El gorgojo, ¿una amenaza para el eucalipto que está bajo control?

El sector y la Xunta continúan con las sueltas de parásitos, al menos una vez al año, para mantener controlada la plaga por medio de la lucha biológica. Los esfuerzos se centran en conseguir una bioproducción que cubra la demanda y a precios más reducidos

Publicidade
El gorgojo, ¿una amenaza para el eucalipto que está bajo control?

«El gorgojo del eucalipto ha venido para quedarse. Es una plaga con la que tenemos que convivir», coinciden en señalar tanto asociaciones forestales como empresas y Administración. A día de hoy, también es bastante unánime la opinión de que la lucha biológica, mediante la suelta del parasito Anaphes nitens, está siendo una de las mejores opciones para combatir el avance del Gonipterus platensis Marelli, principal plaga del eucalipto globulus.

«Las medidas para controlar la plaga están mucho más monitorizas y sistematizadas que hace unos años y el impacto real que está teniendo la plaga sobre los eucaliptales es mucho más reducido que hace 8 o 10 años, cuando los daños eran terribles», indica el presidente de la Asociación Sectorial Forestal Gallega (Asefoga), Jacobo Feijoo.

«Sí se continúa con el nivel de sueltas de los últimos años, parece que la plaga se está manteniendo controlada»: Francisco Dans, director de la Asociación Forestal de Galicia

Con el comienzo de la primavera, llega también una de las épocas en las que se llevan a cabo sueltas en las principales zonas afectadas por la plaga, aunque dependiendo de la incidencia de gorgojo que se detecte, estos trabajos pueden comenzar ya en el mes de febrero y comienzos de marzo. Desde la Consellería de Medio Rural están ya con las primeras sueltas de Anaphes, en cuanto se detecten en el monte las puestas del Gonipterus.

«Sí se mantiene el nivel de sueltas de los últimos años, realizadas tanto por la Consellería de Medio Rural como por otras entidades parece que la plaga se está manteniendo controlada», indica Francisco Dans, director de la Asociación Forestal de Galicia.

Tanto en el 2019 como en estos primeros meses del 2020, no hubo grandes defoliaciones en Galicia

Los datos facilitados por la Xunta con respeto al año pasado y a estos primeros meses del 2020 apuntan a una incidencia moderada de la plaga en Galicia. «Tanto el año pasado como en estos primeros meses no hemos tenido grandes defoliaciones en las plantaciones gallegas», explica Joaquín Martel Muñoz-Cobos, jefe del Servicio de Salud y Vitalidad del Monte de la Consellería de Medio Rural.

Sin embargo, pese a la reducción de daños que se detectó en los últimos tiempos, siguen produciéndose brotes esporádicos de gorgojo en determinadas zonas. «En los últimos años observamos que hay una mayor afección de la zona más septentrional de Galicia, desde el Ulla hacia el norte, la zona de Ortegal y de la Mariña lucense», indica Francisco Dans. A veces, los daños incluso se localizan en puntos muy concretos y de forma puntual. «Hemos detectado daños puntuales, incluso en comarcas donde la plaga está controlada aparecen montes afectados», apunta Feijoo.

colocacion-bolsas-anaphes-contra-gorgojo-eucalipto-

Bolsas con ootecas parasitadas con Anaphes nitens. // Grupo operativo Gossge.

Las sueltas

Este año, desde la Xunta se volverán a colocar unas 10.000 bolsas de ootecas parasitadas por Anaphes. Cada una de ellas cuenta con unas 50 ootecas parasitadas que se colocan en 4.000 puntos de suelta, distribuidos por toda Galicia.

En función del comportamiento de la plaga, la Administración tiene delimitadas 4 zonas diferenciadas en Galicia: la Mariña lucense, la zona norte de A Coruña, el resto de la provincia de A Coruña y Pontevedra. «Este año no hemos tenido mucha incidencia de la plaga en ninguna de estas zonas. Tuvimos algunos avisos desde la zona norte de A Coruña, pero nosotros en nuestros inventarios no detectamos problemas por el momento», concreta Martel.

Tanto al comienzo de este año, como durante el 2019, no se detectaron importantes daños por el gorgojo en las plantaciones de eucalipto globulus en Galicia. «Sí se mantienen las condiciones meteorológicas similares a las del año pasado, todo apunta a que tampoco tendremos muchos daños este año, aunque la evolución de las condiciones climáticas es determinantes para la plaga», detalla Martel.

Este año la Xunta colocará 10.000 bolsas de ootecas en 4.000 puntos de suelta distribuidos por toda Galicia

Además de los puntos de suelta, la Xunta cuenta con 174 parcelas, en las que tienen dispuesta una malla, que les permite llevar un control de la evolución de la plaga. Con estos puntos de control, 122 de ellos establecidos en zonas prioritarias, también evalúan el porcentaje de ootecas, los sacos de huevos, que están parasitados tras la suelta de anaphes. Las parcelas funcionan asimismo como inventarios que les ayudan para determinar el momento ideal de la colocación de las ootecas parasitadas.

