Europa prosigue la demanda por la no declaración de zonas vulnerables a nitratos en Galicia y en otras 6 comunidades

La Comisión considera que Galicia tenía que haber designado al menos una zona vulnerable a nitratos en A Limia, dada la afección de las aguas que se percibe en el embalse de As Conchas

Publicidade
Europa prosigue la demanda por la no declaración de zonas vulnerables a nitratos en Galicia y en otras 6 comunidades

Comarca de A Limia. / Archivo.

La decisión adoptada por la Comisión Europea en diciembre del 2021 de iniciar un procedimiento de infracción contra España por la gestión de los nitratos agrícolas continúa adelante. El Diario Oficial de la Unión Europea acaba de publicar la demanda de la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia de la UE. En la demanda, la Comisión Europea subraya lo ya advertido, Galicia y otras 6 comunidades tenían que haber designado nuevas zonas vulnerables a nitratos, y además se tenía que haber mejorado la gestión de las zonas ya designadas en otras 6 comunidades.

El proceso contra España arrancó en el 2018, cuando la Comisión Europea le hizo al Gobierno español una solicitud de información sobre la gestión de los nitratos agrícolas. En el 2020, la Comisión, descontenta con las explicaciones españolas, decidió seguir adelante con el caso y emitió un dictamen en el que listaba las zonas con incumplimientos en las que consideraba que eran necesarias medidas.

En el caso de Galicia, las afecciones se centraban principalmente en el embalse de As Conchas (río Limia) y en las aguas de escorrentía correspondientes. La Comisión entendía que era precisa la declaración de una zona vulnerable a nitratos en A Limia, así como nuevas zonas en otras 5 comunidades españolas.

El actual mapa de zonas vulnerables a nitratos en España deja solo libres en la actualidad a Asturias, Cantabria y Galicia. En Asturias y Cantabria, la Comisión se dio por satisfecha con las explicaciones de los respectivos gobiernos autonómicos y considera que no es precisa la declaración de zonas vulnerables, pero en el caso gallego no es así.

Mapa de zonas vulnerables a nitratos en España.

Mapa de zonas vulnerables a nitratos en España.

Tras el dictamen del 2020, Europa le dio un plazo a España para actuar, pero la reacción española fue vista cómo insuficiente en Bruselas. Así, la Comisión Europea anunciaba en diciembre del 2021 que abriría un procedimiento de infracción ante el Tribunal de Justicia de la UE.

En los últimos meses, el Ministerio de Transición Ecológica avanzó en la adopción de medidas, pues en mayo de este año hizo pública una actualización del mapa de las aguas afectadas por nitratos y fosfatos de origen agroganadero. Entre esas zonas ya figura la comarca de A Limia, lo que le deja a la Xunta un plazo máximo de tres años para la declaración de una zona vulnerable a nitratos en la comarca ourensana.

Con todo, el procedimiento de infracción iniciado por Europa continuó adelante y este verano se formalizó la presentación del mismo ante el Tribunal de Justicia de la UE, como recoge esta semana el Diario Oficial de la Unión Europea.

Plan de acción en zonas vulnerables a nitratos
Con la futura declaración de una zona vulnerable a nitratos en A Limia, se establecerá previsiblemente un registro estricto de las aplicaciones de purines y abonos en las parcelas agrícolas, así como de la salida de purines de las granjas y de su destino.

En los primeros años de la zona vulnerable, la legislación establece que la carga máxima de nitratos será de 210 Kg. por hectárea y que posteriormente pasará a 170 Kg. Solo se autorizarán cargas mayores en el caso de cultivos que exijan justificadamente mayor aporte de nitrógeno o por excesivo lavado de las precipitaciones.

Queda por ver también si la Xunta decide limitaciones sobre el establecimiento de nuevas granjas o ampliación de las ya existentes. En Cataluña, por ejemplo, la Generalitat tiene prohibida la instalación de nuevas granjas de cerdos en 66 ayuntamientos, así como la limitación del tamaño de las granjas de vacuno a 600 cabezas.

La cuestión de las plantas de biogás
Una de las herramientas que se está planteando para la gestión de los purines en Galicia es la de las macroplantas de biogás, como la proyectada para Cerceda. En el caso de A Limia, Coren tenía una planta de cogeneración eléctrica alimentada por los purines que estuvo operativa entre el 2007 y el 2014. En el 2019, Coren había anunciado la inminente reapertura de la planta, pero por el momento nada más se volvió a saber de aquella intención.

Desde el sector agrario se señala en todo caso que la planta de Sarreaus carece de la capacidad suficiente para procesar un volumen significativo de purines. Otro problema es la gestión del digestato sólido -que puede volver al campo como abono- y de la parte líquida tras el procesado de los purines en las plantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información