Erasmus agrario, conocer otras granjas desde dentro para mejorar la propia

El Erasmus Agrario o los programas de intercambio de experiencias profesionales se afianzan en el campo y la juventud gallega demanda y participa cada vez más de estas iniciativas. Conocemos más sobre algunas de estas propuestas formativas nacionales e internacionales

Publicidade
Erasmus agrario, conocer otras granjas desde dentro para mejorar la propia

Visita de jóvenes ganaderos franceses a una granja de Rodeiro en una actividad del programa LeadFarm.

¿Trabajan del mismo modo en una ganadería de leche de Rodeiro (Pontevedra), en una granja de Francia o en una de Irlanda? Las diferencias afloran, pero también los puntos de encuentro. Programas de intercambio de experiencias profesionales como el Erasmus Agrario o el LeadFarm, que puso en contacto a ganaderos gallegos, franceses, irlandeses, suecos y letones, representan un ejemplo de cooperación. Son iniciativas que permiten ver cómo trabajan profesionales agroganaderos del resto de España y de distintas partes del mundo.

El Erasmus Agrario, programa que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (Mapa) activó el año pasado, es una de las iniciativas que se abordaron recientemente en el encuentro virtual de juventud gallega vinculada con el campo que organizó la Asociación Gallega de Cooperativas Agroalimentarias (Agaca).

«Este tipo de intercambios siempre resultan interesantes, puesto que aportan otra perspectiva»: Higinio Mougán, Agaca

Conocer desde dentro y por unos días una ganadería de otra región, intercambiar experiencias, aportar y descubrir soluciones a problemáticas comunes… son sólo algunos de los provechos que ofrecen los intercambios entre profesionales del campo. «Este tipo de intercambios siempre resultan interesantes, tanto si se participa yendo a otras granjas como si se acoge en la propia la visita de otros ganaderos, puesto que ambos casos aportan otra perspectiva», valora Higinio Mougán, director-gerente de Agaca.

El Erasmus Agrario

La segunda edición del Programa de Visitas Formativas de Jóvenes Agricultores en Explotaciones Modelo, conocido como ‘Erasmus Agrario’, está aún pendiente de convocar. Así, tampoco está por el momento definida la partida presupuestaria de la que dispondrá el programa. «Esperamos que este año se destine más dinero que en la primera edición para que puedan participar más jóvenes», apuntan desde Agaca.

Se trata de un programa de intercambio estatal, por lo que permite visitas formativas en ganaderías y explotaciones de otra comunidad autónoma. Además, los intercambios siempre se realizan entre productores del mismo sector, con el objetivo de que resulten de mayor interés. En estas estancias, que se prolongan entre 5 o 14 días naturales, pueden participar jóvenes del sector menores de 41 años.

Las estancias se prolonga entre 5 o 14 días y en ellas se abordan cuestiones de interés para el día a día de la ganadería como la mecanización, la gestión del agua, el suelo o cultivo así como incorporación de prácticas sostenibles

Durante estas jornadas, los participantes tienen que pasar un promedio de 7 horas al día en la propia ganadería o tratando temas relacionados con ella. «Estas estancias tienen que servir para ahondar en un programa formativo que pueda resultar de interés para los participantes», explican desde Agaca. Así, se aborda una amplia variedad de temáticas en función del área de producción. Se abarcan cuestiones como la mecanización y el empleo de tecnologías, el uso y gestión que se hace del agua, el manejo del cultivo o el suelo, la sanidad vegetal, la alimentación y bienestar de los animales, la recuperación de razas autóctonas, la incorporación de prácticas sostenibles así como la gestión de subprodutos o residuos, entre otras. En definitiva, se trata de conocer la explotación o ganadería desde todos los prismas.

Otra de las maneras de participar en este programa es como granja o explotación modelo, de manera que se acoja la visita de los participantes. Se buscan ganaderías que destaquen por su manera de afrontar alguno de los retos que se presentan a día de hoy al sector, de forma que sirvan de inspiración para los nuevos ganaderos o agricultores que están comenzando su experiencia profesional. Cada ganadería puede acoger entre 1 y 5 jóvenes en estancias formativas y debe estar vinculada a la cooperativa, que será quien gestiona su participación en el programa.

Los participantes en el programa reciben una compensación económica para hacer frente a los gastos derivados de la estancia formativa en otra ganadería

Tanto la granja que recibe la visita como los participantes de las estancias reciben una compensación económica para afrontar los gastos que derivan de estos intercambios. «La bolsa económica permite cubrir los gastos del viaje hasta la granja, el alojamiento y la manutención durante los días que se prolonga», explican desde Agaca.

«Aún hay poca voluntad por participar en estancias fuera del país, a los productores gallegos les cuesta más dar el paso para marcharse a otra granja que abrir la suya para recibir visitas», reconoce Mougán. Sin embargo, cada vez hay más gente joven del sector que busca también este tipo de experiencias formativas. «En países como Francia es obligatorio que los ganaderos jóvenes realicen estas estancias para conocer de buena tinta cómo es el trabajo en distintas granjas y desde Agaca vamos a seguir apostando por este tipo de iniciativas», apunta. La barrera del idioma aún es determinante para frenar la popularización de estas visitas internacionales.

A experiencia del LeadFarm

Otro de los programas de intercambio de experiencias profesionales en los que Agaca participó recientemente es el LeadFarm, una iniciativa que pone en contacto a ganaderos de distintos países y que procura fortalecer la relación de los nuevos ganaderos con las cooperativas como una herramienta para garantizar el relevo generacional en el campo. Este proyecto agrupa a cinco organizaciones de otros tantos estados miembros de la Unión Europea: dos del sur de Europa (España y Francia), uno de Europa del Este (Letonia) y dos del norte de Europa (Irlanda y Suecia).

Galicia formó parte de algunos de los últimos intercambios coordinados desde Agaca y realizados en el marco de este proyecto. Así, en febrero de 2019 ganaderos gallegos visitaron en Francia distintas ganaderías donde el relevo generacional está garantizado. También conocieron propuestas de digitalización y ejemplos prácticos de ecorresponsabilidad de mano de un restaurante en pleno centro de París.

Proyectos como el LeadFarm han permitido ya a jóvenes gallegos conocer de primera mano iniciativas en distintos países de la Unión Europea 

La segunda parte del intercambio se produjo unos meses después, en junio de ese mismo año, con una visita de ganaderos de Irlanda, Letonia y Francia donde conocieron proyectos de cooperativas vitivinícolas como Pazo Baión, de la Cooperativa Condes de Albarei o de la cooperativa Horsal, donde buena parte de sus socios son gente joven. La estancia en Galicia incluyó también encuentros con representantes de Ternera Gallega o visitas a granjas como la ganadería de vacuno de leche en intensivo, SAT O Chope, de Silleda (Pontevedra). En estos momentos, desde Agaca están trabajando ya para una nueva edición del LeadFarm 5.0 que permita nuevos encuentros entre profesionales.

Al margen de este programa, en el encuentro online también se animó a los jóvenes productores a participar en la Comisión Estatal de Juventud Cooperativa de la Confederación de Cooperativas Agroalimentaciónas de España. «Es un grupo de trabajo en el que se organizan actividades pensadas para los jóvenes del sector y que sirve también como un punto de encuentro», explican desde Agaca. De hecho, en cuanto la situación sanitaria por la pandemia del Covid-19 lo permita, está previsto celebrar nuevos encuentros de jóvenes profesionales del campo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información