Aunque la Xunta sigue a ser quien lidera la lucha biológica contra el gorgojo en Galicia, en los últimos años se realizaron sueltas por parte de empresas como Ence, entidades como la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel) e incluso comienza a ser una opción para comunidades de montes.

En el marco del proyecto Gossge se realizan sueltas en unas 6.600 hectáreas de montes gallegos, asturianos y cántabros

En el marco del proyecto Gossge, Grupo Operativo Gonipterus, se llevaron a cabo en el último año sueltas en 4.400 hectáreas repartidas entre Galicia, Asturias y Cantabria; las tres comunidades implicadas en el proyecto. Esta primavera, han previsto realizar sueltas en 2.200 hectáreas, buena parte de ellas en la comunidad gallega. En concreto, harán sueltas en 1.300 hectáreas de eucaliptales gallegos, en 600 hectáreas de montes de Cantabria y en otras 300 hectáreas de plantaciones asturianas. «Aunque el proyecto abarca la cornisa cantábrica, se está haciendo un importante esfuerzo en Galicia, ya que es la que tiene mayor cantidad de plantaciones de eucalipto», explica José Causí, director forestal de Aspapel.

Garantizar la bioprodución

En estos momentos, una de las preocupaciones desde el secto es garantizar y optimizar la bioproducción de Anaphes nitens para poder llevar a cabo medidas de control biológico conjuntas a las que realiza la Administración.

«La capacidad de la Xunta para asumir la lucha biológica contra el gorgojo es limitada, ya que el número de hectáreas de eucalipto en Galicia es superior al que abarcan desde la Administración», recuerda Francisco Gómez, ingeniero técnico y responsable técnico en la empresa Toxo, servicios agroforestales y medioambientais, que comenzó recientemente a producir ootecas parasitadas de Anaphes nitens.

«Hemos detectado que hay interés en disponer de anaphes por parte de comunidades de montes»: Francisco Gómez, ingeniero técnico

Por el momento, en esta empresa de A Baña (A Coruña), que comenzó a especializarse en la lucha biológica hace poco más de un año, cada semana producen ootecas para parasitar unas 30 hectáreas. «Aunque llevamos poco tiempo con esta producción, detectamos que hay interés en disponer de anaphes por parte de comunidades de montes, porque ya se demostró que se consigue reducir mucho las pérdidas», explican desde Toxo.

La bioprodución de Anaphes nitens es uno de los ejes del proyecto Gossge, en el que están implicados tanto la Xunta como distintas entidades del sector tales como Aspapel, la Asociación Forestal de Galicia, Asefoga o distintas empresas forestales como Ence, que se está encargando de proporcionar esta bioprodución.

En las investigaciones del proyecto Gossge, Ence determinó que una luz difusa contribuye a la cría y conservación de anaphes

A la par de la producción del parásito, en el proyecto Gossge también están probando técnicas para optimizar el proceso. «En estas investigaciones hemos visto como pequeños cambios, como la cría de los anaphes con una luz difusa, puede suponer importantes mejoras», apunta Causí. También desarrollaron nuevas bolsas de papel y de materiales biodegradables para la colocación de las ootecas parasitadas. Además, continúan realizando estudios para intentar prolongar el ciclo de vida de los huevos parasitados y multiplicar la capacidad de parasitación del anaphes contra la plaga.

El precio de la lucha biológica

Gorgojo del eucalipto.

Gorgojo del eucalipto.

Una de las limitaciones que tiene la lucha biológica contra el gorgojo está siendo el precio. Aunque hay variaciones, el precio de las bolsas de ootecas se sitúa entre los 45 y los 65 euros por hectárea. «Las plantaciones de eucalipto se asemejan cada vez más a un cultivo agrario, por las limitaciones de la superficie disponible lo que obliga a hacer un cuidado de ellas para que sean rentables, y la lucha biológica comienza a verse como un tratamiento para conseguir esa productividad», explica Francisco Gómez.

Consiguieron reducir los costes de producción de las bolsas de ootecas

Aunque la época de mayor incidencia del gorgojo es la primavera, los especialistas recomiendan tener vigiladas las plantaciones y valorar una segunda suelta durante el otoño.

En el proyecto Gossge también están centrando esfuerzos para reducir estos costes para que sean más accesibles para los propietarios. En los últimos trabajos han consiguido reducir los gastos casi a una octava parte y el precio se sitúa entre los 8 y los 12 euros.

Coordinar esfuerzos

Al margen de las mejoras prácticas que el proyecto Gossge está consiguiendo, otro de los objetivos del grupo de trabajo es la coordinación entre entidades en la lucha contra el gorgojo. «Es muy importante unificar criterios y generar protocolos de actuación en conjunto frente a la plaga», comenta Martel. Una opinión que comparten otros socios del proyecto como Aspapel, Asefoga o la Asociación Forestal de Galicia.

