Examen para las organizaciones de productores en los nuevos contratos de la leche

La negociación de los acuerdos anuales entre granjas e industrias, que se tiene que abordar este otoño, permitirá comprobar si se implanta una cultura del diálogo en el sector

Examen para las organizaciones de productores en los nuevos contratos de la leche

Las organizaciones de productores (OPs) de leche se crearon a partir del 2012 con el objetivo de aglutinar a las granjas para negociar en conjunto con la industria. En Europa tuvieron cierto éxito en países como Alemania o Francia, pero en Galicia y en el resto de España, las experiencias se saldaron hasta ahora con un rotundo fracaso. Las industrias lácteas siempre se negaron a negociar con las OPs, una cuestión que en teoría debería cambiar ahora, pues la reforma del Paquete Lácteo aprobada este año obliga a las empresas a sentarse con las organizaciones de productores, quedando prohibido que le ofrezcan contratos individuales a las granjas socias de OPs.

El resultado del cambio de la normativa se comprobará este otoño, cuando haya que afrontar la renovación de los contratos anuales entre ganaderías e industrias. El 86% de las granjas gallegas tiene suscritos con las empresas lácteas acuerdos anuales, que vencen mayoritariamente en los primeros meses del 2020. Dado que las industrias tienen que entregar una oferta de nuevo contrato con dos meses de antelación, se espera que en las próximas semanas arranque el proceso.

Cierre de Aprolact
En Galicia, hasta ahora existían dos organizaciones de productores, Ulega, ligada a Unións Agrarias, y Aprolact, creada por las cooperativas. Juntas aglutinaban alrededor del 40% de los productores de Galicia, si bien nunca tuvieron capacidad de negociación real con las industrias. Esa situación llevó este otoño a que Aprolact haya decidido suspender su actividad, a pesar del cambio normativo que en teoría podía proporcionarle mayor operatividad.

Así las cosas, la única OP ahora existente en Galicia es Ulega, que cuenta con más de 1.800 granjas y con alrededor de un 25% de la leche producida en la comunidad. Desde Unións Agrarias tienen prevista la constitución de comités negociadores conformados por los propios ganaderos para abordar el diálogo con las industrias. Por el momento, en Ulega sólo tuvieron confirmación del interés de algunas pequeñas industrias por sentarse a negociar, si bien las grandes firmas del sector guardan silencio.

Perspectivas
El momento de relativa estabilidad que atraviesa el mercado lácteo es interpretado desde el sector como un buen momento para implantar la cultura de negociación. Una nueva negativa de las industrias al diálogo pondría además otra vez el foco en sus prácticas, tras la reciente multa dictada por Competencia contra las industrias lácteas por pactar precios de la leche entre ellas.

Las incógnitas se centran precisamente en las grandes industrias multadas este verano por Competencia, como la francesa Lactalis – Puleva, con dos plantas en la comunidad (Lugo y Vilalba); o la asturiana Capsa, una sociedad de base ganadera (Clas) que en Galicia es propietaria de las dos plantas de Larsa (Outeiro de Rei y Vilagarcía).

Paralelamente a las negociaciones que pueda emprender Ulega, las cooperativas primero compradoras de leche abordarán también por su cuenta las correspondientes conversaciones con las industrias, aunque de una manera individual y sin el paraguas de Aprolact.

Cambios futuros
De cara al futuro, si el Ministerio reduce la exigencia de un mínimo de 200.000 toneladas de leche para crear una OP, es posible que en Galicia surjan nuevos proyectos, tanto desde la parte cooperativa como desde granjas independientes. «Quizás fuera interesante crear OPs más pequeñas, que además podrían estar asociadas entre ellas, tanto para negociar como para tener capacidad operativa de retirar leche del mercado en fases de crisis» -valora Higinio Mougán, de la Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias-. «Lo que las cooperativas tienen claro es que el actual funcionamiento de las OPs no es eficaz y se decidió cancelar Aprolact, en lugar de continuar con ella sin que tuviera una operatividad real».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información