El SLG insta a Xunta y Agencia Tributaria a solucionar «los abusos fiscales» en las ayudas de incorporación

Publicidade
El SLG insta a Xunta y Agencia Tributaria a solucionar «los abusos fiscales» en las ayudas de incorporación

El Sindicato Labrego Galego (SLG) se ha reunido con responsables de la Agencia Tributaria en Galicia y de la Consellería de Medio Rural para demandarles una solución a la «excesiva y contradictoria fiscalidad» que soportan las ayudas de incorporación al campo destinadas la gente joven.

En concreto, desde el SLG denuncian que «lo que debía ser un estímulo para apoyar la incorporación de gente joven a la agricultura, se está convirtiendo en un vía crucis burocrático e impositivo en el que las personas beneficiarias deben enfrentarse a una excesiva fiscalidad con la que llegan a perder hasta un tercio de la ayuda recibida e incluso a ser multadas». Además, estos «abusos» se agravan con una disparidad de criterios en la aplicación de los tributos que genera auténticas situaciones de desigualdad en el trato.

«De hecho, -explican desde el SLG- hay casos en los que estas subvenciones se trataron como ayuda de capital y en otros como incremento patrimonial, y también hubo situaciones en las que a la persona beneficiaria se le reclamó el impuesto en el mismo ejercicio en el que se convocó la ayuda, sin tener en cuenta que la certificación y el cobro de la misma se hace, en la mayoría de los casos, en el año siguiente». Esto llevó, según el sindicato, a que personas beneficiarias hayan renunciado a la ayuda o, finalmente, hayan cobrado una cuantía menor, a las que se les obligó a pagar igual.

Piden que, mientras tanto se unifique el criterio de prorratear el impuesto sobre esta subvención durante los cinco años

Ante esta situación, desde el Sindicato Labrego Galego, informan de que mantuvieron en los últimos meses varios contactos con responsables de la Agencia Tributaria, como la reunión en A Coruña entre la delegada especial de la AEAT en Galicia, Imelda Capote, y las técnicas del SLG María Ferreiro y María Vieites, para aclarar todas estas contradicciones y abusos.

Las anomalías también fueron puestas en conocimiento de la directora general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, Belén Docampo, en una reunión mantenida con ella esta misma semana. Y lo mismo transmitió Xosé Ramón Cendán en la reunión del Comité de Seguimiento del Plan de Desarrollo Rural (PDR) en  Galicia, celebrado ayer, 16 de junio, en Compostela, y al que asistieron representantes del Ministerio de Agricultura y de la Comisión Europea.

En estos encuentros, el Sindicato Labrego instó a los diferentes responsables de administraciones a realizar delante de los ministerios de Agricultura y Hacienda las gestiones necesarias para que estas ayudas queden exentas de tributar impuestos, «ya que fiscalizarlas -advierten- atenta contra su espíritu de apoyar la incorporación de gente joven y les crea dificultades añadidas a las personas beneficiarias en un período muy delicado de su actividad profesional en el que se deben enfrentar a numerosas amortizaciones y precisan disponer de liquidez».

Y como medida transitoria, mientras no se regule esa exención, desde el SLG le piden a la Agencia Tributaria que se unifique el criterio de prorratear el impuesto sobre esta subvención durante los cinco años obligatorios del período de instalación, tal y como ya hacen algunas administraciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información