«Es importante unificar criterios y generar protocolos frente a la plaga»: Joaquín Martel Muñoz-Cobos, jefe del Servicio de Salud y Vitalidad del Monte

En esta línea están realizando prospecciones y mediciones del avance de la plaga empleando nuevas tecnologías como el uso de drones para el control de daños. «Por el momento tenemos que seguir trabajando porque los datos que obtuvimos con los drones aún tienen cierta distorsión, pero es muy importante conseguir un método rápido, objetivo y barato que nos aporte información sobre el estado de la plaga», reconoce Causí desde Aspapel.

Precisamente, los escasos daños detectados en los últimos meses en Galicia está ralentizando nuevas mediciones. Además, el uso de drones también se baraja como método de aplicación de tratamientos de forma selectiva, al igual que continúan las investigaciones para incorporar 3 nuevos productos respetuosos con el medio ambiente para el tratamiento del gorgojo. «No podemos esperar a que las restricciones del 2030 en los tratamientos nos dejen sin ninguna otra herramienta para el tratamiento del gorgojo en los casos más graves», indica Causí.

Valoran el uso de otros parásitos con mayor tasa de supervivencia invernal y la creación de alertas sanitarias

En el proyecto Gossge también se contempla la creación de sistemas de alertas sanitarias para mejorar el control sobre el gorgojo. «Sería muy positivo poder disponer de alertas sanitarias, al igual que se emplean en otros sectores como la viticultura, para que las acciones tengan una mayor eficacia», apunta Jacobo Feijoo.

Al mismo tiempo, en el proyecto también se está priorizando la eficacia en la gestión de los datos para centrar esfuerzos en aquellos parámetros que puedan resultar de mayor utilidad contra la plaga. «Es muy necesario seguir haciendo inversiones en I+D+i para poder anticiparnos a la evolución de la plaga», reivindica Francisco Dans.

El empleo de otras variedades de parásitos como el Anaphes tasmaniae, procedente de Tasmania (Australia) y con una mayor tasa de supervivencia invernal que el nitens, es otra de las líneas en las que se está trabajando. Sin embargo, las investigaciones aún se encuentran en una fase inicial.

Recomendaciones ante el gorgojo

Otra de las líneas del proyecto Gossge es la difusión de conocimientos sobre el gorgojo entre los profesionales forestales. De hecho, distintas organizaciones forestales gallegas tenían programadas actividades formativas en el monte para la primavera, que se vieron interrumpidas por la pandemia del coronavirus y las limitaciones de movimiento decretadas por el estado de alarma.

Julio Ruiz Cagigal ingeniero técnico forestal y técnico en la Asociación Forestal de Galicia, aporta algunas recomendaciones claves a tener en contra por los propietarios forestales frente al gorgojo:

Reconocer la plaga. «Lo más importante es saber identificar los daños que causa el gorgojo en el árbol para poder actuar», explica Julio. Así, es fundamental no confundir las defoliacións que causa el gorgojo, en sus diferentes fases, con otros depredadores.

Cuando los daños se producen en la ramas más altas resulta más complicado identificarlos. Incluso pueden confundirse los daños con los nuevos brotes y hojas. «Con un poco de práctica llega a diferenciarse bien la presencia de gorgojo», explica.

Valorar la afección de la plantación. Una vez constados daños por el gonipterus hace falta realizar una valoración del grado de afección. Es recomendable optar por los servicios de personal técnico que pueda recomendar los pasos a seguir en función de los daños y de la cantidad de insecto que haya. Los profesionales se encargan de estimar las bolsas de ootecas parasitadas que se precisan para la superficie afectada.

-Escoger el mejor momento para las sueltas. Una de las claves para conseguir una mayor eficacia en el tratamiento del gorgojo es determinar el momento más adecuado para la suelta. Aunque se suele hacer en primavera, es preciso tener la certeza de que hay presencia de gorgojo en la plantación, ya que sino los anaphes no sobrevivirán al no tener huevos que parasitar.

Colocación de las bolsas. A la hora de colocar las bolsas de ootecas parasitadas de Anaphes nitens es fundamental su disposición en la parcela. Una de las recomendaciones es situarlas próximas a caminos o zonas de paso o cortafuegos. También se deben colocar en árboles jóvenes, que no tengan más de 7 o 8 años.

Los expertos aconsejan que se hagan las sueltas en días soleados, para evitar daños en las propias bolsas antes de que eclosionen los Anaphes. Además, es preferible que las bolsas se coloquen en zonas soleadas.

Tratamientos químicos, como último recurso. Aunque la lucha biológica con el parásito Anaphens nitens es un método más respetuoso con el medio ambiente que otros tratamientos fitosanitarios, en ocasiones, cuando los daños son muy elevados es preciso optar por una lucha integrada en la que se empleen medios químicos. En este caso, la aplicación debe hacerse por especialistas y en aquellos casos más graves.

-Consulta aquí el manual de actuación frente al gorgojo desarrollado en el proyecto Gossge. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información