muy duro, con muchos gastos y muy poco beneficio”.

Igualmente, Cibreiro afirma que “todos los días va contento trabajar porque hace lo que le gusta”, y asimismo hace hincapié en que a él le “gusta la batalla”, y para eso, “hay que estar encima del monte”, comenta.

“A mí me gusta la batalla, y para eso hay que estar encima del monte” (Juan Carlos Cibreiro)

Su herramienta de trabajo es un cargador EcoLog 574C, el segundo que tiene en su carrera profesional debido la que le “dieron buen resultado”, decidiendo “volver a utilizar la misma marca”. Actualmente lleva tres años y medio con él, y con el anterior estuvo más de cinco años; según el criterio de Cibreiro “son máquinas fiables con las que puedes tirar un mes sin ningún tipo de avería”. Además, el operador forestal asegura que “es un tipo de máquina muy cómoda y espaciosa para trabajar”.

Al respeto de su fiabilidad, Cibreiro añade que “una parte importante son los mantenimientos, tener todo al día”. El operador ejemplifica que “todo el tema de aceite de motor, valvulina o hidráulico ve siempre al día porque es muy importante para la salud de la maquinaria”. Aun así, en algún momento tuvo que echar mano del servicio técnico de Log Max, “no muchas veces”, especifica, “pero cuando lo tuve que hacer, la verdad es que muy bien y muy rápido; en ese sentido, estoy muy contento con ellos”, amplía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información