Este año no habrá Semana Verde y la feria Galiforest se traslada a otoño

La situación actual de incertidumbre por el coronavirus ha llevado la organización a suspender el principal evento que se celebra anualmente en Silleda y a aplazar la sexta edición del certamen monográfico internacional sobre maquinaria y novedades en el sector forestal previsto para finales de junio

Publicidade
Unha edición anterior da Semana Verde

Una edición anterior de la Semana Verde

El coronavirus está trastocando los planes, la actividad y el programa de actos previsto para este año en el recinto ferial de Silleda. La Feira Internacional de Galicia ABANCA ha decidido no celebrar este año la 43 edición de la Semana Verde, prevista para principios del mes de junio, y aplazar a otoño la sexta edición de su monográfico forestal Galiforest, prevista entre el 25 y el 27 de junio de este año, debido a la alerta sanitaria generada por el Covid-19.

La Feria Internacional Semana Verde de Galicia es uno de los eventos centrales del calendario anual de la Feria de Silleda, que reúne a más de 100.000 visitantes e incluye eventos como Salimat o los concursos de razas autóctonas. La fecha prevista para la edición de este año era del 4 al 7 de junio pero la organización ha decidido no celebrarla y trasladar a 2021, concretamente entre el 3 y el 6 de junio, la próxima edición.

«Esta decisión está motivada por la situación de alerta sanitaria generada por el coronavirus, que supone que no sea conveniente su celebración este año por responsabilidad social y económica con todos los agentes que participan en el certamen, pero que servirá para centrar todos los esfuerzos en hacer una gran edición en 2021, un año muy importante por ser Xacobeo y cumplirse el 25 aniversario del recinto, y también para continuar con el importante crecimiento de las últimas ediciones», indican desde la Fundación Semana Verde.

Se preténdese que la edición de 2021, que coincide con el 25 aniversario del recinto ferial, sea un gran evento dentro del Xacobeo

El análisis de la situación realizada por los organizadores, a la que se sumó la opinión de la inmensa mayoría de expositores confirmados, determinaron que lo más adecuado es no celebrar la feria en 2020 y preparar esta gran edición de 2021. «La celebración de la Semana Verde en junio no es pertinente por la incertidumbre sobre la evolución a corto plazo de la pandemia, pero llevarla a cabo en otras fechas tampoco sería idóneo. Siendo una feria con un importante porcentaje de expositores y actividad situados en el exterior, no debería celebrarse más tarde de las primeras semanas de octubre para minimizar el posible impacto negativo del clima. Pero muchas empresas no confían en que la evolución de la pandemia pueda hacer que la sociedad recupere en esas fechas la normalidad necesaria para celebrar un evento que contó con 128.000 visitantes en 2019, siendo previsible que los asistentes sean en ese momento  reacios a acudir a un certamen con este volumen de visitantes», indican.

La situación económica actual afectaría a la presencia de muchos expositores y el miedo a posibles contagios limitaría la asistencia de numeroso público este año

Así, los expositores consideran que su participación se vería comprometida y no tomarían en todo caso la decisión de participar hasta el último momento, con las consecuencias que eso tendría a nivel organizativo y económico para la feria. Asimismo, muchos de los expositores trasladaron a la Fundación su inquietud por su situación futura a corto y medio plazo, debido a las diferentes medidas derivadas del Estado de Alarma y las consecuencias que estas les están ocasionando a nivel económico y laboral. Una situación por la que indican que no pueden garantizar su presencia en la feria si se celebrara en este ejercicio y que, de hacerlo, minimizarían considerablemente su inversión.

Saturación de eventos en el último cuatrimestre del año

Además, esta feria cuenta con unas fechas muy específicas en un calendario cada vez más concurrido, lo cual también es uno de los secretos de su éxito. En este sentido, su traslado a unas fechas que no son las suyas supondría entrar en competencia con grandes ferias de alimentación, turismo y caza que o bien se trasladaron ya al último cuatrimestre del año o que ya ocupaban estas fechas.

Esto traería consigo una pérdida adicional de expositores que tienen comprometida su participación en otro certamen en esas fechas o que no pueden asumir estar presentes en varios certámenes en tan poco margen de tiempo por aspectos económicos, logísticos u organizativos. La Fundación Semana Verde de Galicia seguirá trabajando sin embargo para que todos los eventos previstos en 2020 se celebren en el último cuatrimestre del año, a excepción de la feria Abanca Semana Verde.

Galiforest se traslada a otoño

Una de las demostraciones de una edición anterior de Galiforest

Una de las demostraciones de una edición anterior de Galiforest

El análisis de la situación realizado por la entidad ferial y la opinión de una amplia representación de los expositores confirmados en esta cita han determinado asimismo la decisión de posponer la feria Galiforest. La incertidumbre de cuál será la situación de esta alerta sanitaria en el mes de junio es un motivo esencial en este aplazamiento, al que se suma la situación que están viviendo en estos momentos las empresas en cuanto a adaptarse a las medidas económicas y empresariales derivadas de esta crisis y también la dificultad tanto para transportar ahora de otros países maquinaria que se expondría en la feria como para la asistencia por parte de profesionales internacionales.

Las empresas y entidades confirmadas han manifestado de forma generalizada que mantendrán su participación en las nuevas fechas del certamen, las cuales se decidirán próximamente junto con el comité organizador del mismo. Estas probablemente serán entre los meses de septiembre y octubre, al realizarse en el monte y, por tanto, en exterior. En su pasada edición Galiforest reunió a más de 5.000 personas.

En el aire cuándo retomará la actividad el mercado semanal de ganado

La primera consecuencia del avance de la pandemia sanitaria fue el aplazamiento de la feria Enerxétika 2020, que debería haberse celebrado del 26 al 28 de marzo, un certamen de energías renovables que en su última edición juntó a más de 6.000 personas. La Feria Internacional de Silleda fijará nuevas fechas con su comité organizador tan pronto la situación relativa a esta crisis sanitaria se normalice. Los expositores ya confirmados para esta tercera edición trasladaron también de forma generalizada a la organización la intención de mantener su participación en las nuevas fechas.

La siguiente damnificada, como consecuencia de la suspensión de actividades y actos públicos tanto por la declaración de alerta sanitaria por parte de la Xunta como del decreto de estado de alarma del Gobierno central ha sido la feria de ganado semanal que se celebra en las instalaciones de Silleda, que no se celebra desde el 10 marzo, cuando tuvo lugar el último mercado. No se podrá celebrar mientras no se levante el estado de alarma, vigente por ahora hasta el 26 de abril, pero el momento definitivo para retomar la actividad de los mercados se encuentra en el aire y la fecha del 26 de abril podría verse comprometida en función de la evolución de la situación sanitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información