Etiquetado del origen de la leche: obligatorio en Francia, voluntario en España

Francia acaba de anunciar que desde el 1 de enero de 2017 será obligatorio indicar en las etiquetas de los envases el país de origen de la leche. Medidas en la misma dirección de proteger la producción láctea nacional se han puesto en marcha en Italia o en Alemania. Sin embargo, el gobierno español sigue apostando porque sea de carácter voluntario.

Etiquetado del origen de la leche: obligatorio en Francia, voluntario en España

El etiquetado obligatorio en los briks y derivados lácteos del origen de la leche avanza con fuerza en la Unión Europea, una medida demandada por los consumidores como un derecho básico a la información y apoyada por los ganaderos como una forma de proteger sus producciones nacionales.

El último país en incorporarse ha sido Francia. La pasada semana, el ministro galo de Agricultura, Stéphane Le Foll anunció que la medida entrará en vigor el 1 de enero de 2017 tanto para la leche y los derivados lácteos como para la carne. En concreto, y a la espera de que a lo largo del verano se concrete la aplicación del decreto, la medida afectará a la leche y a la carne, así como a los productos elaborados que contengan al menos el 50% de estos dos alimentos. En el caso de la carne, habrá obligación de indicar el lugar de nacimiento del animal, el de cebo y del de sacrificio. Para la leche, será obligatorio en Francia indicar el país de recogida, y el de envasado y transformación.

“En Francia el etiquetado obligatorio del origen se extenderá a los productos con un mínimo de 50% de leche o de carne”

Después de las presiones del gobierno francés y de las asociaciones de productores, la medida recibió el visto bueno de la Comisión Europea pero con carácter experimental durante un período de 2 años. Y es que las autoridades comunitarias se vienen oponiendo a este tipo de etiquetado obligatorio escudándose en que encarecería los costes de producción y opinando que los consumidores europeos no estarían dispuestos a pagar más por esa información.

Una posición, la de la Comisión Europea, con la que se alía también el gobierno Español y gran parte de la industria y de la distribución. Así, en Acuerdo Lácteo firmado en Madrid el 23 de septiembre del pasado año, una de las medidas aprobadas contempla “promover la inclusión en los envases, de forma claramente visible y como menciones voluntarias, el origen del producto, en particular de la leche líquida, con el objeto de mejorar la información que se facilita al consumidor sobre el país origen de los productos lácteos”.

Un carácter voluntario que también defendió el Partido Popular para justificar su voto en contra el pasado 12 de mayo en el Parlamento Europeo de una resolución en la que se reclamaba el etiquetado obligatorio del país de origen de la carne y la leche en la UE. La iniciativa contaba con el aval de que el 84% de los ciudadanos de la UE ven necesario indicar el origen de la leche, según el Eurobarómetro de 2013.

La eurodiputada del PP, Pilar Ayuso, explicó la oposición de su partido argumentando que el etiquetado en origen iría contra las normas del mercado único, generaría mucha burocracia administrativa y supondría además un aumento de costes que repercutiría en el precio final que debe pagar el consumidor.

Finalmente la resolución fue aprobada por la Eurocámara, pero sin mayor trascendencia ya que es de carácter no vinculante.

Los productores y consumidores gallegos reclaman el etiquetado obligatorio del origen de la leche

Comisión Europea, gobiernos como el español y la gran industria y distribución se oponen a que el país de origen de la leche figure de forma obligatoria en los productos, una medida que apoyan decididamente asociaciones de consumidores y los ganaderos en el conjunto de la Unión Europea, y también en Galicia.

Unións Agrarias propone que se informe de forma obligatoria del origen incluyendo la bandera de España en el producto

Así, Roberto García, secretario general de Unións Agrarias (UUAA), demanda “la identificación obligatoria del origen en la leche en todos los productos lácteos con más del 50% de contenido en leche (zumos, quesos, postres lácteos…etc)”. “Simplemente identificarlos a través de la bandera de España, lo cual no supondría costes a mayores como esgrimen desde parte de la industria y de la distribución”, añade.

 “No es de recibo que no se haga en España, un país deficitario en producción y donde se machaca a los ganaderos”

En cuanto a la postura del Gobierno Español, Roberto García, critica que “se posicionó con la parte más fuerte: con la industria que es ambigua al respecto y con la gran distribución, mucha de ella francesa y alemana, que está a favor de que sea voluntario”.

Roberto García, cuya organización Unións Agrarias-UPA, si firmó el Acuerdo Lácteo, anuncia que trasladará estas demandas a la reunión de seguimiento del acuerdo lácteo prevista para el próximo día 21 en Madrid.

“Los países excedentarios de Europa protegen a sus producciones: ¿Por qué no en España?”

Por su parte, Isabel Vilalba, secretaria general del Sindicato Labrego Galego, aboga también por un etiquetado obligatorio del origen de la leche, una propuesta que defienden desde hace tiempo, y que “no solo sería cumplir un derecho básico de los consumidores, sino que también protegería la producción propia frente a la importación de leche y productos lácteos a bajo precio de los países excedentarios” como Francia o Alemania.

Como medidas proteccionistas que ya se han puesto en marcha en esos países, Isabel Vilalba cita el fomento del consumo de leche pasteurizada, como forma de garantizar que sea de producción nacional, al aguantar menos el transporte y el almacenamiento. “O en Italia -asegura- se ha primado la elaboración de yogures y postres lácteos con leche fermentada, para que no se utilice leche en polvo importada”.

“No etiquetar de forma obligatoria el origen de la leche es volver al oscurantismo y apoyar los intereses de las grandes multinacionales que comercian con la leche en polvo”, concluye.

Unión de Consumidores de Galicia: “Solo se protegen los derechos de los consumidores con un etiquetado obligatorio”

¿Y que opinan los consumidores? Miguel López Crespo, secretario general de la Unión de Consumidores de Galicia (UCGAL), recuerda que “conocer el origen de la leche es un derecho fundamental de los consumidores”. En este sentido, subraya que “eso solo se puede conseguir con un etiquetado obligatorio del origen de la leche”.

El secretario general de UCGAL recuerda que “la política de defensa de los consumidores es una de las grandes líneas de actuación de la Comisión Europea”.

Sin embargo, critica que “en el caso de los productos del sector primario, como la leche, y con la excusa de que un etiquetado obligatorio del origen encarecería los costes, la Comisión prefiere ponerse de lado de los intereses de las grandes empresas y de los grandes lobbies y no de parte de los consumidores”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información